Tiempo en Capital Federal

28° Max 21° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 54%
Viento: Sur 22km/h
  • Viernes 15 de Noviembre
    Despejado19°   25°
  • Sábado 16 de Noviembre
    Cubierto con lluvias21°   25°
  • Domingo 17 de Noviembre
    Cubierto20°   28°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

René Houseman: “De saber de la matanza no hubiera jugado el Mundial 78”

El ex delantero apuesta a que la Selección que dirige Sabella dé el batacazo.

 

Por Alejandro Caminos

Email This Page
rene houseman rene houseman

Nombre emblemático de Excursionistas y del Bajo Belgrano. Integrante de la Selección Nacional entre 1973 y 1979, jugó en Alemania 74 y estuvo en el equipo campeón del 78. En la historia del fútbol de Primera División, se lo recuerda como uno de los héroes de Huracán, campeón del Metropolitano en 1973. Nacido en Santiago del Estero, pero criado en Buenos Aires, René Houseman apuesta a un batacazo del equipo que dirige Alejandro Sabella en el Mundial de Brasil.
¿Cómo define a la Selección Argentina en su vida?
Como un objetivo cumplido. Junto con Huracán y Excursionistas, fue lo mejor que me pasó en mi carrera. Sobre todo el Mundial 78, uno de los más grandes sabores de mi vida, a pesar de que después nos enteramos de todo lo que sucedió. De saber de la matanza que se llevó a cabo, no hubiese jugado el Mundial.
¿Cómo ve a la Selección de Sabella?
Es el técnico indicado porque está sacando buenos resultados: ya dejó a la Argentina clasificada para el Mundial de Brasil. Sabe cómo explotar a sus jugadores. Y tiene a Messi, el mejor de todos los tiempos.
¿Se puede hacer un gran papel en el Mundial?
Argentina lo va a hacer. Si no somos campeones, pega en el poste. Si ´el diez´ (Messi) llega bien, podemos hacer desastre.
La relación de René Houseman con César Luis Menotti, el DT de Argentina 78, había comenzado en 1971. Aquel año, Menotti se hizo cargo de la dirección técnica de Huracán. El trabajo del equipo integrado, entre otros, por Houseman, Alfio Basile, Miguel Brindisi, Carlos Babington, y Omar Larrosa, desembocó en la alegría del Metropolitano de 1973.
A 40 años del Huracán campeón del 73, ¿cómo fue conseguir el único título del club en su historia?
Al principio fue muy difícil porque todo nos costaba el doble y éramos un equipo que recién se ensamblaba. Pero partido tras partido, la gente comenzó a entusiasmarse.
¿Qué mensaje transmitía Menotti a los jugadores?
Que entremos a la cancha a divertirnos y no le hiciéramos caso al público ni a nadie. Y si veía que alguno de nosotros hacía algo fuera de lugar, lo sacaba.
¿Qué papel jugó Menotti en su vida?
Mi viejo murió muy joven. Menotti fue el padre que nunca pude disfrutar. Me dejó muchas enseñanzas. Un hombre sincero al que guardo en mi corazón.
¿Hay similitudes entre el Huracán subcampeón del 2009 y el que integró?
Ninguna. Si bien el conjunto de Ángel Cappa era desequilibrante, no lo fue tanto como el del 73. Javier Pastore y Matías Defederico son jugadores brillantes con la pelota entre los pies, pero nosotros teníamos a Brindisi, Babington, Roque Avallay… No se pueden comparar.
Más allá de la gloria alcanzada en Huracán y en la Selección, Houseman lleva en el corazón la camiseta del Bajo Belgrano, su barrio de toda la vida. Excursionistas es su pasión.
¿Cómo fue criarse en el Bajo Belgrano?
Si bien tuve más faltas que sobras, fue una infancia muy linda. Aprendí a ser honesto, humilde, noble y de buen corazón. También ayudó que la vida me diera unos buenos padres, a pesar de que mi viejo murió cuando era joven. Mi vieja y mi hermano mayor fueron quienes procuraron que nunca faltara un plato de comida en la mesa. Después me gané la vida de cualquier forma que te imagines, desde carnicero hasta verdulero. Fui administrador de calderas en el hotel Sheraton a los 14 años. Y con el primer dinero que gané como futbolista le compré la casa a mi madre.
A pesar de su fanatismo de siempre por Excursionistas y de hacer las inferiores allí, debutó en el clásico rival, Defensores de Belgrano. ¿Por qué?
Porque había un dirigente al que no le gustaba la gente que provenía de la villa. Ahí tomé la decisión de irme y no jugar más al fútbol, pero mi amigo José Salegas –utilero del Dragón– me llevó a probarme a Defe y quedé en sexta división. El hombre que me echó debe estar arrepentido.
Después jugó para Huracán, ¿por qué no River Plate o Independiente?
Me pareció un club bastante humilde, como yo, y tenía figuras como Brindisi, Basile y Babington. Donde jugué, lo hice con el corazón y por la camiseta. Siempre al estilo de la villa.
¿Cuál es el futuro de Excursionistas?
Subir a la B, porque tiene posibilidades. Vamos a salir adelante ya que hay un equipo con mística. Éste es un lugar donde todo se hace a pulmón y con mucho amor propio.

 

dz/lr

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario