Tiempo en Capital Federal

23° Max 18° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 60%
Viento: Sureste 17km/h
  • Sábado 29 de Enero
    Cubierto19°   26°
  • Domingo 30 de Enero
    Despejado21°   29°
  • Lunes 31 de Enero
    Cubierto con lluvias21°   27°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 28/01/2022 13:33:58
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Pocas vacaciones

Los ministros porteños tienen un verano movido, pocos días de vacaciones y control de su jefe.

Por alejandra-vignolles
Email This Page

Mauricio Macri este verano no va a pasear su ocio por las playas de Punta del Este. Al parecer este vecino de Barrio Parque se va a quedar en Buenos Aires y viajaría a Uruguay los fines de semana. A sus ministros les dio nada más que 15 de días de vacaciones. El más castigado el de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro, y también el jefe de la policía metropolitana, Eugenio Burzaco, quienes se tomaron unos días luego de la presentación de la primera camada de la fuerza el 22 de diciembre. En su entorno aseguran que ambos se quedan en enero en BA para abocarse a la dura tarea de lanzar a la Metro en febrero. Pero, que al menos a Montenegro los fines de semana se lo podrá a ver por el balneario CR o en Golf de Pinamar. El laborioso Horacio Rodríguez Larreta, estaría partiendo mañana hacia Miami. El que no las tiene todas consigo es el ministro de Medio Ambiente y Espacio Público, Diego Santilli, que aunque quisiera no podría irse, ya que ni bien llegó lo atacaron bandadas de mosquitos que lo obligaron a salir como los bomberos a fumigar las plazas y después la tormenta que azotó a la ciudad el martes a la madrugada le tiró 150 árboles con los daños consiguientes. Es decir que enseguida de asumir pudo poner en práctica su frase preferida de Roberto Arlt que se refiere a que los logros en la vida se consiguen con la «prepotencia del trabajo». También hay otra que por estas horas tendría en mente: «Hay que empezar a pegarle al chancho para que aparezca el dueño». Esta última tal vez la pronuncie cada vez que recuerda que toda la segunda línea de su ministerio sigue siendo de Rodríguez Larreta. No obstante hay que decir que el suyo debe ser uno de los ministerios más activos, ya que trabajan hasta los fines de semana. Y hasta altas horas de la noche.

A su vez Macri, -ahora que se sabe solo, ya que Francisco De Narváez de cara a las presidenciales de 2011 va a jugar dentro de la interna del peronismo y podría hacerlo acompañando a Carlos «Lole» Reuteman en caso que este participe-, piensa si finalmente lanzará su candidatura a la primera magistratura o si por el contrario le convendría intentar ser reelecto como jefe de Gobierno. La única verdad, hoy por hoy, es que la alianza Unión-Pro ya no existe más y por lo tanto Macri no cuenta para sus aspiraciones presidenciales con la estructura del peronismo bonaerense disidente. Nada más y nada menos.

De esta manera ahora debe enfrentar el dilema de cómo armar una estructura nacional que claramente el PRO no tiene. Macri cuenta hoy de aliados a un sector del radicalismo, que todavía no está claro si van a jugar con Julio Cobos, el Partido Demócrata de Mendoza y la Democracia Progresista de Santa Fe.

Sería un sin sentido que quisiera jugar en la interna peronista, primero porque habría que ver si lo dejan, mmmm, y por otra parte perdería aliados como Gabriela Michetti, quien claramente tiene más afinidad con el radicalismo, con la Coalición Cívica o la democracia cristiana.

Por otro lado la ley de Reforma Política que sancionó el Congreso de la Nación, estableció que ahora las alianzas deben estar definidas antes de hacer las internas partidarias. Eso obliga a Macri a decirse cuánto antes si va a jugar la presidencial o la local. También tiene que convocar los comicios para elegir las autoridades de las Comunas, que no es poco

De esa decisión depende qué harán los aspirantes a ocupar su sillón como Horacio Rodríguez Larreta; Diego Santilli; Gabriela Michetti y Cristian Ritondo. Al menos Santilli y Ritondo a su vez tienen un plan B, sino no son candidatos a jefe de Gobierno aspira, Santilli a secundar a Michetti y el hombre de Mataderos, esto es Ritondo, a acompañar a Larreta. Así el panorama porteño, por ahora Macri solamente dio la orden a sus funcionarios de involucrarse en temas nacionales. El por caso, ya empezó por fustigar a Julio Cobos. Y parece que va por más. Una duda, que es casi una certeza en los corrillos de la política porteña, es que la presidenta Cristina Fernández va a terminar suspendiendo las internas abiertas, aunque sea por única vez, ya que no tiene ninguna posibilidad de enfrentar dentro del PJ a la oposición con alguna posibilidad de éxito.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario