Tiempo en Capital Federal

17° Max 11° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 78%
Viento: Oeste 18km/h
  • Sábado 13 de Agosto
    Cubierto13°   17°
  • Domingo 14 de Agosto
    Cubierto13°   19°
  • Lunes 15 de Agosto
    Cubierto11°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 12/08/2022 11:45:28
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Psicología deportiva: sangre, sudor y diván

El entrenamiento mental de los deportistas contado por la directora de la especialidad en el Cenard.

Por alejandro-percia
Email This Page

Quien quiera desarrollar una carrera como deportista de alto rendimiento debe acumular horas de entrenamiento. Pero también es importante que se sienta motivado, preparado, confiado y pueda soportar la presión. Dicho de otra manera, que la mente esté sana y acompañe la tarea del cuerpo.
Patricia Wightman es fundadora y encargada del Servicio de Psicología del Deporte, función que desarrolla desde 1990 dentro del Departamento de Medicina Deportiva del Cenard. Gracias a esa labor, los atletas argentinos cuentan con el apoyo de un grupo de profesionales que atiende aquellas necesidades que exceden las cuestiones físicas y tácticas.
¿Cómo define su tarea?
Lo primero que tengo que hacer es entender la personalidad de cada deportista. Por ejemplo: hace muchos años iniciaba su carrera Manu Ginóbili. En ese mismo grupo estaban Luis Scola, Pepe Sánchez, Alejandro Montecchia y todo ese equipo que luego nos dio el placer de ganar el Oro en Atenas. Todos totalmente diferentes en personalidad. Entonces yo tengo que entender cómo a cada uno lo está afectando lo epigenético, todo lo que les está ocurriendo alrededor. Ahí puedo empezar el trabajo que llamamos «entrenamiento mental».
¿Qué características mostraba Ginóbili en ese momento?
Él era diferente. Scola y Pepe Sánchez, a su manera, también lo eran. Manu tenía una capacidad muy notable para abstraerse de este mundo, del consumismo que nos rodea, para lograr estar más allá.
¿Se trabaja para conseguir resultados deportivos?
Si yo estoy dirigiendo este departamento, tengo que obtener resultados. Pero el tema es cómo. Eso depende de los manejos que nosotros podamos hacer de lo que se llama la motivación intrínseca y extrínseca, no se puede acentuar una más que la otra.
¿Cómo se prepara un año de Juegos Olímpicos?
La planificación y la periodización se someten a trabajos físicos, técnicos y tácticos. Hay momentos de trabajo extra, momentos muy duros, donde realmente se puede decir que el deporte de alto rendimiento es sangre, sudor y lágrimas. Entonces uno tiene que estar presente, pero eso no significa ayudar al atleta a «bajar», sino a fortalecerlo. Para un ciclo olímpico, un deportista necesita sus ocho o diez años, para estar listo en todo sentido.
¿Cómo se coordina el trabajo con los entrenadores?
Hay entrenadores que saben que los atletas vienen acá, pero no les gusta. Algunos vienen solos, por sus propias cosas. Hay atletas que vienen escondidos, otros que vienen con sus entrenadores. El alto rendimiento no es sólo para los atletas, es también para el entrenador y su sistema. Éste es un tema muy poco trabajado en la psicología del deporte. Es necesario para producir mejoras: el entrenador tiene que seguir estudiando la programación que él impone y que hace a un clima de trabajo. Muchos grandes atletas tienen grandes entrenadores.
¿A veces es más importante trabajar con el entrenador para beneficiar al atleta?
Claro que sí. Yo vi muchos casos de entrenadores que perjudicaban a sus entrenados. A veces yo no puedo acceder al entrenador porque se rehúsa, tiene miedo y posiblemente sepa que no está haciendo bien las cosas, entonces esquiva este consultorio. En un momento hicimos una gran importación de entrenadores de otros países. Los rusos, por ejemplo, puedo decir que trabajaron mucho, creían en la necesidad de un diálogo para trabajar mejor. Los resultados se ven hoy, por ejemplo, con los logros de Federico Molinari (gimnasia artística). Su entrenador es Vladimir, un señor grande pero con una gran sapiencia.
¿El caso más difícil es el del atleta que sufre la falta de motivación?
No, porque el desgaste en el alto rendimiento y las frustraciones, que son muchas, se pueden trabajar y salir adelante. Yo creo que lo más difícil son las adicciones. Como yo no tengo espacio acá para todos los tipos de adicciones, a veces tengo que buscar ayuda afuera. La adicción a no comer, por ejemplo. Como hay que controlar el peso en mucho deportes, algunos tienen problemas con la alimentación. Otro problema es el de aquellos que toman cualquier cosa «para que les haga algo».
¿Qué busca un atleta que consume?
Acelerar los tiempos. Muchas veces está exigido por algo de afuera.
¿Existe la hipermotivación en un atleta al punto de que pueda afectarlo?
Sí, se puede «cebar».
¿Va a haber un equipo de psicólogos en la delegación argentina de Londres 2012?
No, generalmente en la Argentina no se acostumbra. Yo he viajado oficialmente como psicóloga, pero no lo suficiente, y creo que es imprescindible.

DZ/LR

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario