Tiempo en Capital Federal

17° Max 11° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 51%
Viento: Sureste 21km/h
  • Sábado 31 de Octubre
    Despejado13°   19°
  • Domingo 1 de Noviembre
    Despejado15°   20°
  • Lunes 2 de Noviembre
    Despejado16°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Quién gana con la pelea Macri – Lavagna?

El acuerdo marchaba sobre ruedas hasta que al Pro lo asaltó una profunda desconfianza.

Email This Page
Roberto_lavagna

Macri asistió a la conferencia por el cambio climático en Nueva York, se sacó una foto con Bill Clinton y ante la pregunta del millón, sólo respondió: “Hay que ver cómo evoluciona”. Se refería al acuerdo que pacientemente viene tejiendo con el ex ministro Roberto Lavagna. El jefe de Gobierno no sólo reconoció que participó de varias reuniones con el economista: habló también de la “grata sorpresa” por el nivel de coincidencias alcanzadas sobre el rumbo que debía tomar el país.

Sin embargo, al Pro acaba de asaltarlo una profunda desconfianza. Ya no creen tanto en las virtudes de sellar un acuerdo electoral con su aliado estratégico, porque Lavagna es también hoy una suerte de bisagra en la articulación del PJ disidente. Dos días antes del primero de mayo pasado, Lavagna y Macri estaban a punto de firmar un documento marco sobre la Constitución, la República y la Justicia. Algo así como una plataforma teórica desde donde lanzar eventualmente la alianza que le permitiría competir por la senaduría al ex ministro y en segundo término a la diputada Gabriela Michetti. Eso estaba arreglado de palabra, a pesar de la resistencia de Michetti que no veía con buenos ojos borrar con el codo lo que se escribió con la mano: la necesidad de pasar por las internas abiertas para definir las candidaturas. Como se sabe ya, la fórmula encontrada fue la formación de un frente en donde el Pro fuera sólo una parte de los adherentes.

Pero resultó que Lavagna firmó ese documento, o uno similar, en Córdoba, junto a Hugo Moyano, José Manuel De la Sota y Gerónimo Momo Venegas. Y Macri se quedó con la birome en la mano.

Aunque, la verdad, no fue el jefe de Gobierno quien planteó abiertamente su desencanto, sí fueron sus alfiles quienes dejaron trascender el disgusto por el encuentro en Córdoba.

La frase atribuida a Macri –“no me gustó esa foto”- trasuntó el malestar. Y la frase pronunciada por Lavagna –“a mí tampoco me gustó la foto del Borda”– en realidad, más que un retruque, respondió a una necesidad de explicitar al bloque cordobés: dicen que Moyano y Venegas pusieron el grito en el cielo porque ni uno ni otro podrían mostrarse en un entendimiento con un responsable político que ordena una brutal represión contra trabajadores, nada menos.

Con todo –y de acuerdo con fuentes muy cercanas a Macri-, lo que hay “firmado” con Lavagna en este momento es una tregua. “Ponernos de acuerdo en las bases generales, debería llevarnos solo 5 minutos”, dicen ahora muy cerca del ex ministro de Economía. Pero en el Pro no están tan seguros. Es más, el clima imperante puertas adentro se podrían resumir así: “Si buscamos una confluencia con Lavagna es para que nazca algo nuevo –suelta un diputado del Pro que pierde mucho con este posible entendimiento-. De lo contrario, nosotros podemos ganar con Michetti en las elecciones. El acuerdo debería ser con Lavagna. Y no con sus amigos disidentes del peronismo residual”.

DZ/sc

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
Comentarios (3)

Deja tu comentario