Tiempo en Capital Federal

28° Max 21° Min
Cubierto con llovizna
Cubierto con llovizna

Humedad: 62%
Viento: Sureste 28km/h
  • Jueves 3 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   26°
  • Viernes 4 de Diciembre
    Cubierto18°   23°
  • Sábado 5 de Diciembre
    Despejado16°   21°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Salud: No buscar el pelo al huevo

Los nutricionistas elogian sus proteínas y nutrientes y dicen cómo comerlo.

Por Marina Navarro
Email This Page
7917090-huevo

Hay alimentos que pasan de la tabla de ventajosos a prohibidos según las épocas. Algunos hacen un doble camino, y logran volver del territorio de los alimentos peligrosos y ver rehabilitado su buen nombre y honor. Un caso notorio es el huevo.
«El huevo es un alimento natural, sano y nutritivo. Aporta proteínas de la mejor calidad y la mayoría de las vitaminas, minerales y nutrientes. Puede consumirse en todas las edades. Los bebés pueden comenzar a consumir yema a partir de los seis meses y hacia el año, el huevo completo. Las embarazadas necesitan más proteínas y nutrientes, deberían consumir dos huevos diarios», explica Romina Sayar, nutricionista del hospital Fernández y vicepresidenta de la Asociación Argentina de Nutricionistas. Sayar recomienda incluir el huevo en preparaciones con vegetales y verduras porque aportan fibras y también vitamina C (la única vitamina que no aporta el huevo).
Una de las consultas más frecuentes es si se puede comer yema. «Claro que sí, contiene proteínas, grasas insaturadas, vitaminas y minerales. Y otras sustancias esenciales como la colina y los carotenoides. La colina actúa en la formación del sistema nervioso y los centros de la memoria y los carotenoides protegen contra enfermedades visuales como las cataratas y la enfermedad macular», explica Sayar. Respecto de las grasas, la nutricionista asegura que no hay peligro alguno. «Las grasas que aporta la yema son en su mayoría insaturadas que benefician la salud cardiovascular. No debe desperdiciarse la yema, ya que es la parte más nutritiva del huevo», señala.
Ricardo Voce, nutricionista del hospital
Vélez Sarsfield, coincide: «En la clara o albúmina están las proteínas, minerales y las vitaminas del complejo B. Las proteínas sirven para formar tejido; la principal y de mejor calidad es la ovoalbúmina».
Un huevo tiene unas ochenta calorías, la cocción no modifica esos valores. Tampoco es necesario separar la clara del huevo una vez cocido. «Sólo se evita la yema cuando el paciente tiene colesterol elevado o problemas de vesícula; pero se restringe porque el paciente no puede consumirla, no porque sea mala», remarca Voce.
Los huevos se deben comer cocidos. «Hay un mito de que la clara cruda conserva más los nutrientes. Es un error, y además se corre el riesgo de enfermarse porque la cáscara es porosa y permeable a virus y bacterias», explica el especialista.
Voce recomienda entre tres y cuatro huevos por semana, depende si la persona está en crecimiento, es adulta, practica deportes o está embarazada.

 

Claves
* Tanto la yema como la clara contienen proteínas y minerales importantes.
* No hay diferencia nutricional entre los huevos blancos y los de color.
* La clara aumenta el tejido muscular.
* Si no hay problemas de salud, se recomienda comer entre 3 y 4 huevos por semana.
* Ingerir muchas claras puede sobrecargar la función renal.  

 

 

DZ/LR

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario