Tiempo en Capital Federal

17° Max 14° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 88%
Viento: Nordeste 31km/h
  • Viernes 23 de Octubre
    Muy nuboso17°   21°
  • Sábado 24 de Octubre
    Cubierto18°   22°
  • Domingo 25 de Octubre
    Cubierto con lluvias18°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Quita de subsidios: cómo impactará en las expensas

Algunos consorcios ya implementan medidas de ahorro.

Email This Page

Los usuarios de los barrios porteños de Recoleta, Puerto Madero, Barrio Parque, Belgrano R y los vecinos del corredor Del Libertador, plaza San Martín (Retiro), zona Kavanagh, alto Recoleta, torre Catalinas ya recibieron las facturas de servi­cios sin subsidios. En las próximas semanas, los edificios de esas zonas deberán recalcu­lar sus expensas y los empresarios del sector deducen que podrían implicar subas de al­rededor del 50% en los próximos meses.

La medida alcanza a 275.504 usuarios -incluyendo countries del conurbano- e incidirá especialmente en las expensas que pagarán quienes vivan en edificios peque­ños, con menor cantidad de copropietarios y ubicados dentro de las zonas alcanzadas por la medida.

«En una expensa ordinaria, el mayor componente es de salarios y cargas sociales, casi la mitad, y el otro gran elemento son los servicios públicos: un 20%, aproximada­mente, aunque al final esto depende siem­pre de cada edificio», explica a Diario Z el responsable financiero de la administradora DByT, Julián del Barrio. Y considera que «si finalmente se aplica un 300% o 500% de in­cremento sobre la tarifa, como se estima, las expensas podrían subir fácilmente un 50%». Es el mismo cálculo que, a grandes trazos y aún sin demasiadas precisiones, ya están anticipando los empresarios del sector. La cifra podría variar por la enorme dispersión que muestra en este sentido el mercado in­mobiliario. También, por el barrio que ocupe el inmueble. El último anuncio del Ministe­rio de Planificación incluyó entre las zonas alcanzadas a Puerto Madero, Belgrano R, la avenida Libertador, Retiro, Recoleta, el mi­crocentro y todos los edificios con amenities de zonas de mayor poder adquisitivo, como Núñez, Belgrano y Palermo.

En la consultora Reporte Inmobiliario esperan que la suba de expensas difie­ra según la escala de los edificios. Pesará algo menos, dicen, sobre aquellos que ten­gan mayor cantidad de copropietarios y los que posean seguridad y amenities (si bien están alcanzados directamente por la me­dida), porque en éstos el componente de energía es más reducido en términos rela­tivos. Pero recaerá con fuerza, en cambio, sobre los edificios más chicos que paguen sólo servicios centrales. Éstos son, concre­tamente, aquellos que reciben factura única por el uso de una prestación (por ejemplo, una caldera) cuyo pago se encarga de hacer el consorcio trasladándolo a los inquilinos con un prorrateo por departamento. «El que pague sólo portero y caldera y aquel que mantenga un alto componente de servicios en sus expensas, posiblemente lo sentirán más», estima el director de la consultora, Germán Gómez Picasso.

Ahorros para atenuar subas

Así y todo la suba de expensas podría ate­nuarse con algunas medidas de ahorro que están al alcance los distintos consorcios y que muchos ya prevén implementar. «Algu­nos ya están haciendo cosas para atenuar el impacto: empiezan a cambiar las luminarias por otras más eficientes, que no sólo consu­men menos, sino que emiten menos calor. El artefacto es más caro, pero termina signifi­cando un ahorro a mediano plazo», explica el socio director de Binswanger-Giménez Zapiola, Domingo Speranza. El tarifazo po­dría apurar, incluso, algunos cambios en todo el sector retail: «A largo plazo quizá modifique la forma de construir: se busca­rá levantar condominios más chicos, con menos ascensores. O edificios verdes, por ejemplo, que tienen un ahorro de 40% en energía eléctrica. E implementar mecanis­mos que permitan emplear agua no potable para determinados usos que no la requie­ran», agrega el ejecutivo. En su inmobilia­ria, focalizada en el mercado de oficinas, creen que la quita de subsidios se traducirá en una suba de entre el 20% y el 50% en las expensas.

En algunas unidades, estos esfuerzos de ahorro no serán tan fáciles de implementar: «A veces los edificios deben cumplir con un protocolo sobre el uso de los servicios; de mantener, por ejemplo, la calefacción apagada a determinada hora, que no creo que pueda modificarse tan fácilmente. En las propiedades horizontales se necesitan mayorías para cambiar estas cosas», explicó el director de Reporte Inmobiliario, Germán Gómez Picasso. Para este especialista, el fe­nómeno puede afectar claramente el merca­do de locativos: «Es probable que el inquili­no analice hacia donde mudarse y que esto pueda impactar en el valor del alquiler». Pero descarta que tenga efecto en el largo plazo sobre los valores de los inmuebles, porque hoy «éstos se ubican muy cercanos a su valor de reposición, y por más que se ra­lentice el mercado de alquileres, el traslado a precios tardaría mucho», dice.

DZ/km

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario