Tiempo en Capital Federal

28° Max 15° Min
Parcialmente nuboso con lluvias
Parcialmente nuboso con lluvias

Humedad: 73%
Viento: Sureste 37km/h
  • Martes 20 de Octubre
    Cubierto con lluvias11°   15°
  • Miércoles 21 de Octubre
    Cubierto con lluvias13°   17°
  • Jueves 22 de Octubre
    Cubierto15°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Rafael Bielsa: ‘Con la Ley de Medios se cayeron todas las máscaras’

Peronista típico y atípico analiza la Ciudad y las medidas del gobierno nacional.

Por
Email This Page

Qué análisis hace de su rol como diputado de la Ciudad?
Hubo leyes en las que voté en contra o no voté, por ejemplo la del Consejo de la Magistratura o la llamada de los superpoderes. Yo había escrito centenares de páginas sobre el Consejo de la Magistratura con posiciones en contra de los puntos que contenía la ley. Había decisiones que no compartía, las explicaba en mi bloque y las sostenía y después en el recinto. Me comportaba de acuerdo con lo que había expresado en el bloque y eso no era muy de equipo porque terminaba votando en contra de mis compañeros.

En la Ciudad, de los últimos gobernantes, uno no terminó su mandato, y el actual está teniendo problemas…
(Interrumpe) Creo que hay que hacer una distinción entre la remoción de Aníbal Ibarra y la situación por la que está pasando Mauricio Macri. Ibarra fue removido, pero fue absuelto en todas las causas en las cuales se lo incriminó. Por lo tanto, hubo una decisión de los representantes de la soberanía popular que resolvieron separarlo del cargo pero la Justicia no lo consideró un delincuente. Un caso similar sucedió en Madrid y el alcalde ni siquiera se sometió a juicio político. Acá la sociedad mostró una sensibilidad frente a la tragedia de Cromañón que para mí fue y es buena. Otra cosa es lo que le está pasando a Macri, porque tiene una sentencia de primera y de segunda instancia, y después de decir que quería su juicio oral lo más rápido posible, apeló a Casación su procesamiento. Y luego de pedir su juicio político, hizo lo imposible para que no se constituyera la Comisión Investigadora. Entonces, me parece que ese señor, como otras veces de su vida, está muy cerca del límite que marca lo lícito de lo ilícito.

¿Hay autocrítica en el peronismo de la Ciudad por no haberse erigido como opción donde el resto tuvo y tiene problemas para gobernar?
Mirá, ningún análisis político que se haga para la Ciudad es predicable para el resto de las ciudades de la República, eso es así. Dicho esto, pienso que la porteña es una sociedad con poca paciencia y eso se ve en todas las manifestaciones sociales de Buenos Aires. Somos impacientes para hacer una cola en el banco, hasta en las cosas buenas como la obra pública y no nos bancamos un arreglo a cielo abierto porque reduce una calzada del tránsito. Ésa es una característica de esta Ciudad. Contestando tu pregunta, acá tuvo un problema Ibarra, cuyo período lo completó normalmente (Jorge) Telerman, que solamente no ganó las elecciones en una decisión política profundamente equivocada, que fue no hacer esfuerzos para que Filmus y Telerman fueran juntos a aquella elección en cuyo caso quizás hubiéramos escrito otra historia. Y el año pasado, en las elecciones de medio término, cometimos exactamente el mismo error: en vez de conformar listas donde el progresismo peronista fuera unido y poner un buen equipo en la cancha, se prefirió una jugada de carácter individual y entonces no nos fue bien.

¿Éste y qué otros temas se plantearon en los tres cabildos abiertos del peronismo de la Ciudad?
De estos equívocos se habló mucho, de cara a las próximas elecciones.

¿Y de candidatos?, porque el argentino, y más aún el porteño, es mesiánico: Perón, Che Guevara, Maradona…
Sí, pero a mí me cuesta pensar en esos términos. En ese sentido soy un peronista más tradicional, siempre pienso en la política como un episodio colectivo y no individual. Allí empieza la política, donde hay una necesidad, un hospital que no funciona, donde las escuelas tienen los vidrios rotos y la calefacción no funciona o en un barrio que se inunda. Allí se tiene que colocar el peronismo, porque ésa es la gente que requiere de una mirada peronista de la administración. Vos pensá siempre una cosa: uno gobierna como construye poder. Se construye poder de manera superestructural, o de manera colectiva o movimientista, aunque no quiere decir asamblearia porque después la decisión es unipersonal en el sistema ejecutivo del país. Se puede ser democrático en la construcción y eficiente en la ejecución y en eso el gobierno nacional es ejemplo.

A propósito, ¿cuál es la medida que más se recordará de este Gobierno?
La ley de medios, por la cantidad de máscaras que se cayeron. Este gobierno derribó ese mito que decía que nadie se bancaba tres tapas de Clarín en contra, eso es un aporte para salir de una democracia vigilada para pasar a una más espontánea.

¿Y la medida más peronista?
La Asignación Universal por Hijo.

¿Cómo hace para peronizar la Ciudad si el primer reclamo es la seguridad?
Se puede, en la historia de las maras, que son tribus urbanas cuya cultura es la violencia. Siempre en su origen están el padre y el abuelo desocupado, o sea que son chicos que crecen sin la cultura del trabajo. Si vos vas a una villa de cualquier barrio -la 31, la 1.11.14, Santa Rosa en Santa Fe o la Manuelita en Rosario-, al entrar a la habitación principal no hay mesa, sí muchas sillas. Yo un día le pregunté a una señora dónde se sentaban a comer y me contestó: «Acá el que no viene comido no come». No hay mesa familiar, no hay padre, no hay familia, no hay ley, y al colegio sólo se va a comer, y su vida no vale nada. Si le preguntás a esos pibes cuál es su proyecto a largo plazo, a los de quince años te digo que se quieren comprar unas buenas llantas, escabiarse, ir al boliche, te dicen que su expectativa de vida es la noche del día. Entonces, ¿por qué cuando yo era chico, en la década del 60, no había inseguridad? Porque se repartía la riqueza, había trabajo, respeto por las instituciones, porque la policía no se había corrompido, porque el delito era profesionalizado y no proletarizado como es hoy. A todo aquel que te diga que el problema de la inseguridad se resuelve rápidamente, no lo votes porque te está mintiendo, y no lo arregla la derecha.

¿Puede explicar por qué?
Porque la receta represiva no es la que soluciona el problema. La última razonabilidad de la derecha es el muro, para que no salten, para que no se vean. Y con eso lo único que impedís es que el delito entre en un perímetro, pero dónde ponés el muro, y detrás del muro qué hay. Todas las recetas de la derecha están vinculadas con el equipamiento, por lo tanto con la tercerización de los contratos. Ellos plantean como solución poner el dinero de un lado y a los pobres a los que hay que reprimir del otro, y eso no soluciona nada.

¿Qué soluciones plantean para paliar el problema habitacional de la Ciudad?
Dónde vamos a fomentar la construcción y qué tipo. Si tu idea es que crezcan como hongos edificios de propiedad horizontal para clase A o B, a eso le falta una pata, la oferta. Y se soluciona construyendo en forma diversa, y no construyendo sólo de dos mil dólares el metro cuadrado. Hay que dar un debate sobre la utilización de reservas, alguno me dirá que para eso hay que plantear una modificación a la carta orgánica del Banco Central. Bueno, hagámoslo y usemos el extraordinario excedente que hay hoy para construir una vivienda popular y eso se traduce en líneas de créditos accesibles. Otra herramienta es la fiscal, que cuál es: «Miré señor empresario, si usted construye acá va a ser beneficiado con esto y con aquello, pero que sea de Rivadavia para allá». Esto tiene que pensar el Estado, que tenga acceso a una vivienda el laburante, el policía del que hablábamos, que también es un brepo eh (léase, pobre), pero todo esto termina en una planilla Excel. Y se la mostrás a la gente, los ingresos y los egresos. Cuando nosotros asumimos en 2003, el Estado destinaba seis puntos del PBI para pagar el servicio de la deuda, y 1,8 puntos para educación. Siete años después, el gobierno nacional destina seis puntos para educación y sólo 2 del PBI para el servicio de deuda: eso es revolucionario.

Que Pino Solanas haya dicho que se tira a presidente, ¿qué impacto tiene aquí de cara a las próximas elecciones?
Yo a Pino le tengo mucho… cariño… afecto. Y que le vaya bien a él, significaría que le iría bien a mucha gente.

¿Incluso si acuerda con Elisa Carrió?
No creo que eso sea posible. Porque Elisa expresa lo más nuevo de la derecha en la Argentina. Tiene gente increíble alrededor, me parece que Adrián Pérez es una excelente persona, decente, laburante, no tengo más que elogios para él. Pero la conducción es errática, y no creo que terminen acordando Pino con Elisa.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario