Tiempo en Capital Federal

17° Max 10° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 41%
Viento: Suroeste 23km/h
  • Lunes 21 de Septiembre
    Nubes dispersas10°   16°
  • Martes 22 de Septiembre
    Cubierto12°   18°
  • Miércoles 23 de Septiembre
    Cubierto13°   19°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Poesía porteña para todos los gustos

En bares, bibliotecas, universidades, centros culturales y hasta el living de alguna casa, cada semana se pueden encontrar escritores compartiendo sus textos ante un público fiel y numeroso.

Por Paula Jiménez España
Email This Page
Publico carne argentina

Una vez, en un ciclo de lecturas del que participaba Susana Thénon, un muchacho levantó la mano y recitó, para solaz del azorado público, unos poemas de Alejandra Pizarnik. Ese chico era un entonces desconocido Batato Barea –ahora mítico artista del under porteño fallecido en 1990–, el lugar era el Centro Cultural Ricardo Rojas y el año, 1984.

Por entonces, una inyección de energía poética inspiraba a la ciudad y se materializaba en espacios públicos, entre otros el Centro Cultural Ricardo Rojas, donde el escritor Daniel Molina creó y coordinó el ciclo Los que conocieron a, en el cual diferentes autores homenajeaban a otros ya fallecidos.

Poco después, la poeta y traductora Delfina Muschietti inauguró su inolvidable La voz del erizo. Variadísimas voces de distintas generaciones pasaron por aquel micrófono con otro concepto, uno novedoso: a este espacio no lo integraban sólo los consagrados, sino también los jóvenes inéditos.

Aunque con altibajos de explosiones y calma, las tertulias poéticas en Buenos Aires existen y suceden desde la época colonial. Durante la dictadura, de hecho, siguió habiendo encuentros de poetas. Muchos de ellos estaban nucleados alrededor de la revista Último Reino, que comenzó a aparecer en el sombrío 1979.

Desde el inicio de la democracia, los ciclos de poesía se fueron multiplicando y se sumó, también la narrativa para explotar como movida durante los 90 y continuar hasta hoy. Zapatos rojos, La mirada, La musik, Boquitas pintadas, La luna en gotas, Poesía en Galerna, Honduras, Belleza y Felicidad, las lecturas y los festivales de la Casa de la Poesía y las noches en Becket han sido sólo algunos de este tipo de encuentros.

Quien quiera oír que oiga

Clara Anich con publico en Alejandria

El público en silencio respetuoso y los poetas: la reunión es un evento social.

No fueron pocos los ciclos que lograron instalarse como proyectos culturales más allá de la organización de las lecturas. Es el caso del Grupo Alejandría, coordinado por Clara Anich, Paula Casal, Nicolás Hochman, Yair Magrino y Edgardo Scott. Arrancó en 2004 y participó de varias Ferias del Libro y Noche de las Librerías. Actualmente, además, promueve concursos de cuento breve y hasta de tuits literarios.

Carne argentina, organizado por los escritores Julián López, Alejandra Zina y Selva Almada desde 2006, se ha transformado en uno de los mejores asadores porteños en materia literaria. Por sus mesas desfilan la poesía y la narrativa produciendo un muestrario de nombres exquisitos que van desde las poetas Mercedes Araujo o Teresa Arijón hasta escritoras como Gabriela Cabezón Cámara o María Moreno.

“Buscamos ampliar el registro de lo que es ‘la literatura’ y hemos invitado a cineastas, fotógrafos, actrices, gente que nunca publicó y está empezando a encontrarse con su escritura” explica López.

Selva Almada, además, coordina junto a Marcelo Carnero el ciclo Rojo, que se realiza desde 2013 en el Espacio Enjambre. Su particularidad, en un comienzo, fue centrarse en la lectura de policial, pero fue cambiando y ampliándose. “Incorporamos la literatura fantástica, el terror, la ciencia ficción, la crónica. Y también quisimos darle un espacio a la poesía. En definitiva hay lugar para todo, siempre de género”, cuenta Carnero.

Brandon Lee, coordinado por Clara Gualano, Guadalupe Faraj y Jorge D’Alessandro, busca distinguirse por su elección temática. Sucede en Casa Brandon y, sin distinción de género (ni literario ni ningún otro, teniendo en cuenta que es un espacio LGBTTI), reúne a poetas, narradores y artistas varios en torno a un tema una vez al mes. En el encuentro de agosto, por ejemplo, la temática convocante fue el erotismo y su nombre lo indicaba humorísticamente: Palabras escogidas.

En este eje que hace conversar las artes y las letras se instala también Transpolar, un ciclo bimestral que se realiza en la librería-vinería Alamut y coordina Fernando Caniza, quien cuenta que “se organiza a partir del diálogo entre la lectura y las imágenes (fotos y videos) que elaboran los autores. A esto se le suma la música. Se apunta a un intercambio”.

En el ámbito estrictamente poético –pie fundante de la tradición oral en la ciudad– son varios los ciclos que se vienen sucediendo. Entre ellos se destaca Interiores, la idea que lleva adelante en la Biblioteca José Ingenieros la poeta Inés Manzano desde hace más de una década. Sus invitados vienen desde diferentes puntos del país y entre muchísimos otros estuvieron Enrique Butti (Santa Fe), Gerardo Barton  (Neuquén), Franco Rivero (Corrientes) o Jotaele Andrade (Azul, provincia de Buenos Aires). Todos estos ciclos son gratuitos y se hacen absolutamente a pulmón. Si es posible, además se come y bebe.

En diferentes puntos de la ciudad, en bares, bibliotecas o centros culturales, se pueden encontrar escritores compartiendo sus textos cualquier día de la semana. No se pide nada a cambio, salvo el deseo sagrado de decir y de escuchar.

Algunos lugares

Ciclo Alejandría. El primer martes de cada mes en la Fundación Tomás Eloy Martínez (Carlos Calvo 4319, 1º). Próximo encuentro el 6 de octubre.
Carne Argentina. Se hacen cuatro lecturas por año, más o menos una por estación, en G104 (Gascón 104). La siguiente debería tocar en octubre o noviembre.
Rojo. Sucede el último viernes de cada mes en Espacio Enjambre (Acuña de Figueroa 1656). Por una cuestión organizativa, esta vez en septiembre no habrá encuentro, así que hay dos programados para octubre: el primero, el 9.
Brandon Lee. Ciclo mensual que suele ser el primer jueves de cada mes en Casa Brandon (Drago 236).
Transpolar. Es bimestral y los encuentros son en la librería Alamut (Borges 1985). El próximo será en algún momento de octubre.
Interiores. Ciclo de poesía coordinado por Inés Manzano. En la Biblioteca José Ingenieros (Ramírez de Velazco 958).
Poesía en la casa. Ciclo mensual de poesía coordinado por Gabriela Franco y Eduardo Mileo. Algunos viernes a las 19.30 en Influencias, casa de arte, (Carlos Calvo 2913).

 

DZ/JPC

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario