Tiempo en Capital Federal

21° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 70%
Viento: Nordeste 12km/h
  • Miércoles 14 de Abril
    Despejado17°   21°
  • Jueves 15 de Abril
    Despejado18°   22°
  • Viernes 16 de Abril
    Despejado18°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Pésaj, la fiesta de la libertad

Comienza hoy al salir la primera estrella y termina la noche del martes 18. Qué se celebra y qué significa. Usos y costumbres judíos que son, o pueden ser, tradición porteña.

Por Daniela Pasik
Email This Page
pesaj

Pésaj -que el grueso mal conoce como “la Pascua judía” porque muchas veces las dos fiestas caen en fechas cercanas, como este año- es una festividad que recuerda la liberación del pueblo hebreo después de siglos de esclavitud en Egipto. No hay milagros ni resurrecciones que conmemorar. Se  recuerda el esfuerzo de 40 años inciertos de vagar por el desierto y se festeja la liberación física y espiritual.

Por eso, no importa el credo. Esta es una festividad que propone la liberación de cualquier esclavitud, algo que es aplicable a quien quiera. “Fecha más que central en la tradición judía, pero creo que significativa también para la cultura más allá de pertenencias comunitarias o religiosas”, decía el año pasado en una charla con Diario Z la filósofa Diana Sperling, que además explicaba clara y simple: “las ideas que se expresan en esta festividad nos incumben a todos”.

Hasta hace unos años YOK organizaba el Pésaj Urbano en la Plaza Armenia de Palermo, en una fiesta al aire libre para toda la comunidad porteña, judíos o no, pero dejó de hacerse. El Gobierno de la Ciudad había planeado una Feria de Pascua y Pésaj (con stands gastronómicos, temáticos y actividades) el fin de semana pasado, que se suspendió por lluvia.  El que quiera una experiencia más formal de la celebración judía puede visitar los templos de la ciudad, que a las 19 suelen hacer un seder, y en algunos hay cena (arancelada) después.

Pésaj (en hebreo פֶּסַח) quiere decir “salto”, eso se refiere formalmente a que las 10 plagas que mandó Dios saltearon las casas israelitas, pero también simboliza el fin repentino de una situación. Habla de un cambio rotundo, un pasaje definitivo de un estado a otro. Como lo fue la salida de la esclavitud de Egipto hacia la libertad vagando en el desierto. Es la búsqueda de un destino mejor, despojados, limpios. Y eso es algo que todos, cualquiera, pueden y deben hacer reflexionar, sobre todo en épocas de opresión.

Cómo es la fiesta
La celebración dura ocho noches. En la primera y segunda se hace un Séder seguido de una cena. El ritual se lleva adelante con una bandeja (keará)  que contiene siete alimentos simbólicos que ayudan a recordar el Éxodo. Cada uno significa algo que evoca la historia, como la amargura en la lechuga y el sacrificio en un huevo duro, pero también la dulzura en la miel. Los niños hacen preguntas, los mayores responden y así la historia pasa a las nuevas generaciones.

Luego sí, viene la comilona, esa que deja a todos desabrochándose los pantalones, pero no debe tener jametz (la levadura y cualquiera de los cinco tipos de grano que entraron en contacto con el agua durante más de 18 minutos, o sea el trigo, la espelta, la cebada, la avena y el centeno) porque, según la tradición, al salir de Egipto con tanto apuro no hubo tiempo para llevarlos. En reemplazo del pan hay matzá, como una galletita crocante y chata.

Las diferentes comunidades judías de alrededor del mundo preparan diferentes recetas de Pésaj. Un clásico porteño es la sopa con bolitas de matzá (costumbre Ashkenazi), las minas de pollo o verdura (como unas tartas sefardíes) y los latkes de papa (unos buñuelos, adoptados más tarde en Rusia). A esta altura del siglo XXI, y en constante cambio (más las crisis económicas), muchos también se animan a hacer postres como brownies sin harina o a servir pollo en lugar de cordero.

Como sea, para unos, otros y los otros, Jag sameaj (feliz fiesta) y buen provecho para todos.

Fuente Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario