Tiempo en Capital Federal

20° Max 15° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 56%
Viento: Este 18km/h
  • Domingo 20 de Octubre
    Cubierto14°   17°
  • Lunes 21 de Octubre
    Muy nuboso con lluvias13°   17°
  • Martes 22 de Octubre
    Nubes dispersas14°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Prohibido repetir aunque te quedes con hambre

El gobierno decidió combatir la obesidad reduciendo las raciones escolares y prohibiendo que los chicos repitan los platos. Pero no hay alimentos saludables de reemplazo ni se limita la promoción de la comida chatarra.

Por Redacción Z
Email This Page
recibo

Por Olga Viglieca

El jefe de gobierno, su segundo, la ministra, sonrientes en un escenario donde nadie reclamó educación sexual, paritarias o mantener los profesorados, hicieron un anuncio casi primermundista. Para combatir la obesidad y el sobrepeso infantil, las dietas escolares tendrán alimentos más saludables: menos hidratos, más frutas, carnes, lácteos y verduras.

Cómo no alegrarse si se conoce el menú que intentan tragar en la escuela los chicos porteños: extraños amasijos de fideos, polenta, arroz, pizza, salchichas, medallones de sustancia indefinida, salsas sustentadas en colorantes, fetas de jamón descolorido, flanes sin sabor que se pueda precisar. Nunca churrasco. Nunca pescado. Nunca ensalada. Pocas frutas, y de mala calidad. No es la primera vez que la Auditoría llama la atención sobre “raciones más chicas que lo establecido en el pliego de contratación, raciones con déficit nutricional y comida fría”. Aunque este mes las familias pagaron $1.400: $70 por día.

Lo que arruinó el anuncio fue, como siempre, la realidad. En solo 24 horas las redes sociales se llenaron de comentarios:

  • “Espero que haya mejorado también la preparación xq mi nieto muchos días viene sin probar bocado xq dice que es incomible.”
  • “Mi hijo me dice que lo único que come es pan.”
  • “Buena idea PERO LAS FRUTAS Y VERDURAS DE LAS EMPRESAS DE CATERING SON HORRIBLES. manzanas, naranjas, mandarinas agrias, no se pueden comer, al igual que las verduras.”

Los comentarios de los docentes fueron mucho más amargos. Denunciaron que nada “más sano” reemplazó los hidratos y que “Chau panera” es más bien un ajuste por la vía del menú.- Que muchos alumnos llegan a la escuela con hambre. Y que ahora también se irán con hambre porque no solo redujeron los platos sino que está prohibido  repetirlos.

El cuerpo de delegados se asistentes de comedor confirmó que “ya no pueden repetir las porciones en primaria y apenas alcanza para repetir en jardín”.

El gobierno arguye que quiere combatir la obesidad y el sobrepeso. Loable. En noviembre del año pasado la Sociedad Argentina de Pediatría calificó como “muy grave” la epidemia de obesidad infantil, que abarca al 6,3% de los chicos. Prácticamente la mitad de los chicos de 7 y 8 años tiene sobrepeso. La SAP proponía “promover una alimentación sana y variada, y actividad física regular para toda la familia”. Con lo cual se podría empezar por aumentar los espacios verdes, los campos de deportes y natatorios en vez de reducir las horas que se usan, como ocurre ahora.

El 85% de los postres, los snacks, la comida rápida y algunos yogures que se publicitan en los programas infantiles superan los umbrales de grasas, sal y azúcar que recomienda la OMS, según la Fundación Interamericana del Corazón (FIC) Argentina. Obligar a las empresas a poner el valor nutricional de lo que promocionan, sacar los alimentos chatarra de los quioscos escolares, prohibir el uso de papelitos de colores y publicidad engañosa son medidas de resultado probado en distintos países.

Y nadie piense que eso solo ocurre en los países nórdicos.  Chile –que también tiene un universo de niños gordos y mal alimentados- lo ha puesto en práctica con  tal suerte que hasta Mac Donalds dejó de vender sus perniciosas papafritas.

 

Fuente Diario Z
Email This Page
Los comentarios están cerrados.