Tiempo en Capital Federal

32° Max 17° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 49%
Viento: Noroeste 18km/h
  • Miércoles 27 de Octubre
    Despejado20°   29°
  • Jueves 28 de Octubre
    Cubierto20°   28°
  • Viernes 29 de Octubre
    Cubierto19°   26°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Peligro tras las obras de remodelación en Parque Chacabuco

Luego de las tareas de mejoramiento quedaron zonas en estado de abandono y cajas de electricidad.

Por paula-soler
Email This Page

Con el objetivo de beneficiar a 10 mil chicos y a un gran número de adultos que utilizan el polideporti­vo de Parque Chacabuco, la Ciu­dad de Buenos Aires invirtió más de nueve millones de pesos. Pero, terminadas las obras, algunos detalles alarman a los vecinos: cajas de electricidad al alcance de los niños, altu­ra que también preocupa debido a las usua­les inundaciones; una pista de atletismo sin drenaje; canchas de fútbol con pisos de pasto sintético levantado; rejas colocadas de mane­ra precaria. «La empresa que realizó las refor­mas se retira dejando el polideportivo en un estado de abandono absoluto y de incumpli­miento de las medidas de seguridad.

Están en riesgo todos los usuarios, entre los cuales hay niños de cuatro escuelas que deberían empezar las actividades deportivas en abril», advierte la defensora adjunta del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Graciela Muñiz, que presentó una denuncia sobre el tema.

A estas irregularidades se suma que, co­menzado abril, las escuelas de la zona de­pendientes del Ministerio de Educación y las de iniciación deportiva dependientes de la Subsecretaría de Deportes no han comenza­do sus actividades en el Polideportivo.

Fuentes consultadas señalaron que al­gunos profesores de estas instituciones se habrían quejado debido a que el gobierno porteño habría recortado la cantidad de es­tablecimientos que pueden utilizar el Parque. La razón: las obras ocasionaron que haya menos lugar de esparcimiento.

Aunque Muñiz presentó la denuncia hace tres semanas ante el subsecretario de Deportes porteño, Francisco Irarrázaval, pi­diendo que se revea la seguridad del lugar, aún no recibió ningún tipo de devolución.
pesar de varios requerimientos de este diario, Irarrázaval y el administrador del Po­lideportivo, Alejandro Cravedi, se excusa­ron de dar su testimonio, alegando que se encontraban en reuniones. Desde la Subse­cretaría, que depende del Ministerio de De­sarrollo Económico, informaron que, sobre la base de los informes de la Defensoría, «se solicitaron muchas reformas y previsio­nes respecto de la seguridad, fundamental­mente, de tableros eléctricos, rejas…».

«Según el foro de vecinos que apoya el Parque, muchas de las reformas se pensaron para mejorar las instalaciones y para que la Policía Metropolitana pudiese entrenar, pero hasta hoy nadie está conforme, a pesar del dinero invertido», afirma Malena Ruiz, veci­na de la zona.

Inseguridad deportiva

El parque también originó polémica hace unos meses cuando
la Policía Metropolitana utilizaba las instalaciones para entrenar. La nueva fuerza de seguridad utilizó parte del gimnasio, la pista y la zona de las piletas.

«En su momento indicamos que no po­día convivir per­sonal de seguri­dad entrenando junto con los ve­cinos, además de que es una suerte de usurpación del espa­cio público permanente, algo que sigue ha­ciendo Mauricio Macri», afirma Muñiz.

Las reformas en el Polideportivo de Par­que Chacabuco forman parte del Plan de Readecuación del Parque deli­neado por AUSA, empresa del Gobierno de la Ciudad, que tercerizó las obras en Teximco SApor un importe de $ 9.336.739,42. Este espacio es el tercer pulmón de la después de los bosques de Palermo y Parque Avellaneda, con un total de aproximadamen­te 24 hectáreas.

Las tareas de mejoramien­to fueron exigi­das por los veci­nos cuando lograron que se clausuraran las obras de subida y bajada de la autopista 25 de Mayo, a la altura de la iglesia Medalla Milagrosa, encargadas en 2004.

Lo que alarma a la Defensoría es la in­seguridad imperante. «En el lugar se ubi­caron sensores de movimiento, en algunos casos cerca de claraboyas por donde se fil­tra agua, lo que los pone en contacto con la electricidad», advirtió Muñiz. «Hay cajas de luz sin tapa, al alcance de los niños; las re­jas están colocadas de manera precaria, son inestables, y en algunos tramos faltan bulo­nes para sujetarlas.»

Menos y peor

Algo curioso que se detalla en el infor­me de la Defensoría es que «para la cons­trucción del nuevo túnel que une el Parque con la pista, se achicó la cancha de bás­quet, perdiendo las medidas reglamenta­rias y dejando sin uso un lugar de esparci­miento y entrenamiento».
demás, debido a las obras, «el Parque perdió dos de las canchas de Fútbol 5: una de ellas se convirtió en una calle que une la plaza con la pista, y en la otra no se puede realizar ninguna actividad ya que se encuen­tra en un estado lamentable, falta césped sintético y en algunas zonas está levantado».

«La del Parque Chacabuco es una histo­ria de constante usurpación del espacio pú­blico. En momentos en que comienzan a in­vertir en su mejoramiento, es una picardía que hagan las cosas mal», comenta Eduar­do Jalon, de 70 años, vecino de la zona, quien toda su vida fue usuario habitual de las instalaciones deportivas.
este estado de situación se suma el descuido que se hizo de los espacios para actividades físicas, como la pista de atletis­mo que había sido cerrada para mejorar el drenaje, ya que se inundaba, y que aún hoy no puede utilizarse.

Diario Z realizó una recorrida por el Parque y habló con deportistas que entre­nan allí. Contaron que la pista está cerrada desde hace aproximadamente seis meses y que su reinauguración iba a ser el 21 de di­ciembre último, según indicaba una gaceti­lla de prensa que habían recibido.

«Después de pedir entrevistas sin resul­tado alguno, un grupo de vecinos que ha­cemos atletismo fuimos ese día a decirles a las autoridades que en ese estado no se podía inaugurar la pista. Nos respondieron que sólo venían a inaugurar el paseo y ne­garon la existencia de esa gacetilla; es gra­cioso», dijo Ezequiel, corredor amateur que entrena en el Parque.

«Otra cosa pintoresca es que estuvimos mucho tiempo peleando para que no apa­garan la luz de la pista a las 20, especial­mente en invierno. Desde que la cerraron, las luces están prendidas toda la noche», remata Ezequiel.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario