Tiempo en Capital Federal

16° Max 9° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 42%
Viento: Noroeste 20km/h
  • Miércoles 17 de Agosto
    Cubierto con lluvias10°   14°
  • Jueves 18 de Agosto
    Despejado  12°
  • Viernes 19 de Agosto
    Despejado  15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 16/08/2022 15:39:23
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Sexo urbano: Contame tu fantasía y te diré quién eres

Imaginar y jugar son dos claves para el buen sexo.

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page

Las fantasías son un medio -generalmente muy eficaz- de estimulación que intensifica la excitabilidad sexual. A veces pueden ser fantasías de autoestimulación y en otras ocasiones se expresan para estimular a la otra persona. Pero por sobre todo, son una manera relativamente fácil de luchar contra la monotonía de las relaciones, en particular, cuando la relación lleva mucho tiempo.

La variedad de fantasías, su estructura y desarrollo son similares a las que hombres y mujeres exponen imaginativamente durante la masturbación. Algunas parejas, incrementan su disfrute sexual compartiendo esas fantasías, comunicándolas a la otra persona. Describir una fantasía personal en el momento del coito, suele ser muy excitante para la pareja.

Algunas fantasías se refieren a lugares donde se encuentran con la misma u otra persona. Encuentros ocasionales en una fiesta, una persona conocida que se encuentra en cualquier lugar y surge la posibilidad de tener relaciones sexuales. Coitos con los ojos vendados, aparición brusca e inesperada de un tercero.

En ocasiones, las fantasías se refieren a personas muy conocidas en los medios de comunicación, quienes buscan voluntariamente al ignoto hombre o mujer que piensa en ellas.

No son extrañas las fantasías referidas a escenas del pasado adolescente, en especial compañeros o compañeras del colegio secundario. Anhelo de acciones sexuales imposibles de llevar a cabo en aquellos lejanos tiempos.
La vista, en especial para los hombres, ocupa un lugar destacado en las fantasías. La decoración de la habitación donde se tiene relaciones, la vestimenta de la otra persona, el estilo del movimiento corporal…
La música -ya sea el rock o sonidos clásicos- puede contribuir al ambiente erótico de las fantasías.

En resumen, deberemos dejar bien claro dos aspectos: el primero de ellos, es que las fantasías pertenecen al ámbito de la intimidad y en la mayor parte de las veces, deben quedar allí. El segundo aspecto es que la fantasía, por rara, extraña o incluso patológica que pueda ser, en tanto no pase a la conducta de acción, es absolutamente normal y contribuye, como quedó dicho, al incremento de la excitabilidad sexual.

DZ/rg

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario