Tiempo en Capital Federal

13° Max 6° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 57%
Viento: Suroeste 21km/h
  • Sábado 31 de Julio
    Cubierto  13°
  • Domingo 1 de Agosto
    Despejado  13°
  • Lunes 2 de Agosto
    Despejado  13°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Pedido de informes y repudio por fiesta privada en el San Martín

Se presentó un pedido de informes por el alquiler del San Martín a un empresario para una fiesta.

Email This Page

Una fiesta privada organizada por un particular con la anuencia de las autoridades de Cultura y el gobierno porteño en las instalaciones del Teatro General San Martín, despertó el asombro y el rechazo en sectores de la cultura.

Según notas aparecidas en los matutinos La Nación y Página/12, el empresario Andrés Von Buch, a través de la Fundación Amigos del Teatro San Martín, presidida por Eva Thesleff de Soldati, festejó su cumpleaños el 2 de mayo en el ámbito público.

Por su parte, la Asociación Argentina de Actores emitió un comunicado de repudio a la «concesión, que encubre políticas privatizadoras y de desentendimiento del hecho cultural como valor simbólico e irrenunciable del Estado», y convocó para la conferencia de prensa que efectuará mañana viernes 14 a las 11 en la puerta del Teatro.

La justificación de la aceptación del festejo -avalado también por el saliente director del Completo Teatral de Buenos Aires, Kive Staiff- estaría dada en la situación económica del conjunto de Corrientes 1530, «arrastrada desde hace años y perjudicada en que Cultura priorizó sus recursos en la reapertura del Colón», comentó Ana María Monti, jefa de prensa del complejo.

«Esto confirma una vez más que para Macri la cultura es un negocio que le tiene que reportar dinero», dijo Puy, de Diálogo por Buenos Aires.

En declaraciones a Télam, señaló su «preocupación» porque el procedimiento para «aliviar» la situación económica del Teatro «se convierta en costumbre y termine siendo un centro de convenciones».

La legisladora porteña María José Lubertino afirmó que «sería constitutivo de un delito» el posible alquiler del Teatro San Martín para una fiesta privada a cambio de una donación de 80 mil dólares.

«Esta situación es una orientación difusa de lo que debe ser una articulación con el ámbito privado», consideró Lubertino durante la sesión ordinaria de la Legislatura, a raíz de la versión periodística que dio cuenta del alquiler del teatro para una fiesta de cumpleaños el pasado 2 de mayo.

Para la legisladora, ello «implicaría una gravedad institucional» dado que «tomar el espacio público o los espacios que deben ser gratuitos y abiertos para su utilización de los particulares resulta constitutiva de un delito».

A su turno la diputada kirchnerista Gabriela Alegre aseguró que des «la legislatura vamos a solicitar las explicaciones correspondientes del caso al ministro (Hernán) Lombardi».

«Alegre señaló que Macri y Lombardi recortan presupuesto de Cultura y para conseguir financiamiento aplican la única forma que conocen que es la de negocio privado, este hecho forma parte de una serie mayor de acciones como el achicamiento del programa cultural en barrios».

El edificio está por cumplir 50 años de su inauguración y presenta problemas estructurales propios del paso del tiempo, pero además habría descuidos presupuestarios visibles en detalles como la falta de aire acondicionado en los sectores administrativos, carencia de insumos como papel y tinta para impresoras y otros perjuicios en apariencia menores.

Para la fiesta privada se suspendieron las funciones de «Estaba en mi casa y esperaba que llegara la lluvia», en la sala Juan José de los Santos Casacuberta y «Los sueños de Cohanaco», en la Cunill Cabanellas.

Sin embargo, el Ballet Contemporáneo de la casa, dirigido por Mauricio Wainrot, obsequió a los presentes en la sala Casacuberta la reposición de «Carmina Burana», sobre música de Carl Orff.

Miembros del ambiente artístico señalaron que el incentivo puede haber venido bien a las arcas del teatro en estado crítico, pero al mismo tiempo temen «que se vuelva una costumbre».

«El personal del Teatro sabía de esto desde hace mucho tiempo, seguramente desde que este señor (Von Buch) comenzó a planear su cumpleaños -contó a Télam a Monti, jefa de Prensa del complejo y legendaria colaboradora de Staiff en diversos ámbitos.

«Para nosotros es una cosa horrible y esperemos que no vuelva a suceder -comentó-, pero antes de que por la falta de presupuesto el Teatro se nos venga abajo no tuvimos más que aceptar.» Monti agregó que Kive fue «el primer indignado por el asunto, pero debió acudir al ministro de Culura, Hernán Lombardi y al jefe de Gobierno, Mauricio Macri, que autorizaron la fiesta».

«Sucede que Von Buch cumplió su sueño de festejar su cumpleaños aquí, y estipuló mediante un escribano público que las donaciones de sus invitados fueran directamente a reequipar tecnológicamente nuestro edificio», explicó.

El proyecto del diputado Puy, exige al titular del Ejecutivo a responder «en un plazo de diez días» sobre si «se alquiló parte del Teatro para una fiesta privada» e insta a las autoridades a «enviar una copia del contrato que posibilitó el acto y quiénes autorizaron el uso del espacio público a privados».

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario