Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 08/08/2022 00:47:18
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Opinión: El problema es el desinterés

Por Dhan Zunino Singh. Sociólogo e historiador, experto en movilidad urbana.

Por Franco Spinetta
Email This Page
linea_b_subte

Con el traspaso (o mejor dicho, devolución) de los subterráneos a la órbita del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hace más de dos años, uno esperaba un “renacer” o relanzamiento del subte como medio clave para el sistema de transporte metropolitano, como herramienta de planificación e inter­vención en la movilidad urbana.

Sin embargo, la política de movili­dad del Gobierno de la Ciudad estaba ya encaminada hacia la implementa­ción del llamado metrobús, a su éxito relativo en la avenida Juan B. Justo. Asu potencial éxito político en la 9 de Julio se le sumaba el costo relativa­mente menor de este tipo de infraes­tructura en comparación con lo que cuesta realizar un túnel subterráneo.

Los expertos en transporte co­inciden en cómo seguir con la am­pliación de la red, densificando en el área central para resolver el problema de la congestión antes que seguir las extensiones hacia la periferia donde lo único que se logra es el conges­tionamiento de la línea, al no haber, por supuesto, mayor inversión en el material rodante. Sin mayor cantidad de trenes y mayor frecuencia, la ex­tensión de una línea se convierte en un problema más que una solución.

No hay que olvidar que tenemos una red radiocéntrica en una ciudad expandida pero centralizada y que eso siempre será causal de conges­tión. Estimular la construcción de líneas transversales no sólo lograría conexión entre norte y sur sino ade­más descongestión, especialmente si se realiza en avenidas como Callao.

Pero la experiencia lamentable de la Línea H, por la lentitud en su construcción y polémicas en el traza­do, hace que cualquier ciudadano o ciudadana pierda esperanzas en que las líneas de subtes se conviertan alguna vez en una red; que a la vez esté integrada a un sistema intermo­dal y con tarifa integrada.

Hay que poner en público cono­cimiento que aquí no hay problemas técnicos y que los financieros pueden tener solución. Lo que genera dudas es si el servicio subterráneo es un problema de gestión o de desinterés. Aunque la gestión macrista ha de­mostrado ímpetu en otras áreas, aquí hubo intenciones aisladas pero nunca un programa claro de lo que se que­ría hacer –la falta de transparencia en la fundamentación de los aumentos de la tarifa son un ejemplo.

Estimo que existe una falta de interés por desarrollar la red de sub­terráneo como pieza clave del sistema de transporte metropolitano por lo que el futuro queda en suspenso.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario