Tiempo en Capital Federal

22° Max 19° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 81%
Viento: Sureste 16km/h
  • Domingo 18 de Abril
    Cubierto19°   23°
  • Lunes 19 de Abril
    Despejado18°   23°
  • Martes 20 de Abril
    Despejado17°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Salud: la zooterapia en coma

Los pacientes denuncian mala atención, pero el gobierno porteño lo niega.

Por pablo-seaone
Email This Page

El 19 de octubre de 2010, el gobierno porteño decidió cerrar el servicio de zooterapia instalado en el Parque Roca. A partir de entonces, alrededor de 300 chicos con trastornos neurológicos múltiples, motores, sensoriales y sociales quedaron a la deriva. Al mes siguiente, la jueza porteña Elena Liberatori ordenó reabrirlo; luego los padres presentaron un recurso de amparo y hasta la Defensoría del Pueblo de la Ciudad instó a la administración de Macri a que lo reintegrara. Nada fue suficiente: ya pasó un año y pese a que distintos funcionarios del oficialismo se esfuercen en afirmar lo contrario, los pacientes damnificados continúan sin su terapia.

Actualmente, en el predio ubicado en la zona sur funciona el Centro de Día de Rehabilitación, Integración Social y Laboral en Salud Mental. Según Patricio Ancarola, vocero del Ministerio de Salud porteño, el cambio de nombre se debe a que es un servicio «superador» respecto del anterior. No obstante, el funcionario reconoce que está abierto sólo los martes y jueves en un horario que ni siquiera supo precisar. Para constatarlo, el jueves 13 de octubre, Diario Z concurrió al lugar a las 12.30 y estaba cerrado. Un empleado que se encontraba en la garita de entrada al parque explicó: «Hoy justo se fueron más temprano». Hasta el año pasado, cuando el servicio de zooterapia funcionaba, abría de lunes a viernes de 9 a 14, aunque habitualmente el trabajo se extendía durante toda la tarde.

«Estoy tranquilo porque las cosas se hicieron muy bien. El lugar está funcionando hace dos meses con una nueva coordinadora, la licenciada Ana Papiermeister. Las personas interesadas pueden llamar al 4863-8888 y reanudan el tratamiento», aseguró Ancarola a Diario Z y agregó que el nuevo espacio «cumple con todos los requisitos». El vocero cuenta orgulloso que «por primera vez, el Gobierno tiene un coordinador de zooterapia». El flamante funcionario es Hugo Massei, quien asegura tener a cargo ocho centros que hacen terapias con perros, aunque sólo menciona tres: «El programa de Cuidar Cuidando, el Casa Cuna y el del Parque Roca».

Además, ninguno de los programas mencionados se ocupa de trastornos múltiples neurológicos y motores como sí ocurría con el servicio de zooterapia del Parque Roca. Tampoco se explica cómo es posible que si hace dos meses, como afirma Ancarola, el Centro está en funciones, la Defensoría del Pueblo instara en ese período al Gobierno a que lo reabriera. Además, les dio la razón a los familiares damnificados que reclamaban que los hospitales Tobar García, Moyano y Elizalde -centros de derivación sugeridos, en ese entonces, por la Ciudad- no brindaban el mismo servicio de terapia que del Parque Roca.

En cuanto a la cantidad de perros utilizados en el actual centro, Massei no supo precisarla. «Cerca de diez», calculó el coordinador de zooterapia de la Ciudad. Antes había 36 perros, todos preparados para trabajar en la disciplina, cosa que ahora no ocurre, según afirma la licenciada Elsa Szwarcman. Creadora del servicio en el Parque Roca, en 1993, y coordinadora hasta que fue separada por el gobierno porteño en octubre del año pasado, explica que a los perros se los certifica a través de un proceso llamado Pet Partners y que los animales utilizados en el nuevo espacio no lo están. «Yo a esos perros los conozco, no están certificados. Es un peligro», afirmó Szwarcman.

Lo cierto es que los chicos aún siguen sin la terapia con la que tanto habían evolucionado. Laura García Tuñón, legisladora porteña por Proyecto Sur, opina: «El gobierno porteño tiene una concepción muy mercantilista de la situación, esto no es negocio. Además, desde la mirada estructurada del Ministerio de Salud, no creen que estos tratamientos alternativos sirvan».

Por su parte, la profesora Graciela Muñiz, defensora adjunta del Pueblo de la Ciudad, también concurrió dos veces al Centro de Día y en ambas oportunidades lo encontró cerrado. «Como funcionaria me siento bastante frustrada en no haber logrado que las autoridades entiendan que deben restituir el servicio tal cual se hacía antes», expresó y concluyó: «Todo esto es una mentira que duele tanto porque deja a cientos de chicos con discapacidades múltiples sin tratamiento».

DZ/km

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario