Tiempo en Capital Federal

14° Max 11° Min
Nubes dispersas
Nubes dispersas

Humedad: 69%
Viento: Este 14km/h
  • Viernes 5 de Junio
    Cubierto12°   15°
  • Sábado 6 de Junio
    Cubierto con lluvias14°   16°
  • Domingo 7 de Junio
    Despejado13°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Orgasmo femenino: lo que ellas quieren

El Dr K. recomienda mucho juego previo antes de la penetración, pero Vera Killer acaba con ese mito.

Por Juan Carlos Kusnetzoff
Email This Page

Tanto la experiencia clínica como los comentarios al paso demuestran que los varones, en general, conciben el acto sexual de un modo que podríamos llamar “egoísta”. O sea: muchos hombres suelen creer que  sólo existe la experiencia si hay penetración vaginal.

Cualquier otra variación, pero particularmente la ausencia de penetración, para este mal aprendiz de varón puede llamarse de numerosas maneras, ser un millón de cosas, pero nunca lo va a llamar o considerar una “relación sexual”.

Sobre el orgasmo femenino, además, se tejen y repiten numerosos mitos erróneos. Mal contrastado con el masculino, siempre se pretendió encontrar comprimidos o sustancias que lo faciliten, o por lo menos lo inicien.

Confesemos que hasta el presente se ha conseguido poco o nada al respecto. La hipótesis de por qué se fracasa, una y otra vez, es por lo poco que se sabe de la variedad existente de orgasmos femeninos. Y ya es hora de aprender.

Desde hace muchos años atendiendo parejas y, con las variedades del caso, sugiero que el secreto del éxito es la “franeloterapia”. Pido disculpas, pero es así: hay que dedicar el tiempo suficiente a los juegos sexuales previos. Incluso a veces es recomendable no llegar a la penetración y quedarse sólo en el calentamiento.

Esta simple indicación produce habitualmente dos cosas: se la sigue y se descubre la importancia de los estímulos eróticos concretos, o los pacientes se internan en discusiones inocuas, generalmente defensivas para no hacer nada, y terminan sintiendo depresión, porque yo, el médico, me niego a dar un comprimido “salvador”, que en realidad no existe.

Otro consejo práctico que es bueno tener en cuenta es que la penetración imperiosa, antes de que la mujer esté suficientemente preparada, no es buena tampoco para el hombre. No es muy sabido, pero existen las precocidades eréctiles, y eso sucede cuando el varón cree que ya está suficientemente excitado para penetrar y eyacular.

Resultado: la escasez de excitación sexual de ambos deja sin orgasmo a la mujer y –curiosa o mejor dicho justamente– también al hombre.

Lo mejor es dedicar el tiempo suficiente al juego previo, insisto. Así, el varón estará bien erecto y ella –alguien con sentimientos, deseos, y necesidad de tacto y respeto– estará preparada para recibirlo. De ese modo y nada más es posible el éxito.

DZ/dp

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario