Tiempo en Capital Federal

30° Max 24° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 47%
Viento: Este 32km/h
  • Jueves 21 de Enero
    Despejado23°   29°
  • Viernes 22 de Enero
    Despejado21°   28°
  • Sábado 23 de Enero
    Despejado24°   31°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Nuevo campeonato de AFA: cambiar algo para no cambiar nada.

Los ganadores de los dos torneos (Incial y Final) jugarán un partido para consagrar al campeón.

Por Alejandro Fabbri
Email This Page

Los campeonatos de primera división han tenido cambios de todo tipo y estilo en la extensa vida profesional de nuestro fútbol, próxima a cumplir 81 años a fin de mes. Sin embargo, vale la pena destacar que las modificaciones florecieron a partir de 1967, ya que durante los primeros 35 años, apenas se cambió el certamen en 1934, cuando se debió disputar en tres ruedas, por la escasa presencia de 14 clubes en la máxima categoría.

Siempre fue lo mismo: 16 o 18 o 20 equipos, en dos ruedas, partido y revancha. Sin descensos entre 1931 y 1936, uno o dos retrocesos de categorías entre 1937 y 1966, con anulación del mayor sufrimiento que tiene el hincha argentino, entre 1963 y 1966, por presiones políticas y decisión del gobierno de turno.

En aquella decisión de Valentín Suárez, el interventor que designó el dictador Onganía al frente de la AFA, se produjo una revolución. En 1967 se estrenó el campeonato Metropolitano, jugado por los 22 clubes de Primera A en dos zonas de once cada una, manteniendo los clásicos con los llamados interzonales. Los seis primeros de cada grupo jugarían el flamante torneo Nacional junto con cuatro equipos del interior del país, clasificados tras un extenuante maratón: a Chaco For Ever, San Lorenzo de Mar del Plata, Central Córdoba de Santiago y San Martín de Mendoza nadie les quita el mérito de haber sido los primeros.

En ese mismo año se implementaron los torneos Promocional y Reclasificación, entre los peores de ambas zonas del Metropolitano y con participación de los cuatro mejores de la vieja Primera B, algo que duró apenas dos temporadas. Para 1970, ya el Metropolitano volvió al todos contra todos, pero en una sola rueda. Así siguió con la única salvedad de 1974 y de 1976, cuando repitió en dos grupos.

Nunca hubo tantos equipos como en 1977, cuando fueron 23 los que disputaron el Metro, torneo que ganó River y que provocó el descenso directo de Lanús, Ferro y Temperley. Cuando se produjo el sorprendente penúltimo puesto de San Lorenzo para 1981, los poderosos comenzaron a tambalear. En 1983 se implementaron los descensos por promedio para los dos peores cuadros y al descender Racing, se amplió la suma de puntos para las últimas tres temporadas. Tras el Mundial de 1986, nació la competitiva Primera B Nacional, que también ha sufrido algunos cambios, pero nunca en la magnitud de la máxima divisional.

Vale la pena leer este compendio de cambios: en 1985/86 varió el calendario, ya que se pasó a jugar de agosto a junio del año siguiente porque «los clubes podrían hacer giras por Europa» según aventuraron en AFA. Algo que jamás sucedió. En 1988/89 se determinó que si un partido finalizaba empatado se ejecutarían penales y el ganador sumaría un punto más. En 1990/91 se decidió hacer un torneo Apertura y un torneo Clausura, pero con un único campeón, que sería el vencedor de los dos choques que disputarían los ganadores de cada uno de los torneos. Newell’s y Boca se midieron y el juvenil cuadro rojinegro de Marcelo Bielsa se quedó con el título, al imponerse por penales en la Bombonera, en julio de 1991.

Enterados de que les faltaba lustre a los torneos cortos, se resolvió que para 1991/92 se consagraran dos campeones: uno del Apertura, otro del Clausura, sin ninguna final posterior. Así fue hasta hoy, cuando la dirigencia de AFA resolvió -a pedido de Julio Grondona- regresar a aquel engendro de 1990/91. El Apertura pasará a llamarse Torneo Inicial y el Clausura será el Torneo Final, sin campeones, con ganadores sin vuelta olímpica que disputarán una final. El único cambio serio será el fin de las Promociones, instauradas hace poco más de diez años. En su reemplazo, serán tres los descensos, todos por promedio de las últimas tres temporadas.

O sea que hemos tenido torneos de 14 hasta 23 equipos, el viejo campeonato Nacional que arrancó con 16 y terminó con 32 clubes, muchos del interior. Promocionales, reclasificaciones, octogonales, reducidos, cuadrangulares, triangulares, desempates de todo tipo, descensos con y sin promedios, certámenes de una, dos y tres ruedas, aperturas y clausuras, inicial y final, campeones de una rueda, ahora ganadores. Todo ha sido posible en la coctelera de la mediocridad que han armado los dirigentes del fútbol nacional.

Esta nueva estructura durará poco: quizá se mantengan las definiciones en la parte sensible de los últimos puestos, pero la decisión de no consagrar dos campeones y reinstalar la final, no le gusta a nadie. Quizá, alguna vez, la AFA escuche a la gente común.

Concurso de pesca del Suterh
El 12 y 13 de mayo se realizó en la laguna de Hinojo Grande, partido de Trenque Lauquen, la primera etapa del 4° Concurso de Pesca organizado por el Grupo de Pescadores del Suterh. Año tras año esta iniciativa convoca a una creciente cantidad de aficionados pertenecientes al sindicato de los trabajadores y trabajadoras de edificios. En esta ocasión, el ganador fue Manuel Vega, quien sacó la pieza más grande: un pejerrey de 25 centímetros, haciéndose acreedor a una medalla y a una chaqueta deportiva. Las salidas continuarán a partir de agosto hasta completar las dos etapas restantes, al fin de las cuales se consagrará al ganador de la edición 2012 del Concurso, que repartirá como siempre importantes premios. Los interesados pueden comunicarse con turismo@suterh.org.ar.

 

DZ/LR

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario