Tiempo en Capital Federal

31° Max 24° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 66%
Viento: Este 26km/h
  • Domingo 24 de Enero
    Despejado25°   33°
  • Lunes 25 de Enero
    Despejado27°   35°
  • Martes 26 de Enero
    Cubierto con lluvias21°   30°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Prevenir la gripe A

Se espera un impacto menor de la enfermedad, pero en algunos centros hay demoras para vacunarse.

Por angela-marino
Email This Page

La vuelta del brote de la gripe AH1N1 está cerca, porque se prevé que será a fines de mayo, pero las vacunas contra ese virus no son de fácil acceso en Buenos Aires, espe­cialmente en el sector privado. Co­las a las 6 de la mañana para sacar un numerito. Teléfonos de vacuna­torios que ya no se atienden para no decir que no hay vacunas, y una preocupación en aumento de la gente que teme por la llegada del invierno y la gripe.
En los centros de salud y hospitales pú­blicos de la ciudad de Buenos Aires están colocando 280 mil dosis de la vacuna con­tra la gripe H1N1, que fueron compradas por el Ministerio de Salud de la Nación a un consorcio de empresas nacionales con un laboratorio extranjero. Esas dosis son vacu­nas monovalentes: contienen sólo la inmu­nización contra ese virus pandémico y no contra otros virus de la influenza.
«Estamos atendiendo un número impor­tante de gente cada día. Sólo se da la vacunas a los grupos de riesgo, como los menores de 4 años, las embarazadas, el personal de la salud, las mujeres que pasaron por un parto hace 6 meses, y personas con patologías como dia­betes u obesidad mórbida», dijo el doctor Jor­ge San Juan, que es uno de los encargados de coordinar las emergencias en el comité especí­fico del Ministerio de Salud porteño.
n cambio, en el sector privado, los vacu­natorios están desde hace cuatro semanas re­pletos de gente que quiere vacunarse aunque no estén en los grupos de riesgo. Allí dan sólo la trivalente, que incluye las cepas contra tres tipos de virus de la gripe. Hay que sacar tur­nos, pero la espera a veces es inútil.
«La población que está fuera de los gru­pos de riesgos puede vacunarse o no. Que­da a criterio de su médico y de cada persona. Pueden comprarla. Si tienen miedo, pueden vacunarse», señaló San Juan. La vacuna es segura para todos, se­gún aclaró el Ministerio de Salud de la Nación, que adquirió 11 mi­llones de dosis para todo el país.
Los especialistas en infectolo­gía reconocen que aún no es cla­ro cuándo vendrá el brote de gri­pe. El año pasado, el primer caso de gripe H1N1 se detectó el 28 de abril en Capital. Era un caso importado con el virus que ha­bía emergido en abril en México, Estados Unidos y Canadá, y que luego se expandió hacia el resto del mundo hasta volverse pan­démico. En Capital, los primeros casos se desarrollaron en alumnos de escue­las primarias y secundarias principalmente, un problema que obligó a cerrar los colegios en mayo y junio como una manera para comba­tir la epidemia. También se extendieron las va­caciones de invierno.
ste año, las autoridades de las carte­ras de Salud y Educación del gobierno na­cional ya aclararon que por ahora no está previsto el adelanto de las vacaciones es­colares de invierno, que en la Ciudadl serán entre el 19 y el 30 de julio. Esta estimación se basa en que «si se cumple con la campa­ña de vacunación y la población toma me­didas higiénicas simples como el lavado de manos, el impacto de la gripe (H1N1) será menor este año», según dijo el ministro de Salud del Gobierno Juan Manzur.
Otro cambio con respecto al año pasado será la atención de los pacientes. Los médi­cos le hacían un hisopado a cada persona que consultaba con los síntomas de gripe, como fiebre superior a los 38 grados, tos intensa, dolor de cabeza, malestar general, dolor mus­cular y congestión nasal. Este año, tan sólo con los síntomas, le darán el antiviral, y no se tendrá hacer un hisopado, ni colas para recibir el diagnóstico. Un problema que fue motivo de críticas de los pacientes durante 2009.
Todos apuestan a que este año la gripe pandémica no será tan demoledora como el anterior. Porque habrá más gente vacu­nada (el año pasado no existía la vacuna es­pecífica contra la gripe H1N1) y porque las personas que ya la tuvieron quedaron inmunizadas naturalmente.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario