Tiempo en Capital Federal

21° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 56%
Viento: Suroeste 24km/h
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado15°   19°
  • Miércoles 28 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   19°
  • Jueves 29 de Octubre
    Parcialmente nuboso11°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Pablo Canziani: «Esta es la región del mundo donde varió más la tasa de lluvias»

El especialista en procesos atmosféricos sostiene que en la franja que va desde el sur de Brasil hasta el norte de Bahía Blanca se observa más intensamente la incidencia del cambio climático en la cantidad de agua caída.

Email This Page
canziani

Las inundaciones del último abril y los problemas de infraestructura de la ciudad son temas que preocupan a diferentes especialistas e investigadores argentinos. Pablo Canziani es doctor en Ciencias Físicas y se desempeña como investigador principal del Conicet y director del equipo interdisciplinario de estudio de procesos atmosféricos en el cambio global de la Universidad Católica Argentina (UCA). En esta entrevista explica por qué está lloviendo tanto en esta zona del planeta y reflexiona sobre las medidas que hay que tomar para evitar que los futuros temporales vuelvan a causar muertes y destrucción.

¿Se sorprendió por lo mucho que llovió en la zona metropolitana, La Plata y Santa Fe?
No. Porque es una tendencia que se viene observando desde la década del 80. Hay muchos trabajos publicados de distintos miembros de la comunidad científica local e internacional analizando este problema. Sabemos que la región que va desde el norte de Bahía Blanca hasta el sur de Brasil –incluyendo Uruguay y la provincia de Córdoba– es donde más ha cambiado la tasa de precipitación en el planeta.

¿En todo el planeta?
Sí. Aproximadamente desde 1980.

¿Y por qué está lloviendo más en esta región?
Hay dos motivos. Uno es la clásica idea que se tiene de cambio climático, que es por la acumulación de gases de efecto invernadero. El otro motivo fue abordado en el Congreso Internacional del Programa Mundial de Investigación del Clima, que se hizo en la UCA en febrero, sobre la vinculación entre los problemas de la capa de ozono y el clima. Se vio que todos estos cambios particularmente en los meses de verano están asociados a un fenómeno que ocurre con el agujero de ozono de la primavera sobre la circulación del verano del hemisferio sur.

¿Cómo se produce este fenómeno?
El problema es que el agujero de ozono que se forma en primavera en la Antártida enfría mucho la estratosfera y eso hace una diferencia entre la temperatura de latitudes medias y altas. Esa diferencia fortalece un modo de oscilación que se llama “modo anular del sur”, que se propaga hacia la superficie al final de la primavera y al principio del verano. Puede demostrarse que por lo menos la mitad del incremento de las precipitaciones –si no más, en los meses de verano en toda esta parte del planeta– responde al agujero de ozono mientras que en otros lugares, como el sur de Chile y Australia, el efecto que se habría producido por el mismo fenómeno es una merma en las precipitaciones.

¿Se puede regenerar la capa de ozono?
El tema de la capa de ozono, gracias a Dios, es uno de los acuerdos internacionales que se está cumpliendo. De hecho, en la comunidad en la que trabajamos el tema estratosférico, pensamos que en los próximos cinco años ya se podría definitivamente ver el inicio de la recuperación de la capa. Ya se observa la merma de las sustancias que afectan la capa de ozono a nivel estratosférico. Pero el tema es el siguiente: a futuro –y ésa es una de las propuestas que hay que investigar a partir de este congreso– si bien va a haber una recuperación de la capa de ozono a lo largo de entre 40 y 60 años y por lo tanto teóricamente debería haber una merma de este efecto en las precipitaciones y en el clima, no está claro qué va a pasar porque va a depender de los acuerdos internacionales en la parte de gases de efecto invernadero y del uso de suelos.

O sea que va a depender de los acuerdos y la voluntad de cada país.
Claro. Entonces se espera una merma, pero va a haber un efecto remanente –suponiendo que se logre estabilizar ya el efecto invernadero, que es algo que no va a pasar– que minimizaría esa reducción generada por la recuperación de la capa de ozono. En el mejor de los casos puede haber una ligera mejoría o una estabilización, y como están ahora las negociaciones es probable que empeore.

¿Entonces hay que prepararse para que siga lloviendo así?
Sí, esto ya está. Fue un cambio más acelerado de lo que se hubiera esperado simplemente por gases de efecto invernadero y cambio en uso de suelos, que es la otra causa asociada al cambio climático.

¿Cómo impactó el cambio en el uso de los suelos?
Cuando hablamos de cambio de uso de suelos nos referimos a la deforestación y a la expansión de la frontera agropecuaria asociadas a malas prácticas agropecuarias, sobre todo porque el suelo es fijador de dióxido de carbono. No solamente los bosques sino el suelo en sí, los pastizales. Y cuando se afectan los ciclos biológicos del suelo o cambia el modo como se escurre el agua en superficie, se está afectando todas las cuencas hídricas además de la cantidad de precipitaciones.

¿Qué debería hacerse para que no se produzcan muertes cada vez que llueve?
En todo el mundo los eventos meteorológicos están siendo más severos. La tormenta del siglo se está repitiendo casi cada año ya, entonces hay algo que definitivamente hay que hacer. Diría que hay distintos niveles de responsabilidad: nacional, provincial y municipal. Pero en el caso de la Argentina hay una situación histórica que compete a todos los niveles y es que prácticamente desde la década de 1930, aproximadamente, no ha habido una planificación de territorio, en realidad nunca hubo, pero digamos que cuando se empezó a organizar un poco mejor la sociedad internacionalmente, en otros países se empezó a considerar cómo asignar el uso de territorio y demás. Acá nunca se hizo eso.

¿Qué sería planificar el uso de territorio?
Definir qué zonas son para habitar, cuáles deberían ser industriales o agrícolas, el manejo de recursos hídricos, qué zonas dejar para la preservación de la naturaleza, para esparcimiento, para expansión de estos lugares a futuro. Es definir en concreto qué voy a hacer y cómo lo voy a hacer.

¿Cómo empezaríamos a planificar?
La Argentina tiene un problema de macrocefalia en la costa del Paraná y del Río de la Plata. Tenemos una megaurbe que se extiende casi sin interrupciones desde Rosario hasta La Plata y eso genera una situación prácticamente ingobernable. Tenemos ocupación descontrolada del territorio por migraciones nacionales e internacionales hacia las grandes ciudades. No hay ningún tipo de planificación. Se trata de ayudar y de que la migración sea racional y la gente tenga una vida digna. Tenemos una expansión de asentamiento, viviendas de lujo o industrias en zonas donde no corresponde.

¿Cuál es el problema principal en la ciudad?
Hay algo que se manejó mal desde sus inicios: no haber respetado los cauces naturales en una ciudad con un montón de arroyos. No hubo una real planificación del uso del territorio desde esa época y se entubaron los arroyos sin pensar que eran necesarios para sacar el agua de las tormentas. Tormentas fuertes siempre hubo, lo que cambió es la frecuencia y la intensidad. La ciudad tenía todos estos arroyos para vaciar el agua –se armaron naturalmente– y a partir del siglo XX todo eso se tapó. Es un desafío que requiere infraestructura.

¿Las obras del Plan Hidráulico aliviarían los efectos de las lluvias?
Pueden aliviar, pero tiene que haber un convenio de gestión, alguna forma de gestión transmunicipal y no solamente con los arroyos y demás, tiene que haber un tratamiento de la basura que es una de las causas del desastre, tiene que haber en algunos casos –aunque suene muy duro– un plan de evacuación de zonas de manera permanente para parquizarlas. Otros países lo han hecho; incluso Estados Unidos: la gente del valle del Misisipi, a partir de las inundaciones del 93, se está mudando a otras ciudades.

DZ/km

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario