Tiempo en Capital Federal

15° Max 12° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 66%
Viento: Suroeste 31km/h
  • Martes 17 de Mayo
    Cubierto con lluvias10°   15°
  • Miércoles 18 de Mayo
    Muy nuboso11°   17°
  • Jueves 19 de Mayo
    Nubes dispersas10°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 16/05/2022 05:43:58
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Primeros auxilios: Esos minutos que salvan vidas

Un curso de la Cruz Roja enseña como desempeñarse ante situaciones de riesgo.

Por Natalia Arenas
Email This Page
primeros_auxilios

Adentro de un colectivo, en una plaza, en una fiesta o en el medio de un viaje. En cualquiera de esos lugares o situaciones al­guien puede descomponerse o sufrir un accidente y, muchas ve­ces, el tiempo que transcurre has­ta la llegada de una ambulancia puede ser mortal.

“Un 70 por ciento de quienes vienen a hacer un curso de Primeros Auxilios son personas que estuvie­ron en una situación de emergencia y no supieron qué hacer”, cuenta Santiago Camino Branca, instructor de la sede central de la Cruz Roja Argentina. “Te cuentan por ejem­plo que alguien se descompuso en un casamiento y nadie sabía cómo actuar en ese momento”, detalla.

Se denomina Primeros Auxi­lios a las técnicas, cuidados y pro­cedimientos de carácter inmedia­to, adecuados y temporales que se le aplican a una persona vícti­ma de un accidente o enfermedad repentina, en el lugar de los acon­tecimientos y antes de ser trasla­dado a un centro asistencial.

No siempre las ambulancias tardan en llegar. Pero, aun con la mayor eficiencia y buena voluntad por parte del equipo médico que está llegando, esos minutos pue­den ser decisivos.

Los primeros auxilios también responden a un acto de solidaridad para con otra persona, que no siem­pre es un familiar, un compañero de trabajo o un allegado: muchas ve­ces, la persona a ayudar puede ser simplemente un desconocido.

En los cursos que dicta la Cruz Roja Argentina (tienen una duración de 30 horas, repartidas en cinco cla­ses), uno de los pilares fundamen­tales que se transmite es la conten­ción emocional, que resulta “tan importante como saber qué hacer ante una quemadura, ante una le­sión, un sangrado o una convulsión, porque siempre vas a tener que tranquilizar a alguien, ya sea la pro­pia víctima o a su familiar”, señala Camino Branca.

Así como el mayor porcenta­je de personas que asisten a estos cursos lo hace por haber pa­sado por una situación de emer­gencia, el resto se divide entre quienes lo hacen “por las dudas” (los menos) y quienes tuvieron un requerimiento laboral.

Así, desfilan por los talleres choferes de ambulancias, choferes de larga distancia, taxistas, docen­tes y alumnos de colegios secun­darios.

“El lenguaje que utilizamos es básico, no hacemos hincapié en cosas técnicas, sino en cosas que la persona pueda resolver”, amplía.

A la hora de actuar

Después de realizar un cur­so de primeros auxilios, la prime­ra prueba real será, nada más y nada menos, que en una situa­ción de riesgo genuina y cuan­do menos se espere. Pero, ¿cómo afrontar la inseguridad de esa primera vez?

“Aveces, la barrera que uno tiene para actuar es el miedo a que lo demanden o a tener un problema legal”, puntualiza el ins­tructor de Cruz Roja. Y destaca: “En esas situacio­nes, lo principal es ponerse en resguar­do uno mismo, ésa es una de las pre­misas de los pri­meros auxilios”.

“La ley no te obliga a reani­marlo, a ponerlo de costado así respira, ni a sacarle la remera y comprimirle el brazo si sangra. La ley lo que dice es que te quedes al lado de esa persona, que llames a una persona idónea y esperes a que venga, siempre y cuando no corra peligro tu vida”, resume.

Sobre mitos y creencias

Así como el desconocimiento trae miedo e inseguridades, las creencias y “lo que siempre hizo mi abuela” ante una emergencia puede resultar contraproducente. No todas las recetas caseras son efectivas.

“Hay cientos de esos mi­tos: el de la pasta de dientes, el de poner azúcar en una he­morragia, el de frotarse con el pelo cuando te quemas, el de evaluar si una persona respira con el espejito o po­niéndole detergente con agua a ver si hace globitos… ya perdí la cuenta y las borré del disco rígido”, enumera Camino Branca.

También es cierto que los pri­meros auxilios se actualizaron y, en los últimos 20 años, por ejemplo, se dejó de recomendar el famoso “torniquete” cuando una per­sona sangra. “Hay que ha­cerlo en lesiones especiales. Lo que pasa es que si uno tiene un primer caso de primeros auxilios, siempre una lesión le va a parecer especial, entonces los docentes tenemos que hacer hincapié en cuáles son esas lesiones espe­ciales”, resume.

CRUZ ROJAARGENTINA

Hipólito Yrigoyen 2068.

4952-7200.

info@cruzroja.org.ar

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario