Tiempo en Capital Federal

10° Max 7° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 62%
Viento: Sureste 18km/h
  • Jueves 17 de Junio
    Muy nuboso  11°
  • Viernes 18 de Junio
    Nubes dispersas  10°
  • Sábado 19 de Junio
    Cubierto  11°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Provincia de Buenos Aires: Hora de arrepentimientos

Marijú Vidal pide pista para volver a la Ciudad tras frustrarse en la provincia.

Por Laura Mendoza
Email This Page
Macri-Vidal-FestejoPRO

Quienes frecuentan la intimidad de Bolívar 1 comenzaron a ente­rarse el lunes, aunque muchos ya los sospe­chaban. Al parecer, María Eugenia Vidal habría reclamado volver a la Ciudad dado el magro nivel de instalación al cabo de seis meses de caminar la provincia de Bue­nos Aires. Esto supone que volve­ría a disputar también la sucesión de Mauricio Macri, como aspiran a hacer Horacio Rodríguez Larre­ta y los senadores Diego Santilli y Gabriela Michetti.

Ese territorio, dicen en el PRO, se va convirtiendo en un campo fértil de oportunidades. Saben que es imposible competir con la inserción política y social del go­bernador Daniel Scioli, pero no lo es tanto si la competencia se entabla más con el abanico des­hilachado de la oposición al pe­ronismo, es decir, las distintas ver­tientes socialistas y panradicales. Aun así, admiten en privado que la candidatura de Vidal no crece, que su nivel de desconocimiento es alto y, lo que es más grave, Vi­dal se queja de que el partido no cumple las condiciones pactadas con ella al momento de aceptar bajar a la provincia. Básicamen­te, con los recursos para logística y propaganda que, sólo para este año en curso, sería una suma su­perior a los 50 millones de pesos.

Como sea, Vidal no mide. Ni siquiera se acerca al nivel de co­nocimiento del primo Jorge Ma­cri, intendente de Vicente López y articulador de buenas relaciones con sus pares en la provincia.

Pero como Macri necesita para su pelea presidencial al menos el 20 por ciento de los votos de la provincia (sospecha que allí tiene ya consolidado el 15 por ciento de intención de voto que le dan hoy las encuestas), la mesa chica polí­tica del PRO y el mismísimo Ma­cri están pensando en un atajo, en una solución mágica e idénti­ca a la que encontraron en su mo­mento para Santa Fe, es decir, un actor, un deportista, un mediáti­co, un Miguel del Sel bonaeren­se. Dicen que ya lo tienen y que sólo se trataría de licuar la culpa que le produce a Macri disconti­nuar a uno de sus mejores solda­dos, la señora Vidal.

Nicolás Caputo, socio de Ma­cri y consejero de tiempo com­pleto, sería el más audaz defen­sor de la solución a la encrucijada bonaerense porque sostiene que “Macri no debe sentirse culpable de nada, ya que él y sólo él fue el promotor e inventor de sus cua­dros políticos”. Palabra más, pala­bra menos, desde luego.

De cualquier manera, ningu­na cosa está dicha. Todo es cues­tión de hacer los cálculos en frío y sobre todo de cuidar la imagen de “somos la nueva política” con la dedicación del orfebre, en este caso del influyente Marcos Peña que evalúa los daños que pueden haber hecho al PRO la campa­ña de sus militantes contra Mas­sa, sirviendo panqueques en la vía pública. Y hasta de medir el im­pacto de otras decisiones, como qué hacer con Boca, Angelici, con el propio Riquelme y con los pi­ropos desatinados del propio jefe de Gobierno porteño.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario