Tiempo en Capital Federal

24° Max 16° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 46%
Viento: Sureste 32km/h
  • Sábado 5 de Diciembre
    Despejado15°   22°
  • Domingo 6 de Diciembre
    Despejado17°   23°
  • Lunes 7 de Diciembre
    Despejado18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Sexo urbano: cuando él engaña

¿Es posible perdonar una infidelidad y mantener una relación?

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page

Alberto tuvo relaciones sexuales con su se­cretaria Mariana (ambos nombres son ficticios). Eso fue hace dos o tres años atrás. No duró mucho tiempo el «affai­re», tal vez, tres meses. Obviamente, se mantuvo en secreto, hasta que -como siempre ocurre- una infi­dencia pone en evidencia el hecho.

La esposa queda destrozada, deprimida, pero tiene hijos y no quiere abandonar el hogar que por tanto tiempo cul­tivó con mucho amor y esfuerzo personal. La ca­beza de esta mu­jer oscila constan­temente entre el perdón y el recha­zo agresivo.

Ella necesita, imperiosamen­te, oír que el ma­rido pida perdón, reconozca la falta y explique -si sabe- las razones y cir­cunstancias que motivaron su conducta infiel.

La sociedad matrimonial es -ni más ni menos- una so­ciedad. Quiere esto decir, no se toleran transgresio­nes que vayan en contra del contrato firmado años antes. Es una amenaza a la sociedad instituida. Y que, lógicamente, produce consecuencias.

La trasgresión horada la confianza que toda so­ciedad alienta en su formación y su continuidad. Ahora, la transgresión pone en peligro la existencia de la sociedad misma.

A esta mujer la «estafaron». Ya no puede confiar como antes. Destrozaron su ilusión y sus sueños. La protección que sentía por parte de su marido ahora ha caído a cero.
Muchas alternativas y vicisitudes pueden abrirse ahora, frente a la prueba de la infidelidad. ¿La ama? ¿Ama a otra mujer? ¿Cómo darse cuenta?

Es importante saber que el asunto es doloroso pero que no todo está perdido. Un consejo: compre un cuaderno y anote minuciosamente todas las vir­tudes que la relación tiene y cuáles se han violado. Sea honesta y diga cuáles pactos fueron impuestos y cuáles se han acordado mutuamente. Pregúntese si esas reglas o acuerdos fueron realistas y razona­bles: si siguen es­tando vigentes y si está dispuesta a modificarlos. Lo segundo es pen­sar si el daño que le han provoca­do lo siente como algo imposible de superar o si ve al­guna posibilidad de superación en el futuro. Es tam­bién momento de pensar: «¿Cuánto tiempo necesitaré para poder perdonar?».

Con mucha calma y ra­cionalmente, busque un lu­gar fuera de su casa para ha­blar todos estos puntos con su marido. Explique su do­lor y repase con él todos los ítems anotados. No se excluya y sea autocrítica, buscando que le diga los problemas, los defectos o imperfecciones suyas, por las cuales él buscó a otra persona, si es que ése es el caso. Sólo así podrá llegar a la conciliación y al perdón anhelado.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario