Tiempo en Capital Federal

21° Max 14° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 82%
Viento: Oeste 36km/h
  • Lunes 12 de Abril
    Despejado15°   21°
  • Martes 13 de Abril
    Despejado15°   20°
  • Miércoles 14 de Abril
    Despejado17°   21°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Patricio Hernández: “Vamos a tener un equipo protagonista”

Tras años lejos del fútbol, vuelve a dirigir en la Primera D.

Por Leonel Lenga
Email This Page
patricio_hernandez

Aquellos jóvenes que no conozcan a Patricio Hernández pueden entrar a Youtube, colocar goles de su autoría y empezar a disfrutar de lo que fue el repertorio de este zurdo talentoso, con un centenar y medio de goles, salido de la escuela de Estudiantes de La Plata, con pasos por River, Argentinos, Huracán, Instituto, el fútbol mexicano y el difícil calcio italiano. Con el buzo de director técnico, debutó en el Bicho de La Paternal en 1992 y pasó por Estudiantes, Lanús y Banfield, por última vez en 2007. Sin que se le cayeran los anillos, asumió como entrenador del Club Atlético San Miguel, histórico conjunto del ascenso que luego de mirar para arriba ahora milita en la D.

¿Por qué el fútbol argentino está tan parejo?
Repito lo que dijo Maxi Rodríguez en estos días. A él le costó seis meses adaptarse al fútbol argentino porque todos los equipos juegan a no perder. Se hace un fútbol muy físico y el miedo a la derrota hace que se opaquen las cosas creativas y no se abran los espacios. Esa desesperación, esa lucha por el puntito, hace que se haya equiparado mucho. Hay que sumar, además, que al fútbol argentino se le fueron más de mil jugadores al exterior, lo que significa que nos quedaron las promesas o los que ya regresan de Europa. Entonces estamos hablando de un fútbol argentino B, porque el A es el que se juega en todo el mundo.

¿Por qué hay tanto miedo?
Ocurre por el excesivo protagonismo que han provocado los dirigentes al darle tanta inestabilidad a los técnicos, que se traduce en la del dirigente e incluso en la del jugador para resolver situaciones que estando sereno las solucionaría mejor. Así vemos el caso de Independiente, que no puede dar pie en una categoría inferior a lo que históricamente estuvo siempre.

¿Cómo fue su llegada a San Miguel?
Es maravilloso volver a estar en un club de fútbol, dirigir jugadores, hombres que juegan a la pelota. Ahora elegí un grupo de gente muy jovencita, de 19 y 20 años de promedio, que en algún momento tuvieron la ilusión de llegar a Primera División en los equipos donde hicieron divisiones inferiores. A esto, yo lo llamo la segunda oportunidad. Llegué al club porque me une una amistad con el intendente de San Miguel, que vio que la comunidad sufría mucho por un equipo que en algún momento estuvo por ascender a la A y ahora tocó la división D. Vamos a tener un equipo que, sin ninguna duda, va a ser protagonista de la categoría.

¿Algún jugador de la D podría triunfar en la A?

Creo que sí. Tengo fe de que muchos jugadores, si se continúa con este plan de trabajo, después de 12 o 15 meses de trabajo podrán tener una muy buena proyección. He sacado jugadores del Argentino B como Mauro Camoranesi. Jugadores en el fútbol argentino hay muy buenos. Pero hay que trabajar.

¿Y cómo vive usted el amateurismo después de una carrera tan exitosa?
Es hermoso porque les puedo volcar todos los conocimientos a estos chicos. Así como existen los médicos y maestros rurales, está Patricio Hernández, entrenador de gente amateur.

¿Cómo es el día después, cuando apagan las luces del éxito?
Desde muy chico me eduqué en un club como Estudiantes de La Plata, con una gran tradición humana. Te enseñan que lo importante es desarrollar un trabajo y que todos sirven cuando se suma mucha fe y perseverancia. También que de la risa al llanto en el mundo del fútbol se pasa rápidamente. Bilardo, Menotti y muchos entrenadores que tuve la suerte de que me dirijan me enseñaron que primero está el hombre y después el futbolista o en este caso el director técnico.

¿Cómo pretende seguir su carrera?
Tratar de que todas las cosas que he aprendido en este grandioso y desordenado fútbol argentino pueda transmitírselas a los muchachos. Por sobre todas las cosas, educarlos para que sean mejores personas y mejores futbolistas. Mi objetivo es tratar de armar un equipo serio, competitivo y crear las bases para un trabajo mejor. Nunca fui amante de los flashes, ni me ponen contento ni me deprimen. Por eso, hacer un trabajo, tener un trabajo y tratar de honrarlo es parte del objetivo mío en la vida.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario