Tiempo en Capital Federal

22° Max 16° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 89%
Viento: Sur 27km/h
  • Lunes 29 de Noviembre
    Nubes dispersas16°   26°
  • Martes 30 de Noviembre
    Despejado16°   25°
  • Miércoles 1 de Diciembre
    Cubierto17°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 28/11/2021 07:45:12
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Pastillas libres, de todos los colores

Macri vetó la norma que habilitaba la venta de remedios sólo en farmacias. Los negocios del PRO.

Por Patricio Eleisegui
Email This Page

La venta de remedios volvió a quedar liberada tras la decisión de Mauricio Macri de vetar la adhesión a la ley nacional 26.567. Un negocio que sólo en el rubro analgésicos mueve 250 millones de pesos por año en la ciudad.

La decisión provocó protestas aireadas tanto en el sector económico como en el legislativo en virtud de que el veto del jefe de Gobierno no sólo habilita a los kioscos para que continúen en el negocio del expendio de medicamentos sino que, además, beneficia el formato de comercialización en góndola que llevan adelante cadenas como Farmacity.

A este cóctel también hay que añadirle un componente aún más polémico: la principal beneficiaria del veto macrista es la Cámara Argentina de Productores de Especialidades Medicinales en Venta Libre, una entidad que encabeza Juan Tonelli, pareja de Gabriela Michetti.

Precisamente hacia Tonelli apuntó sus cañones Ricardo Aizcorbe, presidente de la Confederación Farmacéutica Argentina, organización que nuclea a los farmacéuticos a nivel nacional. «Este veto beneficia a Farmacity y a los laboratorios de la Cámara Argentina de Productores de Especialidades Medicinales en Venta Libre, que son los que venden en kioscos y góndolas. Una cámara cuyo gerente general es Juan Tonelli. Además, Farmacity es cliente de la agencia de Miguel de Godoy, secretario de Medios de Macri. Y el CEO de Farmacity, Mario Quintana, es amigo de Horacio Rodríguez Larreta», disparó Aizcorbe, en diálogo con Diario Z. «Es un despropósito colocar a la Capital fuera de una ley que rige en 23 distritos», sostuvo Rubén Campos, legislador de la UCR. «Nos remite a la clase de políticas de los años 90 donde se trataba a los medicamentos como un bien de consumo y no como un bien social.»

El principal argumento del PRO para el veto es que la ley «limita el acceso de la población a los medicamentos en condiciones de equidad, igualdad y libre elección, afectando tanto las garantías constitucionales relativas al derecho de la salud». El diputado del PRO Helio Rebot aseguró que la medida «facilita el acceso, especialmente en días y horarios en los que para comprar una aspirina es necesario buscar una farmacia de turno».

«La versión de la falta de farmacias es algo que impuso el macrismo sin fundamento alguno. ¿Cómo pueden sostener eso siendo que la ley nacional rige incluso en territorios nacionales con miles de hectáreas de campo? El veto sólo se explica desde el amiguismo y la decisión del jefe de Gobierno de gobernar a favor de una minoría corporativa», agregó Campos.

Mientras la venta quedó liberada, los farmacéuticos prometen acciones legales para enfrentar el veto macrista bajo un argumento fuerte: promover la venta indiscriminada de remedios libres en ningún momento asegura que el producto que se está adquiriendo contenga la droga que dice tener o que no presente algún tipo de adulteración. A la pelea aún le quedan varios rounds.

DZ/km

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario