Tiempo en Capital Federal

22° Max 17° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 65%
Viento: Sureste 25km/h
  • Jueves 2 de Diciembre
    Despejado18°   24°
  • Viernes 3 de Diciembre
    Muy nuboso18°   25°
  • Sábado 4 de Diciembre
    Cubierto19°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 01/12/2021 04:29:32
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Sexo urbano: capacitados para todo. Por Juan Carlos Kusnetzoff

La discapacidad no impide tener una sexualidad plena.

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page

En nuestra sociedad quienes tienen algún tipo de discapacidad física o mental son pensados como hombres y mujeres no sexuales simplemente porque el sexo generalmente está asociado con verse bien y ser atractivo. Pero se tiende a olvidar que los parámetros de atracción son tan variables como seres humanos hay en el planeta y que una parte importante del sexo son las caricias, la afectuosidad y las emociones. Los mitos y prejuicios en torno a este tema mantienen a la población discapacitada fuera de un mundo que también les pertenece ya que la sexualidad es algo inherente al ser humano, y así confina su sexualidad a las cuatro paredes de su habitación.

El término «discapacidad» significa una deficiencia física, mental o sensorial, ya sea de naturaleza permanente o temporal, que limita la capacidad de ejercer una o más actividades esenciales de la vida diaria, que puede ser causada o agravada por el entorno económico y social.

La pregunta sería: ¿las personas que padecen de disminución auditiva pueden, por su sordera, tener alguna disfunción sexual? ¿Y los ciegos? ¿Y las personas con la enfermedad de Alzheimer? ¿Y las personas parapléjicas? ¿Y los que tienen síndrome de Down? ¿Y las personas con trastorno obsesivo compulsivo o con esquizofrenia? «Tendremos que comenzar a hablar acerca de cada una de estas enfermedades para comprender en qué aspecto, desde lo biológico, puede estar alterada la función sexual o no», indica la médica especializada en sexología Beatriz Literat. «Dependiendo del tipo de discapacidad que se presente pueden aparecer diferentes problemas sexuales según el aspecto que ésta comprometa ya sean hormonales, vasculares, neurológicos o psíquicos, todos intervinientes en la normal respuesta sexual. Muchas veces son los medicamentos que se prescriben los que más afectan la sexualidad y no la patología en sí misma», sostiene la experta.

El sentimiento de que «uno no es normal» tiene influencia en la autoestima. Sobre todo cuando el entorno tiende a discriminar de forma devastadora. «Si el entorno te mira diciéndote que no podés, tu autoestima cae al piso, se genera una impotencia reactiva y paralizante. No recibís estímulo ni aliento de ninguna clase y esto lleva a la anulación de las endorfinas y a un aumento del estrés», explica Literat. Es importante que las personas con discapacidad desarrollen todas las áreas de su sexualidad y que aprendan a explorar las zonas erógenas que puedan estimularlos. Una «sexualidad a medida» significa lo mismo que una dieta o un programa de actividad física o un trabajo a la medida de las necesidades o posibilidades de cada persona. Tenemos el concepto absolutista del modelo único.

Como en todos los casos, la información juega un rol fundamental a la hora de pensar en una sexualidad responsable y plena, con o sin discapacidad. Pero en casos de que exista algún tipo de discapacidad, lo ideal es eliminar el prejuicio que nace del miedo y del desconocimiento.

Hacer a las personas con discapacidades partícipes de toda la vida social y tenerlos en cuenta como seres sexuales es el primer paso para la integración y para acercarlas a una vida más plena.

 

DZ/sc

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario