Tiempo en Capital Federal

24° Max 16° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 45%
Viento: Sureste 32km/h
  • Sábado 5 de Diciembre
    Parcialmente nuboso15°   22°
  • Domingo 6 de Diciembre
    Despejado16°   22°
  • Lunes 7 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Para el director de la OIT Argentina es necesario promover el trabajo decente

El director de la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para la Argentina opina sobre la situación de las empleadas domésticas.

Email This Page
pedro furtado de oliveira Curitiba, 17/05/05 -Pedro AmŽrico Furtado Oliveira, Representante da Organiza‹o Internacional do Trabalho (OIT) e coordenador do programa IPEC (Programa Internacional para Elimina‹o do Trabalho Infantil. Foto Julio Covello/SECS

En la Argentina, el trabajo doméstico representa a aproximadamente el 7% de la población ocupada. Es un sector muy importante para el empleo femenino, un promedio del 18% de las mujeres ocupadas se inserta en él. Asimismo, es una de las ramas de actividad con mayor presencia de trabajo migrante: un 15% de los ocupados migrantes son trabajadores domésticos. En el caso particular de la ciudad el peso relativo es menor (5% de los ocupados totales y 11% del empleo femenino) ya que en muchos casos las trabajadoras se insertan laboralmente en la Capital pero residen en el conurbano.

La sanción de la ley 26.844 en 2013 constituyó un avance significativo en el marco de los principios establecidos por el Convenio 189 de OIT, ratificada por la Argentina en 2013, en términos de una equiparación entre los derechos de las trabajadoras domésticas y el resto de los trabajadores. La ley refuerza la protección del trabajador doméstico en áreas como el horario de trabajo, los salarios, el aguinaldo, las licencias y la protección contra el despido.

Desde la OIT, en el marco del Programa de Acción Global sobre Trabajo Doméstico Migrante, se están desarrollando actividades para promover los derechos humanos y el trabajo decente para los trabajadores domésticos migrantes en las diferentes etapas del ciclo migratorio.

En este contexto, la Secretaría de Empleo del Ministerio de Trabajo, con apoyo de la Oficina de la OIT, ha avanzado en la Argentina en profesionalización de la ocupación y mejoramiento de las condiciones de los trabajadores de casas particulares, a través de cursos de formación profesional.

La creación del Régimen, sumada a un conjunto de medidas de incentivo a la formalización (mecanismos de simplificación y de reducción de los costos de registración para los empleadores) tuvieron un impacto favorable que se tradujo en la reducción de las tasas de informalidad. A inicios de los 2000, la tasa de empleo no registrado del trabajo doméstico rondaba el 95%. Las últimas mediciones ubican este indicador en un 78%. En el caso de la ciudad, los niveles de informalidad son más bajos (en torno al 60%), teniendo en cuenta que una proporción significativa (31%) de las trabajadoras domésticas que viven en Conurbano, trabajan en la ciudad y exhiben tasas más altas de no registro (74%).

A dos años del Régimen, los avances registrados en materia de ampliación de derechos laborales son innegables; queda pendiente profundizar la aplicación de esta ley y continuar elevando los niveles de trabajo decente.

DZ/ah

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario