Tiempo en Capital Federal

22° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 73%
Viento: Oeste 15km/h
  • Jueves 1 de Octubre
    Cubierto15°   19°
  • Viernes 2 de Octubre
    Nubes dispersas  14°
  • Sábado 3 de Octubre
    Muy nuboso  12°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Para la primavera: Tres ideas muy pícaras

Arriesgarse a más y enloquecer a tu pareja con tres propuestas irresistibles. 

Por Paola Kullock
Email This Page
pareja_bañera_baño_inmersion_petalos

Explotó la primavera! El solcito ya calienta, los capullos florecen y el polen se esparce por el aire. Hoy te traigo tres ideas muy pícaras para la estación más linda del año.

Salir sin bombacha

¿Lo hiciste alguna vez? ¡Les encanta! No me refiero a si no te pusiste una bombacha porque el vestido te marca todo, hablo de salir sin ropa interior únicamente para seducir a tu pareja… Veamos cómo ponerlo en práctica.

Por ejemplo: te ponés una tanga y te vestís con una pollera a la rodilla o larga (nada de minifalda, porque la idea es que se entere él solo, no todo el mundo) y salen a tomar algo. En un momento, vas al baño, te la sacás y la guardás en la cartera. Cuando volvés a la mesa, se la das en la mano, disimuladamente y con tu mejor cara de “yo no fui”.

Esta sugerencia se puede aplicar en cualquier fiesta y es ideal para neutralizar a esa odiosa compañera-de-trabajo-mosquita-muerta-que-acaba-de-hacerse-las-lolas-y-se-las-muestra-a-todo-el-mundo que tiene tu pareja. Como en el ejemplo anterior, pero se la dejás discretamente en el bolsillo y te vas a la otra punta del lugar a observar su reacción. Te garantizo que no te saca los ojos de encima en toda la noche.

La recomiendo también para fiestas familiares aburridas. ¡Vas a ver cómo te vas a ir rapidito de la casa de tu suegra!

Baño con pétalos de rosa

Imaginate una bañadera con agua tibia, cubierta de pétalos (cubierta, ¿eh?, no tres o cuatro petalitos).
¿No es súper sexy?
Para que te sientas una diosa, comprá un kilo de pétalos blancos (se venden en las floristerías). Llenás la bañera, colocás las flores y te metés a esperarlo.
Si tenés ventilador de techo, podés crear un efecto súper romántico colocando con mucho cuidado algunos pétalos sobre las aspas; cuando llegue, pedile bailar un par de lentos abrazados, debajo del ventilador encendido. Mientras las aspas se mueven, las flores caerán sobre ustedes… ¡eso es muy romántico!

Lap Dance o baile privado

Necesitás: música caliente, una silla para él, luces bajas, un vestuario apropiado (por ejemplo, pollerita corta, remera, bombacha, nada de corpiño) y un accesorio, que puede ser una boa, un cinturón, un pañuelo largo o su corbata.

Entrás caminando de manera sexy, jugando con el accesorio que hayas elegido y te detenés frente a él a una cierta distancia.
Separás un poco las piernas y te movés con sensualidad, contoneás las caderas exageradamente. Siempre sacando pecho y cola.
Te acercás más hacia él, con las piernas estiradas, porque ese movimiento te alarga las piernas, te levanta la cola y mejora la postura. Con tus piernas atrapás una de las suyas, y te apoyás sobre su muslo. Te sentás encima, lo frotás sensualmente mientras le rodeás el cuello con la boa o lo que hayas elegido. Ahora vas a cambiar de posición: te parás apoyando tus lolas en su cara y te apartás de él un poco.
Segundo paso: girás y te ponés de espaldas a él, y te inclinás 90º hacia el piso, las piernas juntas y estiradas, cabeza bien hacia arriba. Jugás a mostrar y no mostrar: tomás la cintura de la pollera con los dedos y la subís y la bajás, hasta que la dejás caer.
Girás, volvés hacia él y te ubicás apoyando el pie sobre la silla, entre sus piernas (¡con cuidado!). 
Con la boa que le pusiste en el cuello, lo acercás fuertemente hacia vos. Te movés, pero sin tirar la pelvis para delante. 
Lo soltás y te acariciás desde el tobillo hasta la cola muy sensualmente, siempre sacando cola. Bajás la pierna.
Caminás un par de pasos hacia él y de nuevo girás, para quedar de espaldas.
Jugás con la remera, estirándola para abajo y para arriba, moviendo las caderas.
Te sacás la remera mientras te contoneás y la tirás. Te cubrís las lolas con las manos y volvés hacia él lentamente.
Ahora viene el momento cúlmine:
Girás y te sentás sobre él, dándole la espalda. Te apoyás, hasta que quede tu espalda sobre su pecho. Tomás sus manos y lo llevás a recorrerte mientras movés la cola sobre su zona íntima. ¡Pero hasta ahí!
Te parás, bailás un poco más, girás, colocás tus piernas juntas entre las piernas de él y bajás contoneándote muy sexy, hasta ponerte en cuclillas le hacés esa mirada que lo dice todo.
Agarrás uno de los extremos de la boa, girás, y te vas, siempre mirándolo por sobre tu hombro y arrastrando la boa.
Y lo esperás en el dormitorio. Feliz primavera.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Asesora en juegos eróticos. Me nutro de historias. Creo en el humor como elemento esencial ante las dificultades.