Tiempo en Capital Federal

26° Max 23° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 70%
Viento: Norte 16km/h
  • Domingo 29 de Marzo
    Muy nuboso22°   28°
  • Lunes 30 de Marzo
    Muy nuboso23°   26°
  • Martes 31 de Marzo
    Cubierto con lluvias20°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

«Puedo aportar a la discusión de los derechos que vienen»

Militante por los derechos igualitarios, director de la Fundación Buenos Aires Sida, se presenta como candidato a diputado por el FpV. Propone legalizar el aborto y el consumo de marihuana y que el Congreso sea menos machista.

Por Romina Calderaro
Email This Page
_DSC0899

Hace 20 años, Alex Freyre recibió un diagnóstico de VIH positivo. El médico que lo atendió le pronosticó tres años de vida. Diecisiete años después, este hombre, militante incansable de los derechos de las llamadas minorías sexuales, no sólo consiguió seguir en este mundo sino que tuvo una participación activa en la sanción de la ley de Matrimonio Igualitario. Hoy ocupa el sexto lugar en la lista de precandidatos a diputados del Frente para la Victoria en la Ciudad. En diálogo con Diario Z, Freyre, que se define como un “machista en deconstrucción” y sostiene que Cristina Fernández de Kirchner es “very grossa,” prometió que si accede a una banca en la Cámara baja va a impulsar, entre otras leyes, la despenalización del consumo de marihuana y la legalización del aborto.

¿Por qué aspira a ocupar una banca en el Congreso de la Nación?
Hace muchos años que vengo transitando los pasillos del Parlamento buscando compromisos para la implementación de leyes, para monitorear políticas públicas y también para conseguir que algunos derechos se plasmen en leyes. Y esto desde mucho antes del matrimonio igualitario: con el VIH-Sida, por ejemplo. Conozco en forma directa la calidad institucional del Congreso, a algunos representantes del Poder Legislativo, y cuando uno va construyendo ciudadanía se da cuenta de que campea un pensamiento colonizante: ellos creen que son mejores que nosotros. Y dan ganas de estar para dar pelea. Cuando escuchás a un diputado como el salteño Alfredo Olmedo que dice “yo tengo la mente cerrada y la cola también” te dan ganas de ocupar un lugar en ese Congreso.

Usted también tuvo un contrapunto con Gabriela Michetti.

Sí. Ella dijo, con nombre y apellido, “yo a Freyre no le daría ningún chico porque a mí todavía la adopción para los homosexuales me hace ruido”. Y agregó: “De última, le daría esos chicos que nadie quiere”. Primero, ella separa entre los elegibles y los inelegibles y a los inelegibles se los enchufa a los putos. Y encima lo dijo con mi nombre y mi apellido. Un casi gobernador de Santa Fe, Miguel del Sel, probablemente próximo diputado, dijo que estira la mano para “tocar culos”. En ese contexto, creo que puedo hacer un aporte enorme en promover un recinto menos machista. Esta mirada hay que deconstruirla y yo creo que puedo colaborar. Además, creo que puedo hacer un aporte en la discusión de los derechos que se vienen: la presidenta dijo en Harvard que en la Argentina se está discutiendo despenalización del aborto y del consumo de marihuana. Y todavía hay que luchar contra la homofobia.

¿Por qué lo dice? La sanción de la ley de matrimonio igualitario fue un avance importante.
El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, ha dicho públicamente: “Vamos, no seas maricón, te convoco a mi partido”. Eso es una ofensa. Porque yo soy maricón y no voy a ir a su partido justamente porque soy maricón y no soy garca. Debemos agravar la pena contra las declaraciones de ese tipo. Porque hay casos como el de Natalia Gaitán, asesinada por el padrastro de su novia porque no quería que fuera lesbiana. Que lo era. Todavía existen las personas que pretenden curarnos. La Organización Mundial de la Salud (OMS), a pesar de que la Argentina y Uruguay desafían a esa organización, sigue diciendo que las chicas trans son unas loquitas que padecen disforia de género. La Argentina dijo: no. Y a pesar de que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) dice que la prostitución es trabajo, la Argentina ha dicho que no.

La Argentina tiene una postura abolicionista en materia de prostitución.
Claro. Y se está avanzando en proyectos para criminalizar al prostituyente. ¿Cómo no voy a querer entrar en el Congreso para impulsar esos procesos? Quiero plantear también el cupo cero al machismo. Yo soy machista, pero me defino como un machista en deconstrucción. En nuestro partido hay mucho machismo, es cierto, porque somos más. Como en todos los partidos. Lo importante es combatirlo.

Usted dice que se va a discutir despenalización de aborto, pero Cristina Fernández está en contra.
Voy a acompañar los proyectos de legalización del aborto que ya están (y no de despenalización, que no es lo mismo). El Frente para la Victoria es un frente peronista igualitario. Para que reinen en el pueblo el amor y la igualdad debemos garantizar el derecho a la mujer a abortar en el hospital público. Nuestro país está siendo observado por su machismo en el mundo. Y no tiene que ver con estar a favor o en contra del aborto, sino con estar a favor de que la mujer no vaya presa y que no muera porque una ley inconstitucional –como señaló la Corte Suprema– se lo impide. Ésta es la profundización del modelo dentro del proyecto. La lista de diputados nos queda corta a nosotros: la potencialidad de personas que pueden ocupar esos lugares es increíble. Mientras tanto, otros partidos tienen que salir a buscar personas que dicen barbaridades.
Pero insisto, Cristina no está a favor de la despenalización del aborto.Ella dice “a mí me acusan de que estoy en contra de discutir aborto y lo pongo a Alex Freyre en la lista y a la diputada Juliana Di Tullio como jefa del bloque del Frente para la Victoria”. Uno habla a través de sus actos. La diputada Di Tullio tiene una posición clarísima al respecto y la nombró a ella y no a otra ni a otro como presidente del bloque. Somos un proyecto nacional que va enfrentando a los enemigos del pueblo. De a uno y de poco, no irresponsablemente, en la medida en que surgen los cuadros que pueden dar las batallas. La llegada de miles de jóvenes a la política, no sólo del Frente para la Victoria –aunque no veo el mismo fervor en la juventud del PRO ni en el radicalismo– es una buena noticia. Y es una buena noticia también la huida de muchos jóvenes desencantados de Proyecto Sur después de la alianza con Lilita. Volviendo al tema aborto… si no lo vota el Frente para la Victoria, no sale. Entonces la conquista está en persuadir, en darle más apoyo a una presidenta que decide apoyar a Juliana Di Tullio, a mí y a Martín Insaurralde. ¿Sabés qué? Nosotros discutimos aborto. Pero no en TN: adentro del bloque. 

En caso de ser electo diputado, ¿pensó qué haría con la dieta? Hay diputados que donan una parte.

Sabés que no sé cuál es la dieta. ¿Cuánto es?
30.000 pesos y un montón de pasajes que se pueden canjear por dinero si no se usan.
Los pasajes los voy a usar todos. Porque desde las provincias, donde hay proyectos autóctonos de desarrollo de estas agendas, todo el tiempo están pidiendo que viajemos a fortalecerlas. Que viajemos nosotros y que viajen otros compañeros. También hay que invitar a compañeros a que vengan a integrar la formación de cuadros políticos y desarrollar escuelas de formación política. Eso no se hace con Skype: hay que poner el cuerpo.

¿Y con la plata?
Después, 30.000 pesos es muy poca plata. No para una dieta: muy poca plata para tanto que hay que hacer. En realidad, trabajar la deconstrucción del machismo y la homofobia va a requerir pedirles a muchos diputados y diputadas que donen una parte de su dieta a esa agenda.

¿De qué vive?
He sabido generarme recursos como consultor. Actualmente estoy cobrando honorarios de unos fondos gestionados por la ONU, pero por suerte pude plantarme en mi soberanía y decirle a la institución que yo no iba a trabajar su enfoque sobre trabajo sexual porque la Argentina es abolicionista. Y además estoy dando charlas para democratizar las fuerzas armadas, pero no financiadas por el Estado, sino porque concursé, apliqué y gané por mi curriculum y entonces soy el adjudicatario de recursos de consultoría internacional. Y ese dinero y el histórico que he generado siempre va para la militancia. Yo no tengo casa propia, para que te des una idea.

¿Alquila?
Sí. Yo no tengo casa propia, pero tengo un hogar. Y me anoté en el Plan Procrear.

¿En serio?
Pero por supuesto… ¿Ustedes qué se creen? Yo tengo VIH. Fui a darme la vacuna antigripal. Yo aprovecho las políticas que promuevo. Uso los preservativos que distribuye el Ministerio de Salud, en mis relaciones sexuales y dando charlas. ¿Cómo no me voy a anotar en el Procrear? Es una grosa, very grosa la Presidenta.

Preguntas de la A a la Z

A. Edad: 43.
B. Barrio donde vive: San Telmo.
C. Estado civil: Casado.
D. Signo: Capricornio.
E. Religión: Universalista.
F. Equipo de fútbol: Boca Juniors.
G. ¿Sus hijos van a escuela pública o privada? Mi marido tiene hijos que van a la escuela pública.
H. Nivel educativo: Universitario incompleto. Estudié Derecho, pero no me gusta definirme por la profesión.
I. ¿Cree en la amistad entre el hombre y la mujer? Creo en la amistad entre las personas.
J. ¿Tiene algún vicio que le gustaría dejar? Querría ser menos sedentario.
K. ¿Hace terapia? Muchos años. Me sirvió para enfrentar el bullying, salir del placard y procesar el VIH.
L. ¿Que está leyendo ahora? El texo de lo que va a ser un libro. Debate parlamentario en Uruguay para legalizar la marihuana.
M. Cuál es su lugar preferido de la ciudad: Mi casa.
N. Infusión favorita: Mate.
Ñ. ¿Qué quería ser cuando fuera grande? Lo que soy.
O. Dibujito animado preferido: Muchos.
P. Una salida nocturna: Comer choris en la costanera.
Q. Su comida preferida: Arroz con leche. Por mi abuela.
R. Un defecto: Descuidar mi salud y a mi familia por dedicarme a solucionar los problemas de otra gente.
S. Una virtud: Reconozco mis defectos para cambiarlos. Machista en deconstrucción, por ejemplo.
T. Personaje preferido de la historia: Castelli.
U. Un hecho que le cambió la vida: No haberme muerto.
V. A qué hora se acuesta y se despierta: Me acuesto tipo 3 y me levanto a las 8.
W. ¿Cena en su casa? No tengo rutinas. Depende.
X. Programa familiar preferido: Comer en familia.
Y. Una cábala: Me enfoco en el pensamiento positivo.
Z. ¿Cuál fue su primer trabajo y a qué edad? McDonalds a los 16.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario