Tiempo en Capital Federal

10° Max 7° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 70%
Viento: Este 24km/h
  • Jueves 22 de Agosto
    Cubierto  12°
  • Viernes 23 de Agosto
    Cubierto  13°
  • Sábado 24 de Agosto
    Cubierto11°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Por qué todo el mundo es fanático del spinner

Qué es el nuevo entretenimiento de moda y de dónde surgió esta herramienta anti estrés que ahora es el pasatiempo preferido de los chicos (y muchos grandes).

Email This Page
FIdget_Spinner

En los recreos de los colegios, en el subte, en el trabajo. Está por todos lados. Es ese objeto pequeño que cabe en la palma de la mano que cada vez más chicos, y grandes, creen necesitar tener ya mismo, y muchos ya usan sin parar. Lo alaban o critican en las redes, pero no deja a nadie indiferente. Lo piden madres y padres en los negocios, para sus hijos (o para ellos). Las jugueterías se quedan sin stock. El fidget spinner (o spinner, a secas) se convirtió, en pocas semanas, en el nuevo juguete de moda.

Es una pieza de plástico o metal con tres aspas simétricas y un rodamiento central. Se sujeta con los dedos y entonces las aletas giran. Existen diferentes modelos: más o menos aspas, diferentes formas, dibujos, materiales y hasta con Bluetooth. Sus diversos colores y figuras los hacen crear efectos visuales. Incluso hay algunos que brillan en la oscuridad.

Y así, como el Capitán Queeg con las tres bolas de metal en la mano, el memorable personaje que interpretó magistralmente Humphrey Bogart en el clásico de 1954 El motín del Caine, el spinner se hace girar.  Y girar. Y girar. Sin parar. Y no mucho más. Eso es todo, que parece nada, y sin embargo cautiva a cada vez más niños, jóvenes y adultos.

El spinner nació como una herramienta anti estrés hace ya veinte años, pero ahora alcanzó su éxito, como juguete.  El objetivo principal, a la hora de lo lúdico, es hacerlo girar a toda velocidad. Y listo. Vienen con diferentes niveles de dificultad: se puede solo ponerlos a rotar o hacer algunos trucos visuales. Ahora que el futuro ya llegó hace rato, este nuevo chiche es como el Tiki-Taka del siglo XXI, aquel juego con dos bolas de plástico atadas con un piolín que había que lograr golpear arriba y abajo y fue furor en los 80. O como lo fue el balero en las décadas del 50 y 60.

La demanda en jugueterías es cada vez mayor y según varios locales consultados se venden unos 50 por día a un valor promedio de $ 190. La masividad casi automática, y casi adicción que generó en distintas partes del mundo hizo que en muchas escuelas ya prohibieran su uso dentro las aulas. Porque aunque el efecto es tranquilizador para el que o usa, el resto de los chicos se desconcentra de sus tareas por mirar cómo gira el chiche. Y gira. Y gira.

La creadora del spinner es la ingeniera estadounidense Catherine Hettinger, que ideó este objeto hace ya dos décadas inspirada en su hija Sara, de entonces siete años, y con el fin de ayudar a niños con autismo o trastorno por déficit de atención, hiperactividad o ansiedad. Patentó su invento durante casi una década, pero en 2005 tuvo que vender los derechos porque se quedó sin fondos para pagar la renovación.

Así que este boom de ventas mundial no le significó a Hettinger ningún beneficio económico, aunque sí mucha fama inesperada. En varias entrevistas recientes, que le hicieron de diversos medios de Estados Unidos y Europa, contó la historia de su invento y aseguró que no le importa no ganar dinero porque no había creado el spinner con esa intención. Y dijo que está contenta. Y tal vez hizo girar su objeto por lo bajo, relajada.

Fuente Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario