Tiempo en Capital Federal

14° Max 9° Min
Nubes dispersas
Nubes dispersas

Humedad: 64%
Viento: Suroeste 21km/h
  • Domingo 3 de Julio
    Cubierto  12°
  • Lunes 4 de Julio
    Cubierto con lluvias10°   12°
  • Martes 5 de Julio
    Cubierto  13°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 02/07/2022 17:57:46
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Opinión: ¿Qué familia?

Por la Dra. Irene Meler Coordinadora del Foro de Psicoanálisis y Género (APBA)

Email This Page
Grandfather holding grandson on sofa 17 Dec 2010 --- Grandfather holding grandson on sofa --- Image by © Rana Faure/Corbis

La figura clásica de mamá, papá y los chi­cos, todos bajo un mismo techo, todavía es mayoritaria entre nosotros. Sin embargo, coexiste con diversas formas de organización familiar, que aunque son minoritarias, están en ascenso. Muchos niños viven en hogares monoparentales, generalmente a cargo de la madre. Otros son parte de una familia en­samblada, donde comparten el hogar con un adulto no progenitor y, a veces, con otros chicos con los que no tienen parentesco bio­lógico, o que son medio hermanos de ellos. Las familias con progenitores del mismo sexo siempre existieron, pero hoy día ha au­mentado su número, su visibilidad y su reco­nocimiento. Hay quienes viven en las nuevas familias ampliadas, donde luego de formar un núcleo propio, un hijo o hija ha regresado al hogar paterno a posteriori de un divorcio, por falta de recursos para mantener su casa de forma independiente. El auge de las unio­nes por consenso indica que el matrimonio como institución está en crisis.

En este panorama variopinto, se des­taca una nueva tendencia creciente: las madres solas por elección. No se trata de mujeres muy jóvenes y poco educadas, que han tenido embarazos no planificados y así repiten un patrón reproductivo ancestral entre los sectores pobres. Me refiero a las mujeres cuya edad promedio es de 35 años y que tienen una actividad económica que les proporciona recursos suficientes como para sostenerse por sí mismas. Una pro­porción creciente de este sector social está optando por la maternidad buscada y sos­tenida a título individual. ¿Cómo se explica esta transformación de las costumbres, que asemeja en apariencia a los sectores medios con los sectores populares?

Hasta mediados del siglo XX, la formación de pareja fue estimulada por una fuerte pre­sión hacia la conformidad social. Llegada cier­ta edad, había que casarse, y en especial en el caso de las mujeres, la soltería era percibida como un fracaso personal. La posmoderni­dad, en cambio, es respetuosa de las diferen­cias individuales: hoy se busca la autenticidad en la existencia y se reconoce que no existe un modelo universal para lo que cada uno considera una buena vida. Aesto se agrega que los varones que controlan el mercado matrimonial, o sea, aquellos bien ubicados en la escala social, no se ven presionados para casarse, y eligen disfrutar hasta muy tarde de la oferta sexual disponible, dada la liberaliza­ción de las costumbres. Las mujeres jóvenes continúan deseando una unión estable, por­que su tiempo reproductivo está limitado por razones biológicas. Pero su creciente poder social, derivado de la educación y el acceso a buenos trabajos, las ha tornado más selec­tivas, por lo que no les resulta fácil encontrar un varón dispuesto a convivir que, a la vez, les resulte atractivo. Liberadas de las tradiciona­les sanciones sociales, algunas eligen enton­ces estar solas, antes que mal acompañadas. Este no es un camino sencillo ni garantiza la felicidad, pero indica cierto progreso hacia una existencia más auténtica.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario