Tiempo en Capital Federal

20° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 47%
Viento: Este 19km/h
  • Miércoles 28 de Octubre
    Cubierto14°   20°
  • Jueves 29 de Octubre
    Despejado11°   17°
  • Viernes 30 de Octubre
    Despejado11°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Roberto Bacman: ‘Entre Macri y Filmus está el 75% de los votos’

En un cuadro de gran polarización, la elección porteña está muy influida por el escenario nacional.

Por Romina Calderaro
Email This Page

La escena vuelve a repetirse: cuatro años después, todo parece indicar que Mauricio Macri y Daniel Filmus van a volver a medirse en las urnas tal como ocurrió en 2007. Pero, como sostenía Heráclito, nadie se baña dos veces en el mismo río y en cuatro años las cosas han cambiado bastante. ¿Cuáles son las diferencias entre aquella y esta elección? Roberto Bacman, titular del Centro de Opinión Pública (CEOP) se ocupó de detallarlas en la siguiente entrevista con Diario Z.

¿En qué se diferencia el escenario político de esta elección -en términos de candidaturas, fuerzas políticas, alianzas- del escenario de la elección a jefe de Gobierno de 2007 en la que triunfó Mauricio Macri?
Si se tiene en cuenta el escenario político actual de cara a las elecciones a jefe de Gobierno del próximo domingo, es posible detectar tres diferencias sustanciales con respecto al escenario de la anterior elección de 2007. En primer lugar, y aunque suene obvio es necesario remarcarlo, Mauricio Macri ya no es una incógnita sino que viene de cuatro años de gestión. Si en aquel entonces la campaña del PRO comprendía promesas y augurios de una ciudad diferente (recordemos el famoso eslogan «Va a estar bueno Buenos Aires»), hoy el partido de Macri debe exponer lo realizado y justificar las asignaturas pendientes. En segundo lugar, el escenario aparece con un alto nivel de nacionalización de la campaña. No hay que olvidar que hasta hace poco tiempo Macri era candidato a presidente y debido a sus magros números en las encuestas decidió finalmente revalidar su cargo en la Ciudad, y Daniel Filmus, se posiciona claramente como el candidato que representa al proyecto del gobierno nacional, con una fuerte apuesta a la transformación. En tercer lugar, y asociado a lo dicho anteriormente, la valoración que los porteños tienen del gobierno nacional en general y de Cristina Fernández en particular es mucho más significativa que en 2007. Desde la muerte de Néstor Kirchner comenzó un proceso de recuperación de la Presidenta, incluso con una fuerte aceptación en los segmentos de clase baja y los más jóvenes. En un distrito que históricamente resultó un hueso duro de roer para el kirchnerismo, en estos tiempos que corren la ecuación se ha modificado, y la Presidenta posee una imagen positiva que ronda el 52%, y su intención de voto en este distrito se ubica en el eje del 40%, bastante por arriba del 24% que obtuvo en 2007 cuando se consagró presidenta. En un mismo nivel de aceptación se ubica Mauricio Macri y su gestión al frente del Gobierno de la Ciudad. Por consiguiente, estas dos últimas cuestiones -la nacionalización y el importante nivel de aceptación de lo realizado tanto por Mauricio Macri como por Cristina Fernández- explican el alto nivel de polarización que existe actualmente en el electorado: entre los dos primeros candidatos se encuentra el 75% de los votantes.

¿Hay alguna característica significativa en la composición etaria del padrón? ¿Votan más o menos jóvenes que en 2007?
Este año, como es habitual, se incorporan nuevos votantes al padrón, aproximadamente un 3%. Más allá de eso, no hay grandes variaciones. Los jóvenes electores -hasta los 35 años- representan cerca de un 40%, mientras que los de 35 a 50 y mayores de 50 años equivalen al 30% cada segmento. Como sabemos, las mujeres son más que los hombres, y por nivel educativo se dividen de la siguiente manera: 35% poseen hasta secundario incompleto, 40% hasta terciario o universitario incompleto y 25% han completado sus estudios terciarios o universitarios.

¿Cambiaron las demandas del electorado en relación con la anterior?
Las demandas del electorado no se han modificado sustancialmente con respecto a 2007. La inseguridad continúa al tope de las preocupaciones de los porteños, así como también en las asignaturas pendientes del Gobierno de la Ciudad. Más atrás aparecen la situación de la educación y la salud, el tráfico y el estado de calles y veredas

En la última elección, Pino Solanas sacó el 24 por ciento de los votos. Más allá de la cifra, ¿cree que Solanas va lograr mantener el apoyo de su electorado? ¿Cómo se compone su voto? ¿Hacia dónde podría migrar?

En cuanto al posible desempeño de Fernando «Pino» Solanas, es posible afirmar que el cineasta realizó una estupenda elección en 2009, cosechando el 24% de los votos, gracias a que logró ocupar un espacio vacío, caracterizado fundamentalmente por votantes de centroizquierda y de clase media que no estaban muy satisfechos con el accionar del gobierno nacional ni con la gestión Macri en la Ciudad. Pero (siempre hay un pero) su posicionamiento fue absolutamente testimonial, en una elección de orden legislativo, donde los votantes suelen actuar de manera diferente que cuando tienen que elegir un cargo ejecutivo. Al día de hoy, las encuestas dejan al descubierto que es difícil que Pino logre repetir el caudal electoral de 2009. Esto ocurre principalmente porque no ha sabido consolidar un posicionamiento claro y coherente en un escenario que, como dijimos, tiene un fuerte componente nacional, sumado a que muchos de sus ex votantes hoy sí se encuentran más cercanos al gobierno nacional. Tampoco han colaborado las sucesivas idas y venidas en el armado del frente electoral en conjunción con Hermes Binner y el GEN de Margarita Stolbizer. Entre sus votantes se destacan fundamentalmente los hombres, menores de 35 años, de clase media y habitantes del centro de la Ciudad. El modo en que se repartirán sus votantes (en caso de que no pase al ballottage) es una de las claves del resultado de éste. Hasta el momento es una gran incógnita, que se irá develando luego de la primera vuelta.

¿Ha variado la composición del voto de Mauricio Macri desde 2007?
El perfil de los votantes de Macri se ha modificado levemente. En 2007 se hizo fuerte entre los hombres, mayores de 50 años y de nivel medio y bajo. Si bien mantiene su preponderancia inobjetable entre los mayores de 50 años, de nivel bajo y residentes en el sur y norte de la Ciudad; hoy, en su perfil básico de votantes, son más mujeres que hombres y su fuerza en la clase media está en disputa con Daniel Filmus.

¿Cuál era la composición en 2007 del voto a Daniel Filmus? ¿Ha variado?
El voto a Daniel Filmus se sustentaba primordialmente entre las mujeres, de edades intermedias, de clase alta y habitantes del centro de la Ciudad. Actualmente su caudal electoral no encuentra mayores diferencias por género, y son en particular los jóvenes quienes apoyan su postulación. Asimismo, mantiene su fuerza entre los de clase alta y ha sumado adhesiones en la clase media. La zona de la Ciudad donde cosecha mayor cantidad de votos continúa siendo el centro.

¿Por qué cree, si es que está de acuerdo con esta percepción, que a tan poco tiempo de los comicios no hay clima de campaña y se describe la contienda como fría?
El clima de campaña dista mucho del de 2007. De algo podemos estar seguros, porque es más que evidente: la frialdad y cierto desinterés del electorado porteño. Lo cierto es que son muchas elecciones provinciales adelantadas y un electorado porteño que sabe que tendrá que votar este año, al menos, en cuatro oportunidades. Las campañas fueron frías y hasta podría decir austeras. Ese factor también influyó. Es muy probable que en esta última semana el clima se vaya a calentar un poco. Sin embargo, las cosas se van a poner más movidas en las tres semanas que medien entre la primera y la segunda vuelta electoral.

¿Cuál es el porcentaje de indecisos? ¿Es parecido al de 2007?
Este aparente desinterés de los vecinos se expresa también en la cantidad de indecisos que se detecta en las encuestas. Al día de hoy, el 10% aún no decidió su voto, algo superior al observado cuatro años atrás. Es más, al analizar la hipótesis de un ballottage, los indecisos trepan a un 16% o 17% del electorado.

¿Cómo definiría esta elección a jefe de Gobierno porteño?
En las elecciones de 2007, Macri logró imponer su consigna de referencia dominante: un nuevo estilo de gestión para gobernar la Ciudad, diferente de las anteriores administraciones progresistas (Ibarra-Telerman). De alguna manera, Macri les propuso a los porteños cambiar por un nuevo estilo de gobernabilidad y gestión. Dejaron de ser Macri y Michetti para pasar a ser Mauricio y Gabriela, se descontracturaron, ablandaron su discurso. Fueron maniobras de marketing político y electoral que, en definitiva, dieron resultado. Como ya lo señalé antes, las cosas hoy son diferentes. Macri viene de gestionar cuatro años con logros y muchas asignaturas pendientes y promesas incumplidas. Daniel Filmus está en otro lugar: representa un proyecto diferente, posee antecedentes en la gestión (fue ministro de Educación de la Ciudad y del gobierno nacional) y propone transformar la Ciudad, en sintonía con el gobierno nacional.

Se ha producido un fenómeno de gran polarización.
El más perjudicado fue Pino Solanas, pero los demás candidatos obtienen cifras de intención de voto, bastante más bajas y menores al 5%. La Ciudad está fuertemente dividida entre los que aprueban la gestión de Macri y los que ponderan como positiva la gestión de Cristina Fernández. No quedan dudas, entonces, de que en esta elección los porteños deberán optar por dos estilos de gobernabilidad y gestión claramente diferenciados entre sí: el macrismo abroquelado en el distrito que lo vio nacer políticamente, para prepararse para su salto a nivel nacional; Daniel Filmus, que les propone a los porteños un gobierno de la Ciudad que proceda a una transformación profunda (incluyendo contenidos sociales, que son la principal debilidad del macrismo) y un estilo diferente de hacer política. Es más que seguro que habrá ballottage, y que los porteños tendrán que optar entre esos dos estilos el próximo 31 de julio.

DZ/km

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario