Tiempo en Capital Federal

10° Max 7° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 62%
Viento: Sureste 18km/h
  • Jueves 17 de Junio
    Muy nuboso  11°
  • Viernes 18 de Junio
    Nubes dispersas  10°
  • Sábado 19 de Junio
    Cubierto  11°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Oscar Moscariello, el que se viene

Si Macri debe abandonar su puesto, el actual vicepresidente 1ro de la Legislatura deberá sucederlo.

Por patricia-carini
Email This Page

Muy pocos quieren estar en sus zapatos a esta hora. Le toca compo­ner, bordar, ser solda­do y comandante. Julio se transfor­mó en un mes distinto al de todos los años para Oscar Moscariello, santafesino, de 58 años, presidente de la Legislatura porteña y el hom­bre en la línea de sucesión a la Jefa­tura de Gobierno porteño. La con­firmación del procesamiento de Mauricio Macri por la Cámara Federal en la causa por las escuchas ilegales, el pedido de autojuicio político im­pulsado por el PRO para defender a su jefe, hoy de resultado incierto, pero sobre todo la renuncia a la vi­cejefatura de Gobierno de Gabrie­la Michetti para disputar un espacio en la Cámara de Diputados, deja­ron a Moscariello a pocos pasos de la jefatura local si a Macri el desti­no le juega una mala pasada y debe renunciar o pedir licencia a su car­go. Los modos serenos del legisla­dor que proviene del riñón del Par­tido Demócrata de Santa Fe, por años un dedicado asesor en la Cá­mara de Diputados de la Nación, tienen otro perfil cuando se trata de defender a Macri.

¿Cuál es el rumbo hoy del juicio político en la Legislatura?
Desde el PRO decidimos avanzar rápidamente. Después de la se­sión especial que solicitó la opo­sición advertimos que no es­tán en búsqueda de la verdad, ni de conocer en profundidad lo que pasó con el tema de las escuchas, sino que directamen­te acusaron y juzgaron. Pensa­mos en el juicio político, que tiene su propio reglamento, que tiene una sala acusadora que está compuesta por 45 miem­bros, que han sido sorteados en la primera sesión ordinaria de este año parlamentario, enton­ces la conclusión inmediata es que ésta es una comisión que garantiza la comisión investiga­dora con reglas claras. Al mismo tiempo tiene un plazo estable­cido de 60 días parlamentarios. O sea, en 90 días lo que se in­vestigue puede estar a la luz de forma transparente para que la opinión pública lo conozca. Hay un tema fundamental en el fun­cionamiento del instituto de jui­cio político, que es el derecho de defensa que tiene el jefe de Gobierno, entonces, si todos hablamos y tratamos de preser­var al ciudadano común, que se presume inocente hasta que no haya sentencia firme y si todos pensamos que alguien que está siendo sindicado por algo le te­nemos que dar el derecho a de­fensa, cuestión que con la otra comisión especial puede ocurrir o no ya que no está reglamenta­da. Nuestra conclusión es que lo que queremos es tratar de limar a alguien que en este momento tiene una altísima consideración ante la opinión pública y que en este momento se está generan­do alrededor de él una alterna­tiva política para 2011. Enton­ces, si uno analiza, una causa que está fabricada, direcciona­da, para implicarlo al ingeniero Mauricio Macri y por otro lado, la actitud de todos los sectores políticos que componen la Le­gislatura, llama poderosamente la atención. Hay un oportunis­mo y hay parte de mezquindad política.

¿Tienen los votos necesarios para imponerlo?
No. Creo que todavía no tene­mos el número, porque algunos que se manifestaron de una ma­nera determinada al principio también están volviendo sobre sus propios pasos. Yo creo que Amoroso y Lubertino, llegado el caso van a estar acompañán­donos, no dudo, porque si bien yo no he hablado personalmen­te con ellos, si reflexionamos so­bre estos criterios y estos pará­metros, ellos van a estar cerca nuestro como han estado has­ta ahora.

¿Fue un error la renuncia de Gabriela Michetti?
Si en todo caso se cometió un error, lo asumo, formo parte de este espacio desde el primer día y las decisiones que se han to­mado, las acertadas y las erra­das, las asumo con beneficio de inventario. Cuando el espa­cio decidió que Gabriela Michet­ti sea nuestra abanderada en la elección anterior, fue una deci­sión que tomamos de conjunto, porque le presentamos a la opi­nión pública nuestra mejor can­didata. A la luz de los hechos hoy puede parecer un error. En su momento fue una medida acertada.

¿No se cansa de que en la Ciudad siempre sucedan vai­venes? De la Rúa se va a la presidencial, Gabriela a la di­putación, Ibarra eyectado, Macri en peligro.
La Capital, igual que otros luga­res del mundo, es el epicentro de la política, por eso llama po­derosamente la atención. Pero si uno recorre los diarios del mun­do, se va a dar cuenta de que en esto la Argentina se parece a los demás, en el sentido de que analizamos España, Italia, paí­ses como Canadá, hay renuncias de jefes de Estado. A veces con mayor o menor tensión, a veces con mayor o menor intensidad de conflicto, pero son cosas que pasan. Me preocupa más la ten­sión que está pasando en este momento entre Venezuela y Co­lombia, tratando de analizar la política internacional, que dos países hermanos, puedan tener un conflicto armado. La Ciudad sigue funcionando, se sigue ges­tionando, seguimos trabajando, tratando de agregar cada día valor a la calidad de vida de los porteños.

Dice que algunos reticentes ahora están cambiando, ¿qué señalan las encuestas?
Nosotros hemos advertido que Mauricio Macri subió ocho pun­tos, está rondando casi el 70% de imagen positiva, que la credibili­dad subió cinco puntos y que la gestión está mirada de mejor ma­nera, el porteño cree porque real­mente tiene respuestas de parte de la gestión y ve que es un po­lítico distinto que puede subir­se al ring para pelearse mano a mano en la elección con Kirchner en 2011.

¿Los dichos de Eduardo Duhal­de defendiendo a Macri son el abrazo del oso o es una estra­tegia por si puede encolumnar a todo el Peronismo Federal?
Eso habría que verlo de aquí a fin de año. Me parece que aquí hay una tendencia muy marcada de construir con el Peronismo Fede­ral, de hecho antes de que ocu­rriera el fallo de la Cámara o del propio Oyarbide había gestiones en Diputados para formalizar un interbloque con Felipe Solá, con el peronismo que preside Gracie­la Camaño y el PRO que preside Federico Pinedo. Desde el PRO se estaba trabajando para organizar en las distintas provincias y con­fluir con otras fuerzas, si se con­creta la interna abierta. Lo que pasa en Capital es una piedra más que hay que sortear, forma par­te de la campaña, tienen la misma matriz de persecución a los adver­sarios. La realiza Kirchner, sin lu­gar a dudas.

¿Qué pensó cuando empezó la crisis y usted en la línea de su­cesión?
No lo pienso ni como hipótesis. Yo siempre pensé que en el supuesto caso que tendría que reemplazar­lo a Mauricio sería cuando Mau­ricio sea consagrado presidente de la República. Y seguramente con un Gobierno como el que or­ganizó Mauricio, con los equipos que están trabajando, a dos años y medio de haber empezado la gestión tengo cero preocupación. Sólo lo reemplazaría en el supues­to caso de que Mauricio sea presi­dente de la República.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario