Tiempo en Capital Federal

16° Max 12° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 63%
Viento: Noroeste 10km/h
  • Domingo 16 de Mayo
    Cubierto12°   17°
  • Lunes 17 de Mayo
    Cubierto11°   17°
  • Martes 18 de Mayo
    Muy nuboso11°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Sexo urbano: aprender a disfrutar

Para las mujeres, conocerse a sí mismas es una de las claves para pasarla mejor en la cama.

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page

Una investigación de dos universidades británicas ha sugerido que las diferencias genéticas influyen en aspectos físicos como la ubicación del punto G o la excitación. Expertos de las facultades de Londres y Keele han realizado estudios a 4000 gemelas entre 14 y 83 años de edad, la mitad de ellas, idénticas.

Entre un 34 y 45 por ciento de la variación en la habilidad para llegar al orgasmo, tiene una explica­ción genética. Más allá de la veracidad de este es­tudio, todas las mujeres desean llegar al límite del placer. Algunas lo logran mientras que otras no lo consiguen nunca o les cuesta mucho.

«La libertad de prejuicios, desprenderse del es­trés y las preocupaciones diarias son factores que influyen positivamente para adquirir el clima ade­cuado. El resto, vendrá solo», Es una premisa que subscribe cualquier sexólogo.

Aquellas mujeres que tienen fantasías eróticas, que piensan de manera seguida en hacer el amor y que conocen su cuerpo y saben lo que les da placer estando solas o acompañadas, seguramente no ten­gan ningún inconveniente a la hora del orgasmo», continúan diciendo los expertos. Sobre todo, las que conocen a fondo su cuerpo.

Para tener en cuenta

Las mujeres que rara vez consiguen experimentar el éxtasis sexual son aquellas que aún se sienten repri­midas y desconocen sus capacidades eróticas. Lo reco­mendable es practicar de manera más frecuente el sexo hasta poder lograr manejarse sin ataduras. El orgasmo se potenciará junto a la confianza en una misma que se vaya adquiriendo.

Hacer realidad las fantasías, aumentará el po­tencial orgásmico. Se pue­de comenzar por mirarse con un espejito, los genita­les externos. Un poco más adelante, tocarse. Aunque parezca mentira, muchas mujeres, no lo pueden ha­cer. Comprar algún vibra­dor pequeño y experimen­tar junto al compañero, es una buena opción.

Si no se tiene idea de lo que es un orgasmo, pue­de deberse a la educación estricta que muchas muje­res han recibido o reciben. No debe dar pudor. Si el sexo no agrada también puede relacionarse con una barrera cultural que debería comenzar a flexibilizarse con la ayuda de la pareja.

Pero lo esencial, es conocerse a sí misma, explo­rarse los puntos más sensibles y – en la medida de lo posible – «hacer la plancha» en la cama, desechando pensamientos de exigencia, moralidad antidiluviana, y pensar en las gratificaciones de las mujeres de las películas «porno», o los consejos inevitables de las mejores amigas.

DZ/km

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario