Tiempo en Capital Federal

17° Max 11° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 51%
Viento: Sureste 21km/h
  • Sábado 31 de Octubre
    Despejado13°   19°
  • Domingo 1 de Noviembre
    Despejado15°   21°
  • Lunes 2 de Noviembre
    Muy nuboso16°   21°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Cómo será la nueva autopista ribereña

Desde la Usina del Arte y rodeado de todo su gabinete, el jefe de Gobierno porteño presenta este miércoles su proyecto de autopista ribereña rebautizada como el «Paseo del Bajo». Unirá las autopistas Illia y Buenos Aires-La Plata. Es un tramo de 6,7 kilómetros y costará cerca de 500 millones de dólares.

Por Néstor Rivas
Email This Page
larreta_autopista
Anterior Siguiente

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, presentará hoy el “Paseo del Bajo”, un proyecto para conectar las autopistas Buenos Aires-La Plata e Illia a través del bajo porteño.

El “Paseo del Bajo” –un proyecto postergado por décadas, que originalmente se llamó «Autopista ribereña»– se extenderá por más de 6 kilómetros desde la Autopista Buenos Aires-La Plata, sobre las avenidas Alicia Moreau de Justo y Huergo-Madero, y luego por las avenidas Ramos Mejía, Antártida Argentina y Castillo hasta su empalme en el norte con la Autopista Illia.

El equipo de Horacio Rodríguez Larreta apuró los preparativos para la presentación del proyecto, que fue manejado con estricta reserva. Posiblemente se trate de la mayor obra de infraestructura que la gestión Rodríguez Larreta dejé para la posteridad.

Según pudo averiguar Diario Z, el modelo más probable sería el de traza de “semi trinchera” que correría paralela entre la avenida Huergo y las vías del ferrocarril. De acuerdo a las fuentes consultadas, el empalme en la zona norte no afectará a la Villa 31, como se barajó en un principio, aunque se lo sigue considerando uno de los puntos “críticos” del proyecto. El otro son los estacionamientos, que sí se verían afectados y eso genera tensiones con los dueños de los restoranes de Puerto Madero. El costo final para la construcción de este tramo de 7.5 kilómetros de extensión sería de U$D 400 millones, financiados a través de la emisión de un bono. En el camino quedaron propuestas que triplicaban ese presupuesto y Mauricio Macri vetó apenas asumió la presidencia.

La construcción estará a cargo de AUSA, mientras que la Corporación Antiguo Puerto Madero aportó el know how en la elaboración del proyecto.

“La construcción en semi trinchera parece ser la alternativa más razonable”, opina Guillermo Tella, coordinador de la licenciatura en Urbanismo de la Universidad Nacional de General Sarmiento, consultado por Diario Z. Semi trinchera significa que la autopista correrá a unos tres metros de profundidad, lo cual facilita la construcción, las salidas a las calles aledañas y es menos ruidosa. “Una construcción en trinchera implica mayor profundidad: amplifica los ruidos y tiene otras complicaciones, porque afectaría el radio antiguo de cloacas y pluviales del casco histórico, que datan del siglo XIX”, continúa Tella. Según el urbanista, la construcción de una autopista en altura significaría una “fractura” de la ciudad y el soterramiento, una obra “faraónica”.

La construcción de este tramo fue contemplado en todos los planes de la Ciudad, al menos desde 1962 en adelante. Permitiría unir Avellaneda con Vicente López en 12 minutos y aliviar el tránsito en el centro porteño, especialmente el de camiones. En 1983, la obra se adjudicó incluida en la concesión de la autopista Buenos Aires – La Plata. Sin embargo, nunca se construyó. Con el correr de los años, se descartó su construcción en límite de la Reserva Ecológica por el alto impacto ambiental que tendría. Ya en los años 90, la construcción de la “autopista ribereña” entró en colisión con el alza inmobiliaria de Puerto Madero.

En julio de 2014, la entonces presidente Cristina Fernández y el entonces jefe de Gobierno Mauricio Macri encomendaron a la Corporación Antiguo Puerto Madero la elaboración de una propuesta. Ambos albergaban la esperanza de hacer el anuncio antes de finales de aquel año, pero entonces sobrevino la enésima postergación.

¿Será el turno de Horacio?

 

DZ/nr

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario