Tiempo en Capital Federal

29° Max 22° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 61%
Viento: Sureste 28km/h
  • Sábado 23 de Enero
    Despejado24°   31°
  • Domingo 24 de Enero
    Despejado25°   33°
  • Lunes 25 de Enero
    Despejado27°   35°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Salud: Bebés abrigados que no parezcan astronautas

Los niños necesitan tanto abrigo como los adultos, no más.

Por Marina Navarro
Email This Page

A medida que la temperatura baja, hay que tomar ciertos recaudos, especialmente con los bebés y los niños. Carolina Rossi es mamá primeriza y recuerda que siempre le preocupó cómo abrigar a su hija correctamente. «A veces te da la sensación de que está desabrigada, otras que tiene más frío y no está suficientemente tapadita. Lo primero que pensás es cómo arroparla sin que parezca astronauta», bromea.
Karina De Bella, pediatra del Hospital de Niños «Dr. Ricardo Gutiérrez», detalla cómo hacerlo correctamente. «Generalmente cuando viene un bebé demasiado abrigado lo que le recomendamos a la mamá es que tenga como parámetro su propia vestimenta. El bebé debe estar abrigado igual que ella y es recomendable incluso que tenga una muda menos de ropa, porque el bebé suele estar a upa de la madre que le está transmitiendo calor constante», explica Di Bella.
Los padres se preocupan cuando sienten que el bebé tiene las manos y los pies fríos. «Lo que sugerimos en general es controlar la temperatura corporal, sobre todo en los primeros meses del bebé, porque pierde con mucha facilidad temperatura en la cabeza y en los pies. Si es necesario salir por algún control o una visita al pediatra, lo ideal es que le pongan un gorro y un par de medias, pero si es posible, que eviten exponerlo a la intemperie», comenta la pediatra.
«A mí como mamá lo que me sirve es mirar el pronóstico y llevar en el bolso alguna prenda de más o de repuesto y estar atenta a que no pierda las medias o la bufanda, porque a veces con el movimiento los chicos suelen sacarse la ropa», cuenta Carolina Rossi. Sin embargo, los parámetros no cambian demasiado cuando el niño empieza a caminar. Haydeé Elías, pediatra del Hospital Rivadavia, explica que «el chico regula por sí solo la temperatura. Hay que abrigarlo para que no pierda el calor del cuerpo, pero sin exagerar. Lo importante es que esté cómodo para poder desplazarse», explica.
Pero no sólo les preocupa a los padres la cantidad de abrigo, sino también la calidad de las prendas. «En su momento pregunté aparte del algodón qué otro tipo de telas podía usar para abrigar a mi bebé», dice Carolina. Y suele ser en consulta un punto que los pediatras tienen en cuenta al momento de asesorar a los papás. «En general hacemos hincapié en que no usen mucha lana o náilon porque les puede dar alergia. Hay muchas opciones como el polar y telas de microfibra que son livianas y abrigan», señala Elías. También es importante ser cuidadosos a la hora de elegir el color de la ropa, porque algunas prendas con la transpiración pueden desteñir e irritar la piel.
A medida que el niño va creciendo y tiene contacto con distintos ambientes, hay que poner énfasis en los cuidados al abrigar. «Cuando mi hija empezó a caminar cuidaba que no tuviera desabrigados la boca y el cuello», recuerda Rossi. Pero no son las únicas zonas que hay que resguardar. «En la consulta apuntamos a que el niño esté abrigado de una forma saludable. Ni por demás, ni desabrigado», señala Elías. Y aconseja que cuando estén en sus sillitas o cochecitos estén cubiertos por náilons que ya vienen con pequeñas perforaciones y evitan que transpire demasiado. Recomienda los enteritos en los primeros meses y una vez que el niño empieza a caminar, capuchas o bufandas y gorros para mantener el calor corporal. «Lo importante es no creer que el niño tiene más frío que el adulto porque eso puede llevar a abrigarlo demasiado», subraya Elías.

DZ/LR

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario