Tiempo en Capital Federal

18° Max 12° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 58%
Viento: Sureste 25km/h
  • Viernes 30 de Octubre
    Parcialmente nuboso10°   17°
  • Sábado 31 de Octubre
    Nubes dispersas13°   18°
  • Domingo 1 de Noviembre
    Despejado15°   20°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Rita Cortese: ‘Los ojos del otro nos dan miedo’

Actriz y cantante, su repertorio subraya la fuerza de los sentimientos.

Por
Email This Page

Se convirtió en un clásico porque esta mujer que presenta su nuevo show, Si no tiene sentimiento, retírese, no sólo es actriz de teatro: es parte de la pantalla chica, de la pantalla grande y, además, canta con un vozarrón que queda resonando en los que viven la experiencia de escucharla. Este mes, Rita Cortese volvió a subir al escenario para dejar sus sentimientos en cada canción. La acompañan Ariel Polenta en la dirección musical y piano, Juan Pablo Lazo en guitarra y Daniel Bugallo en percusión.

Entre boleros y tangos, Rita recupera aquellas letras que todos queremos escuchar. Un repertorio que arma «escuchando e investigando» y deja a más de uno tarareando «Vete de mí», la canción popularizada por el cubano Bola de Nieve y escrita por los autores de «Naranjo en flor», los hermanos Homero y Virgilio Expósito.

Cortese nombró su espectáculo con una frase de Harvey Kittel en el inolvidable film La lección de piano. En una escena, Kittel, desilusionado con su amada, le dice: «Si no tiene un sentimiento, retírese».

¿Por qué ese título?
Es una frase que me caló en el alma y la utilizo. Además, es muy abarcativa, porque creo que hoy se resignifica no solamente en el amor sino en tomar posturas frente a la vida, en animarnos a sentir. Creo que en esta época estamos dejando mucho de lado los sentimientos. Tenemos mucho miedo de encontrarnos con el otro. Los ojos del otro nos dan miedo.

Los premios no llegaron pronto para Cortese, en 2003 recibió el Cóndor a mejor actriz por la película Herencia. En 2002 obtuvo el Martín Fierro por su actuación en la telenovela El sodero de mi vida y en 2007 por ser la bruja de Lalola. Todavía está en cartelera Los Marziano y forma parte del elenco de la película Estela, una biografía de Estela de Carlotto, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo. Como cantante, obtuvo el Premio Gardel en 2008 por El amor ese loco berretín. Y una satisfacción inolvidable: cantar con Sandro en la serie de conciertos que El Gitano brindó en el Gran Rex.

¿Cómo fue esa experiencia?
Fue estar en el cielo, haber tenido la gloria de trabajar con Sandro, un ídolo, un artista de una envergadura poco común. Un artista de una generosidad enorme, un tipo que era pura pasión. Él sí que no se iba a retirar por falta de sentimiento. Un loco también, un hombre que ha vivido dejando la vida como la dejó.

¿Porque se cuidó poco?
No hay que hacer eso. No me parece justo ni para con él ni para con nosotros. Yo lo extraño profundamente y me dio un gran dolor cuando partió. Pero bueno, también se lo buscó ¿no? Es verdad que los genios y los artistas de ese nivel no son normales, el genio no es normal. El artista que toca esos lugares tiene una sensibilidad que es muy difícil de bancar.

¿Otros cantantes?
Admiro mucho a Nelly Omar, cuando ella dice «A veces se me figura un mostrador la tranquera», es algo serio, es impresionante. Adriana Varela, Susana Rinaldi, Lidia Borda, que es una cantante de un gran refinamiento.

¿Este espectáculo se verá reflejado en un disco?
Seguramente. Mirá, hacer un disco hoy sale carísimo, hacerlo bien sale muy caro. El último disco lo grabé en vivo en una sola toma en el Colegio de Escribanos y nos dieron el premio Gardel por eso, qué horror. Yo creo en el arte en proceso, no en el arte perfecto, por eso este espectáculo se llama Si no tiene un sentimiento, retírese, tiene que ver con recuperar la pasión, la locura. Basta de los pensamientos masificados.

¿Se vive un momento importante del cine argentino?
Sí. De todas maneras creo que debe dar un salto de calidad. Está muy bien, hay muchos jóvenes haciendo muy buenas películas, que les cuesta mucho salir a la palestra. Hay mucho talento. Pero tenemos que tener identidad. Por eso Leonardo Favio es irremplazable, porque tiene identidad. Mientras imitemos el cine americano y el tipo de actuación americana, chau, perdimos. O la europea. Somos latinoamericanos. Entonces, si bien se está haciendo muy buen cine, voy por más.

¿Cómo fue trabajar en Los Marziano con Francella, Puig y Mercedes Morán?
Bien. Son compañeros de toda la vida así que fue muy placentero trabajar con ellos. Nos divertimos mucho. Y también fue muy lindo trabajar con Anita Katz, que es una directora fantástica y muy joven, ¡había que ponerse semejante elenco encima! Éramos cuatro no fáciles pero sí muy respetuosos, porque cuando aparece alguien que sabe lo que quiere y que lo defiende con certeza, es bárbaro trabajar.

¿Y con la película sobre Estela de Carlotto?
¿Cómo me puedo sentir? Abuelas y Madres fueron siempre mis referentes.

DZ/km

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario