Tiempo en Capital Federal

13° Max 8° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 70%
Viento: Norte 12km/h
  • Martes 3 de Agosto
    Parcialmente nuboso  14°
  • Miércoles 4 de Agosto
    Muy nuboso10°   14°
  • Jueves 5 de Agosto
    Parcialmente nuboso11°   16°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Objetos: Las peinetas, una alhaja

.

Por valentina-herraz
Email This Page

Adornaban el cabello de las mujeres de la elite porteña, que seguían la moda europea e incluso encargaban sus atuendos a Madrid para las grandes ocasiones. Eran de carey y las hacían artesanos expertos en calado, cincelado y tallado. Los diseños habituales eran de flores y anima­les, y algunas llevaban incrustaciones de oro, marfil y piedras preciosas. Las peinetas españolas eran pequeñas y se acomodaban sobre un rodete. Las porteñas las usaban con mantilla, aunque el adorno, muy frágil, podía romperse si el viento lo desprendía.

Después de la Revolución de Mayo llegó a Buenos Aires un español, Manuel Mateo Mascu­lino, que desembarcó con sus novedosos diseños. Masculino puso un local y rápidamente inter­pretó los deseos de las damas de la Independencia, que buscaban un estilo propio. Fue así que la peineta se convirtió en un peinetón que llegó a medir hasta 1,20 metro. Los peinetones llegaron a ser tan grandes que dos mujeres no podían pasar al mismo tiempo por las angostas calles coloniales y en el teatro dificultaban la visión. Fue necesaria una ordenanza municipal que reglara su uso. Dos factores abarataron los costos y masificaron el acceso a las peinetas. Uno fue que Masculino introdujo una máquina de calar y pulir que sustituyó a los arte­sanos. El otro fue el descubrimiento de que el carey podía ser imitado por asta de vacuno. El peinetón tuvo una década de gloria en los años de Rosas, que lo usó como un símbolo, ya que en él se tallaban las insignias y frases propias del período como «Mueran los salvajes unitarios» o «Federación o muerte». Derrocado Rosas, el peinetón fue perdiendo preponderancia entre los adornos de las damas, que recuperaron la tradicional peineta española pequeña, elegante y considerada una obra de arte.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario