Tiempo en Capital Federal

17° Max 12° Min
Nubes dispersas
Nubes dispersas

Humedad: 58%
Viento: Sur 25km/h
  • Viernes 30 de Octubre
    Muy nuboso11°   17°
  • Sábado 31 de Octubre
    Despejado13°   19°
  • Domingo 1 de Noviembre
    Despejado15°   20°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Pablo Pschepiurca: Desafíos para el sur porteño

Afianzar los derechos ciudadanos, el secreto de una integración urbana exitosa.

Por Federico Raggio
Email This Page

No es novedoso que el área sur de la ciudad de Buenos Aires sea calificada como la más degradada y abandonada, la que cada gestión promete recuperar y no recupera. El arquitecto Pablo Pschepiurca, sin embargo, afirma que a pesar de tanto despojo, “la rica tradición arquitectónica y un patrimonio edilicio a rescatar” le confieren, a muchas zonas del sur porteño “un gran potencial urbano”. Pschepiurca habla con conocimiento de causa: en 2007 su proyecto ganó –con el estudio Aisenson, que lo tiene como socio– un concurso para la reconversión del Parque de la Ciudad. La alegría no duró mucho: asumido Mauricio Macri, el proyecto quedó en “stand by”.

¿Cómo definiría la zona sur?
Aunque hay grandes diferencias entre las áreas aledañas al Riachuelo, proyectar en el sur es proyectar en áreas de gran potencial pero urbanamente degradadas, escasamente equipadas y generalmente olvidadas por el Estado.

¿Existe potencial urbano en un páramo como el Parque Indoamericano?
Es un buen ejemplo: sectores actualmente desocupados del Indoamericano podrían destinarse a radicar viviendas. Esa redistribución de suelo generaría densidades y tejidos compatibles con una buena calidad urbana. A la luz de los conflictos del año pasado se puede apreciar que la responsabilidad de planificadores y políticos es de tal magnitud que está en juego no sólo la calidad de vida de los habitantes sino muchas veces sus propias vidas.

En su opinión ¿qué se debe tomar en cuenta para reconstruir el sur?
Para pensar en el sur hay que entender que todo gran equipamiento ha sido siempre concebido como una herramienta –o supuesta herramienta– compensadora del desequilibrio urbano. Es tomar conciencia de cuánto la Ciudad se desarrolló, concentradamente, al norte, y que dejó promesas y un territorio vacío en el sur. Así, las zonas menos consolidadas, fueron apropiadas por quienes no disponían de suelo urbano, de vivienda propia ni de equipamientos adecuados de salud, educación y esparcimiento. Proyectar en el sur consiste en urbanizar.

¿Eso qué significa exactamente?
Pensar acciones para construir ciudad, consolidar las tramas barriales, densificar donde se requiera, incentivar la creación de puestos de trabajo locales, mejorar la habitabilidad en las áreas ocupadas por asentamientos o villas, redefinir las trazas viales y el transporte público. Y, sobre todo, mirar más allá del Riachuelo, atravesar las trabas interjurisdiccionales, integrar las márgenes. Debemos terminar con los bordes y considerar al Riachuelo como un eje estructurador de grandes sectores urbanos dentro y fuera de la ciudad de Buenos Aires. Sólo el debate de propuestas técnicas y su sostén en el tiempo, con una fuerte decisión política, hará que podamos dejar de hablar de un sur integrado como si fuera un mito inalcanzable.

¿En qué consistía el concurso para el Parque de la Ciudad?
La pequeña historia de este concurso ilustra la falta de políticas de Estado. Fue el último acto de la gestión de Jorge Telerman durante 2007, horas antes del traspaso del mando a un nuevo jefe de Gobierno. Hoy ese mandato está a punto de finalizar y el Parque de la Ciudad sigue en el mismo estado. Esto habla de la falta de coordinación de política y técnica y de la incapacidad de los propios técnicos de generar un debate fuerte.

¿Cómo se podría aprovechar el Parque de la Ciudad?
Creo que es muy fácil transformar este enorme predio –muy arbolado y en muy buen estado– en un parque urbano real ya mismo. Pero un parque urbano sólo puede serlo en una ciudad, y quienes usen el parque sólo podrán hacerlo en su carácter de ciudadanos. Pensamos que el Parque de la Ciudad debería  ser reconsiderado en función del desarrollo global del Área Metropolitana por su ubicación relativa, su calidad ambiental y la consolidada red vial y de transporte público que lo rodea. En síntesis, se trata de construir ciudad. Es inútil seguir tratando de dar forma a una mancha de aceite en el mar. Sólo la urbanización producirá un salto cualitativo en la calidad de vida de los habitantes del área.

¿Cómo se pueden mejorar las zonas cercanas al Parque?
Consolidando la trama barrial existente, rezonificando algunas áreas para localizar viviendas que mejoren la densidad y la habitabilidad en las áreas que actualmente ocupan asentamientos precarios o villas de emergencia. Habría que redefinir las trazas viales, como lo es la avenida troncal de Lugano I y II, penetrando con ellas a los actuales guetos, rompiendo el concepto de isla. Así, un desprendimiento de la avenida Roca que entre en Barrio Soldati, un nuevo boulevard que vincule Lugano I y II con el Parque del Sur, vías que conecten las zonas aledañas de Valentín Alsina y Lanús con el Parque del Sur. Por otra parte, se tendría que vincular la totalidad del área, desde la zona lindante a la Autopista Dellepiane, con el Riachuelo y más allá aún, penetrando en el conurbano, resolviendo simultáneamente el cruce de las vías rápidas paralelas a las avenidas Fernández de la Cruz y Roca. De esta manera no se continuará con el desarrollo de la ciudad por franjas, sino que se permitirá la integración de las distintas barriadas.

DZ/km

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario