Tiempo en Capital Federal

16° Max 12° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 65%
Viento: Noroeste 10km/h
  • Domingo 16 de Mayo
    Cubierto13°   17°
  • Lunes 17 de Mayo
    Cubierto11°   16°
  • Martes 18 de Mayo
    Cubierto12°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Presupuesto 2013: contratistas ricos y ciudadanos de bolsillos flacos

Presión sobre los consumidores, ausencia de inversiones en el sur y de recursos para el subte.

Por Daniel Estévez
Email This Page

El proyecto de Presupuesto 2013 que envío Mauricio Macri a la Legislatura contiene una presión fiscal récord que se va a sentir en los bolsillos de los habitantes de la ciudad. Prevé recursos por $ 40.399 millones, un 27,7% por encima del presupuesto aprobado para 2012, y también por encima de los niveles inflacionarios reales. Y representa una suba del 20% respecto del cierre estimado para 2012.

Esta diferencia anticipa que también en 2013 los ingresos superarán los proyectados y el 27,7% superará holgadamente el 35%.  Nunca el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires contó con tantos recursos presupuestarios. Sin embargo, el texto macrista no prevé ninguna partida para atender la red de subtes (lo que podría llevar a la paralización de un servicio de transporte que casi un millón de personas utiliza por día).

Los recursos del Gobierno provendrán de un importante incremento de los impuestos. Por Alumbrado Barrido y Limpieza (ABL) se proyecta recaudar en promedio un 23% más, sobre la base de haber recaudado en 2012 hasta ahora un 70%. Con relación a 2010 implica un incremento de más del 100%. Mientras se grava más a los porteños, el proyecto reconoce que los llamados «gastos tributarios» – exenciones- de ABL se estiman en $ 181,7 millones. Así, mientras se aumenta el tributo a la ciudadanía porteña, los grandes emprendimientos siguen exentos.

En Ingresos Brutos se realizan «ajustes técnicos» (hacia arriba) en determinadas alícuotas, como una suba del 6 al 7% en las actividades financieras, de seguros y telefonía y del 4 al 5% para las empresas que facturan más de $ 30 millones anuales.

También se grava con un impuesto del uno por ciento a los sellos para la venta de automóviles 0 km, y los usados pasarán del 1,5 al 3 por ciento. En tanto, se eleva un 25% el monto de la facturación anual para acceder a las exenciones para nuevos emprendedores que pasa de $ 1.000.000 a $ 1.250.000.

En Patentes, las exenciones («gastos tributarios») se estiman en $ 34,9 millones.

Doble estándard

En oportunidad de discutirse el proyecto de Presupuesto Nacional, el pasado martes 2, los diputados del PRO volvieron a mostrar duplicidad porque objetaron que «se vuelva a tomar como base los índices adulterados del Indec, proyectando un incremento de los precios del 10,8%, cuando los relevamientos de los institutos de estadística provinciales y consultoras privadas ubican los mismos por encima del 25%». Y agregaron que «desde el punto de vista macroeconómico y a la luz de la evolución de la economía nacional e internacional, es necesario revisar los valores definidos para: inflación, crecimiento, consumo, inversión y tipo de cambio, así como también la estimación de ingresos fiscales y su asignación específica».

Sin embargo, el proyecto de Presupuesto que envió Macri tomó como parámetros macroeconómicos los mismos que estableció el gobierno nacional para su propio Presupuesto y que el macrismo cuestionó duramente en el Congreso Nacional: un crecimiento del PBI de 4,4%, una inflación del 10,8% y un dólar oficial a $ 5,10.

Pero como pasó en los últimos años, cuando la inflación real termine haciendo que la recaudación aumente por sobre los números calculados, ese excedente se usará para cubrir gastos no autorizados en el Presupuesto, «corrigiendo» lo que ahora se envía a la Legislatura para su aprobación.  

Triplicarás la deuda

Por su parte, y a diferencia de otros años, el proyecto no prevé contraer nuevo endeudamiento, posiblemente porque días atrás Macri consiguió la aprobación de un préstamo de $ 390 millones para construir una línea de Metrobús, túneles ferroviarios y otras obras viales, y queda pendiente que se apruebe antes de fin de año la emisión de un bono de cerca de US$ 216 millones que se usarían para la compra de 120 vagones para la línea H de subtes.

Según los datos oficiales, en 2008 la deuda pública de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sumaba US$ 501,3 millones y a septiembre de 2012 ascendía a US$ 1.277 millones, un incremento en dólares del 155%. Si se agrega el endeudamiento reciente, a fin de año la deuda total superará los US$ 1.500 millones, tres veces el endeudamiento de 2008.

Por el lado del gasto, el proyecto estima que será un 23% superior al aprobado para 2012. Son $ 7.644 millones adicionales y un 11% más del cierre estimado para este año, equivalentes a $ 4.031 millones.

Al dar a conocer estas cifras, desde el Gobierno de Ciudad de Buenos Aires aseguran que se destinarán 850 millones de pesos para obras de ampliación del subterráneo, pero no están previstas partidas para la operación de ese servicio. Como se subrayó antes, el proyecto no contempla partidas para el manejo de la red de subtes lo que podría llevar a la parálisis del servicio. Solamente por esto, el proyecto es de una irresponsabilidad institucional sin precedentes.

DZ/km

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario