Tiempo en Capital Federal

20° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 47%
Viento: Este 19km/h
  • Miércoles 28 de Octubre
    Cubierto14°   20°
  • Jueves 29 de Octubre
    Despejado11°   17°
  • Viernes 30 de Octubre
    Despejado11°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Riachuelo: etapa de redefiniciones

En medio de una importante puja política por la dirección política del saneamiento pendiente, los resultados a ocho años del fallo que ordena su limpieza son escasos. Para la Auditoría porteña, hubo “baja efectividad” en los controles.

Email This Page
riachuelo

Pasan los años, los gobiernos, las gestiones, los discursos. Pero el Riachuelo sigue siendo una mancha oscura y aceitosa que revela el fracaso de las políticas aplicadas para su saneamiento. A casi ocho años del fallo de la Corte Suprema que ordenó su limpieza, el Riachuelo sigue siendo un (d)olor de cabeza y una materia largamente pendiente.

Los movimientos internos en el organismo encargado de coordinar el cumplimiento del fallo, Acumar, demuestran que el consenso entre las tres partes intervinientes –Nación, Ciudad y provincia- era más una puesta en escena que una realidad. Los resultados, por ende, no deberían llamar la atención: sólo 600 de 17 mil familias que viven en la margen de un río altamente contaminado se relocalizaron, y el nivel de contaminación del agua no ha descendido. Tampoco se realizaron las obras –indispensables- de cloacas y el control de las empresas que vierten sus desechos ha sido, a las claras, insuficiente.

Ante este panorama, el ministro de Ambiente de la Nación, Sergio Bergman, decidió intervenir en forma directa y poco prolija el organismo, lo que provocó una fuerte parálisis que se mantiene desde hace seis meses. Bergman se autoproclamó presidente y ordenó una suerte de auditorías para hacer un relevamiento de la situación. Los resultados, según fuentes de ese ministerio, son alarmantes.

La paralización comenzó a destrabarse con el nombramiento del nuevo presidente, Julio Torti, quien activó los planes para cumplir con la advertencia de la Corte Suprema, que ordenó el año pasado una redefinición del plan de saneamiento.

El plan contempla la concreción del colector cloacal de la margen porteña, el saneamiento de Dock Sud y el control estricto de 104 industrias, que no identificaron. Además explicó que la cuenca baja tiene actualmente registros de menos de 2 mg/l de oxígeno disuelto y que el objetivo es elevar el nivel a 5 mg/l, para lograr de esta forma que la calidad del agua llegue a ser “aceptable”.

Para las autoridades de Acumar, estos datos no pueden resultar una sorpresa. Un reciente informe de la Auditoría General de la Ciudad reveló que la inspección ambiental del Riachuelo tuvo “baja efectividad”. De 4500 compañías radicadas en la cuenca, 237 respondieron positivamente a realizar actividades tendientes a la mejora de la cuenca.

La Auditoría remarcó que el plan “Buenos Aires produce más limpio”, si bien existe desde 2006, “recién en 2011 se estableció su marco jurídico de acción”. Y de los llamados a participar que realizó el plan hasta diciembre del año pasado, “solo 65 empresas habían respondido”. Y del período auditado, sólo 104 empresas fueron clausuradas.

dz / Fs

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario