Tiempo en Capital Federal

17° Max 10° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 55%
Viento: Noroeste 16km/h
  • Viernes 14 de Mayo
    Cubierto11°   17°
  • Sábado 15 de Mayo
    Muy nuboso12°   17°
  • Domingo 16 de Mayo
    Cubierto13°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Presidenciables: Macri sueña con Kirchner

Cree que aunque obtenga solo el 25% de los votos, un balotaje puede sentarlo en la Casa Rosada.

Por Laura Mendoza
Email This Page
23421_ddddd

A veces la historia nace de las paradojas. En 2003, con apenas el 22 por ciento de los votos, Néstor Kirchner consagró una fuerza política que terminó dominando la escena nacional durante una década. Con un peronismo fragmentado, ese porcentaje lo habilitó para una segunda vuelta contra un Carlos Menem repudiado por la sociedad y en colisión con buena parte del peronismo, pero que, sin embargo, mantenía un 30 por ciento de los votos.

Por primera vez en una década, en octubre el kirchnerismo fue golpeado electoralmente en los principales distritos, pero ¿quién podría arriesgar que, números más o números menos, el FpV es hoy una fuerza en extinción con un tercio de los votos?
Con ese tercio, y la idea de un balotaje en 2015, sufre el presidenciable Sergio Massa y se entusiasma el presidenciable Mauricio Macri. Por ahora, ninguno habla de un desenlace abierto siendo que juegan el mismo juego y representan un ideario político similar. Tanto que el intendente de Vicente López, Jorge Macri, aliado a Massa y hombre del PRO simultáneamente, sueña con una interna abierta para definir las candidaturas. No es lo que tiene en mente Macri, al menos por ahora.

El bozal mediático que le impuso el jefe de Gobierno porteño al dicharachero Jaime Durán Barba, no le impidió al admirador de Hitler y Stalin ordenar una estrategia en la mesa de trabajo. Una estrategia que consiste, por un lado, en profundizar medidas de gestión de consuno con lo que los porteños piden a gritos (una ley en contra de los trapitos y limpiavidrios; mayor cantidad de parquímetros; más y mejores coches para los subterráneos, paz, orden y progreso, en fin). Y por otra parte, profundizar la prédica que se basa en los logros y la idea de que el PRO vino a renovar la política, dado que nada tiene que ver con el tercio kirchnerista ni con el otro tercio de centro izquierda (sumando todas las opciones, claro). Ni con el tercio que podría reunir, dadas las condiciones, el peronismo disidente en su totalidad (por poner un sello). Macri confía en que la atomización del universo peronista representado por un pelotón de presidenciables le puede abrir el mismo atajo que le abrió las puertas a Kirchner. ¿Massa, Scioli, Capitanich, De la Sota, Urribarri saldarían sus diferencias por dentro o por fuera del PJ?

El sueño de Macri es menor, porque menor es el alcance de su partido, que no ha podido en diez años hacer pie en los principales distritos electorales. Pero la especulación es mayor. Macri cree que con un 25 por ciento de los votos en primera vuelta, la suerte, el sentido común, la ilusión de lo nuevo, lo depositarían en la Casa Rosada casi sin escalas.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario