Tiempo en Capital Federal

21° Max 18° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 90%
Viento: Suroeste 23km/h
  • Lunes 26 de Octubre
    Despejado15°   21°
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado15°   21°
  • Miércoles 28 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Pedro Aznar: viaje interior

El disco A solas con el mundo es un registro de los conciertos unipersonales de este virtuoso del ro

Por Diego Oscar Ramos
Email This Page

Suele hablarse de su virtuosismo, de su talento como productor, compositor e intérprete. Y de su historia como miembro de Serú Girán o músico de Pat Metheny. Eso sí, pocos lo imaginarían como ferroviario. Pero así se vio en sueños y de allí surgió la tapa de A solas con el mundo, el disco donde versiona a Joni Mitchell, Cuchi Leguizamón, Cazuza, George Harrison y Andrés Calamaro, entre otros. «Me vi como un ferroviario de 1880, en un pueblito como recién construido, en la hora del almuerzo, tocando mi guitarra», cuenta Pedro Aznar en su casa de Belgrano.

¿A solas con el mundo habla de soledad?
El titulo se refiere más a la intimidad que crea este espectáculo unipersonal y a la función del intérprete, que es el parche que vibra frente al mundo, con canciones que hablan de algo muy íntimo. Es un poco una paradoja.

¿Y con qué asociás la tapa?
Con la magia de los pueblos chicos y los trenes, que implican salir al mundo. Soy de un pueblo pionero, el barrio de Liniers, que lo construyó el ferrocarril. Y siempre lo sentí como un refugio cálido, lejos del ruido de la Buenos Aires del centro. Hace 25 años me mudé a Belgrano, que tiene algo de pueblo. Y en esto hay una constante en mi vida: buscar una periferia tranquila, una mirada que no esté en el ojo de la tormenta.

¿Cómo es tu relación con la Ciudad?
Con Buenos Aires tengo una relación de amor y de fastidio. Me fastidia el ruido, el humo, lo intolerantes que nos ponemos, lo impacientes que somos. Estamos todos chiflados porque estamos en una ciudad colapsada, demasiado grande. Cuando vas a un lugar más chico te das cuenta de que a la vida le gusta tomarse el tiempo. Es medio inhumano meterse en ciudades que son como hormigueros, te tenés que buscar un rinconcito como éste, que está en un contrafrente, con un arbolito, para que no te invada la monstruosidad de ruido que es la Ciudad. Me fascina que su gente sea elegante, que se toma el laburo de vestirse bien para salir a la calle y a pesar de la locura todavía sonríe, tiene gestos amables. Me gusta que haya panaderías para comprar algo lindo a la tarde para tomar el té y ochocientos millones de restaurantes con todo tipo de comidas. Me encanta que sea una ciudad que vive mucho de noche, porque es fascinante, el ritmo nocturno es muy hermoso.

¿Estás más en diálogo con lo inconsciente?
Sí, es un gran momento para la creatividad. Creo que en las ciudades uno busca instintivamente el lugar de la noche porque es más tranquilo. Este mes estuve en una ciudad muy chiquita al lado del mar, componiendo para el próximo disco. Y trabajé siempre de día, ver los cambios de la luz es una maravilla. No tuve que buscar la noche y me hizo bien.

¿La profesionalidad hace perder el placer por la música?
Es un riesgo. Hay momentos en que la vorágine de la profesión te hace perder de vista lo que te llevó a estar ahí, pero siempre quedó un alerta en mí, que me avisó. Por eso no quise publicar mi poesía, para conservar un lugar de expresión artística no profesional. Después me di cuenta y los amigos me convencieron de que no tenía que temer profesionalizarla. Que no iba a perder el don.

¿Y qué te sigue entusiasmando de la música?
Que llega más lejos, comunica cosas que la palabra no puede, con la prosa no llegás nunca. La música es una poesía que canta. Y va directo al corazón.
Dicen que aun en las etapas más conflictivas, Charly siempre mantiene la ternura con vos.

¿Amansás fieras?
No se trata de ninguna capacidad mía, sino de su amor. Yo sólo soy su amigo, se trata simplemente de una relación entrañable de hermanos. Me he enojado seriamente con él y él también ha estado enojado conmigo, hemos tenido peleas de no hablarnos por mucho tiempo, pero como se pelean los hermanos, que nunca dejan de quererse. Me acuerdo que en un distanciamiento largo, le escribí un poema y se lo llevé. Fue una manera de romper el hielo.

¿Qué le decías?
«No puedo evitar quererte, no importa lo que pase.»

DZ/fs

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario