Tiempo en Capital Federal

17° Max 13° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 67%
Viento: Este 35km/h
  • Jueves 22 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   17°
  • Viernes 23 de Octubre
    Muy nuboso17°   21°
  • Sábado 24 de Octubre
    Cubierto18°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Aquí viene el rey sol

Los bebés no pueden ser expuestos directamente a la radiación solar.

Por Fernando Molero
Email This Page

Llegó la primavera y sol empieza a mandar. Se llenan primero las plazas, luego las piletas, se desempolvan las pelopinchos y finalmente llegará, en enero, el éxodo porteño con rumbo a la playa, río, lago o laguna que esté al alcance del presupuesto. Vuelve, por fin, la vida al aire libre. Pero ojo, el sol es un amigo de cuidado, y a los que más hay que proteger de sus rayos es a los más chiquitos. ¿Por qué? Porque son especialmente susceptibles a los efectos de la radiación UV. Su piel es más fina y tienen niveles más bajos de melanina. Antes de los 18 años, absorbemos casi el 80 por ciento de la radiación solar que recibiremos durante toda la vida y sus efectos en la piel son acumulativos. Una quemadura en un niño puede tener consecuencias no sólo en lo inmediato sino también a largo plazo. Porque, de alguna manera, la piel tiene memoria.
Diario Z le preguntó a la dermatóloga Mónica Di Milia cómo cuidar a los chicos. «No es cuestión de prohibir el sol -dice Mónica- sino de asimilar buenos hábitos. Y es responsabilidad de los adultos fomentar conductas saludables para que los niños puedan exponerse al sol sin riesgos.»
Chicos y grandes deben evitar la radiación solar directa entre las 10 y 16 horas. Pero los menores de seis meses no deben exponerse nunca a la luz solar directa. Para los más grandecitos, hay que aplicar protectores solares para chicos -factor 30 o más- media hora antes de salir al sol. El protector se debe renovar cada dos horas, luego del baño o si transpiran mucho. La idea, sin embargo, no es embadurnar al niño con pantallas y protectores solares. «No es conveniente porque su piel es muy delgada y se encuentra en formación, y debido a su masa corporal más pequeña, absorbe con mayor facilidad todos los químicos del producto».
Lo aconsejable es vestir al bebé con ropa adecuada: colores claros, gorra tipo piluso. Es aconsejable lavar con jabón blanco la ropa del bebé antes de que la estrene, y evitar los productos perfumados y los suavizantes que pueden irritar su piel.
«Lo mejor es que permanezcan con la remera puesta incluso en el agua, especialmente en menores de tres años y con piel muy blanca y sensible», nos dice Mónica, y agrega: «También tenemos que proteger sus ojos con lentes infantiles para el sol, con protección UV».
Luego de un día al aire libre, un baño relaja y prepara a los chicos para un mejor descanso. «Se les pueden aplicar cremas post solares, pero sin perfumes ni colorantes, porque pueden producir sarpullidos e irritaciones. No olvidemos que es una piel en formación. Que el pediatra indique el producto a utilizar, no hay que guiarse por los avisos publicitarios.»
¿Cómo enseñarles a los chicos cuándo pueden estar al sol y cuándo no? Una regla fácil de memorizar es: si mi sombra es más cortita que yo, no es buen horario; si es más larga, puedo estar al sol.

Lo básico:
* Mantener a los bebés de menos de seis meses fuera de la exposición solar directa.
* La ropa adecuada es la de colores claros, incluidos gorrito tipo piluso y lentes para sol infantiles.
* Evitar la radiación solar directa entre las 10 y 16 y las exposiciones prolongadas.
* Aplicar protector solar factor 30 o superior media hora antes de la exposición. Debe renovarse cada dos horas, luego del baño o de una transpiración excesiva.
* Evitar productos que tengan perfumes o colorantes. Se debe usar sólo los que recomienda el pediatra.

DZ/LR

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario