Tiempo en Capital Federal

19° Max 12° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 59%
Viento: Noroeste 18km/h
  • Domingo 22 de Mayo
    Cubierto12°   18°
  • Lunes 23 de Mayo
    Cubierto13°   17°
  • Martes 24 de Mayo
    Cubierto14°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 21/05/2022 02:02:09
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Procesaron a alumnos del Nacional Buenos Aires por daños en una iglesia

Cinco alumnos del Colegio Nacional Buenos Aires fueron procesados por los daños y destrozos que provocaron en la Iglesia San Ignacio de Loyola en septiembre del año pasado, durante una toma que los estudiantes hicieron de la institución.

Email This Page
iglesia san ignacio de loyola, vandalismo VANDALOS REALIZARON PINTADAS Y QUEMARON UN BANCO EN LA IGLESIA SAN IGNACIO DE LOYOLA EN BOLIVAR Y ALSINA.

La decisión fue tomada por el juez federal Norberto Oyarbide contra cinco alumnos, cuya identidad esta agencia mantendrá en reserva, por el delito de daños agravados, y fue impuesto un embargo de cinco mil pesos, informaron fuentes judiciales.

Los alumnos fueron procesados por pintar el piso de la iglesia, prender fuego bancos, orinar y pisar el mantel del altar. «Ni dios ni amo», «hipócritas ni D10s ni amo» y «la única iglesia que ilumina es la que arde», fueron las frases que escribieron los estudiantes, que fueron señalados por otros compañeros como autores de los destrozos. En la causa ya estaba procesado otro alumno por haber amenazado al rector del Colegio, Gustavo Zorzoli, a través de un correo electrónico.

En la madrugada de 25 de septiembre de 2013 un grupo de alumnos del Nacional Buenos Aires ingresó a la iglesia San Ignacio de Loyola, la más antigua de la Ciudad de Buenos Aires, donde perpetró destrozos y dejó pintadas. Los estudiantes que participaban de una toma al colegio ingresaron al templo por un túnel de la época colonial que une al establecimiento educativo con la parroquia.
A raíz del acto vandálico el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, criticó días después la «gramática de la intolerancia» de los responsables de la profanación del templo y expresó su repudio por el «particular ensañamiento» que los autores tuvieron con el altar.

Al presidir una misa de desagravio en el templo, el prelado porteño se mostró abierto a dialogar con los perpetradores, aunque sostuvo que hubo «una grave ofensa a Dios e hirieron a la comunidad», al violentar un edificio sagrado. «Me encantaría encontrarme amicalmente con ellos, mirarlos a la cara, dialogar y hasta tomar un mate si da», subrayó.

 

DZ/vr

Fuente DYN
Email This Page

Deja tu comentario