Tiempo en Capital Federal

24° Max 18° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 64%
Viento: Sureste 27km/h
  • Sábado 4 de Diciembre
    Cubierto con lluvias19°   23°
  • Domingo 5 de Diciembre
    Parcialmente nuboso con lluvias19°   22°
  • Lunes 6 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 03/12/2021 15:30:19
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Sexo urbano: desencuentros en la sexta década. Por J. C. Kusnetzoff

La complejidad de construir una nueva pareja cuando se tiene 60 años.

Por juan-carlos-kuznetzoff
Email This Page

Existen hombres solteros, todavía buenos mozos y bien aspectados, con entradas económicas interesantes, que tienen romances de escasa duración, con mujeres con 20 o 30 años menos que ellos. Son libres. Pueden disponer de tiempo para estudiar o viajar a Europa. Son hombres que pasan por momentos muy sensibles y suelen emocionarse y hasta llorar, cuando escuchan un fragmento de música que toca esa escondida pero presente cuerda de sensibilidad.

Se tropezaron, últimamente, con mujeres adultas, posmenopáusicas, que los rechazaron. Les enseñaron,
por vez primera, qué cosa era eso que llaman amor. Ellas se encuentran enamoradas de hombres profesionales, buenos
mozos casi quince años menores que ellos.

Ellas dejaron al hombre de sesenta y pocos años, solterones empedernidos, para noviar con hombres mucho más jóvenes.

La creencia general es que son los hombres de la llamada mediana edad los que abandonan relaciones. Las mujeres también lo hacen, luego de los cuarenta y cinco años. Se supone, también, que para los hombres es mucho más fácil sustituir una mujer en sus vidas. El hombre tolera muy mal la soledad o la ausencia. Es tan así, que muchos viudos intentar reemplazar la mujer ausente con una rapidez incompatible con el tiempo mínimo para hacer el duelo correspondiente a la muerte o desaparición de la mujer con la que han compartido dos o tres décadas de vida en común.

Los hombres adultos se quejan de que «ellas no quieren compromisos». Son los hombres que desean la mujer de la etapa anterior: una mujer dedicada ciento por ciento a ellos, que viajará con él y que lo esperará todas las noches, con la comida caliente. Ignoran estos hombres, que las mujeres ahora estarán ocupadas en sus propios menesteres, en completar desarrollos intelectuales, suspendidos hace años, y que están en expansión.

Pocas son las mujeres en estas edades que den escasa atención a sus nietos, o abandonen actividades profesionales, y que estén dispuestas a organizar la vida de otra persona, de convertirse en agente de viajes o, directamente, en enfermera de algún hombre que lo necesite.

Las mujeres suelen mostrarse interesadas en el perfil profesional del hombre que buscan: médico, abogado, dentista y, cuando lo encuentran, caen en la cuenta de que son muy ingenuos, y de que ese perfil es totalmente contrario a lo que ellas aspiran.

Y ahora, dos palabras relativas a la vida sexual. Estos hombres, generalmente viudos o divorciados recientemente, estuvieron acostumbrados durante décadas a ser honestamente fieles. Si a esta característica sumamos el impacto emocional de la pérdida reciente que sufrieron,
no es extraña la aparición de problemas sexuales. Aunque ellos juren no haberles sucedido nunca, la falta de erección o la eyaculación precoz (y tienen razón), no se toma en cuenta por parte de las nuevas mujeres en su vida, estos aspectos causales.

El reproche habitual de estas mujeres, ignorantes
de la psicología y psicofisiología sexual, es: «¡No te gusto!», «¡Estás pensando todo el tiempo en la otra!» No hace falta ser muy sabio, para anticipar, cómo termina esta relación.

A medida que envejecemos, todos, absolutamente todos, nos volvemos exigentes. Pretendemos lo mejor. Olvidamos el sabio refrán español: «Lo mejor es enemigo de lo bueno».
Muchas personas no entienden esto, y dejan pasar
oportunidades estupendas. Les cabe un diagnóstico:
están enfermas de expectativas.

DZ/LR

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario