Tiempo en Capital Federal

29° Max 22° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 61%
Viento: Sureste 28km/h
  • Sábado 23 de Enero
    Despejado24°   31°
  • Domingo 24 de Enero
    Despejado25°   33°
  • Lunes 25 de Enero
    Despejado27°   35°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Sexo: En la cama, sólo vos y yo

El trabajo y las obligaciones atentan contra la vida de pareja. Cuando decir basta.

Por Raisa Giussi
Email This Page

Cada vez es más común entre las patologías modernas la adicción al trabajo. Hombres y mujeres viven pendientes y esclavos de sus notebooks, celulares o cualquier otra cosa que los conecte con las tareas laborales. Igual de cierto es que muchos trabajos requieren de una disponibilidad muy amplia, y por más tedioso que sea, algunas parejas aprenden a vivir con ello. Pero, ¿cuál es el límite? Más allá de las reglas que cada pareja pueda establecer, que son muy importantes y hacen a la convivencia, un límite saludable es el de las horas de placer y descanso. Es importante que estos horarios estén delineados con precisión para que no se filtren los llamados y las obligaciones.

La cama es uno de los espacios que se debe cuidar con recelo. Las computadoras portátiles, los llamados y mensajes de texto deben estar fuera del espacio del relax y de los arrumacos. Una habitación sin electrodomésticos (tele incluida) es un lugar más atractivo para el amor. No importa si los motivos son trabajo, un programa de televisión o un libro muy interesante. Es importante ser respetuoso con la persona que duerme a nuestro lado y dedicarle el tiempo que se merece. Una charla mirándose a los ojos, un abrazo para dormir cucharita o dar rienda suelta a la pasión son momentos únicos que deben tener su espacio propio por más obligaciones que existan.

Hay que buscar la manera, con imaginación, de que estos problemas no contaminen la relación.

Las parejas ponen sus propias leyes para la vida que comparten. Muchas personas conviven perfectamente con médicos, bomberos, ejecutivos, oficinistas, empresarios y periodistas y son inmensamente felices. Lo importante es que existan límites para las obligaciones y que la vida de pareja no se convierta en esclavitud al trabajo.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario