Tiempo en Capital Federal

31° Max 24° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 66%
Viento: Este 26km/h
  • Domingo 24 de Enero
    Despejado25°   33°
  • Lunes 25 de Enero
    Despejado27°   35°
  • Martes 26 de Enero
    Cubierto con lluvias21°   30°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Naddeo: ‘No debería ser muy difícil que estemos más unidos’

La legisladora fue la voz más severa a la hora de cuestionar la política educativa macrista.

Por Romina Calderaro
Email This Page

La noche anterior a la entrevista con Diario Z, a María Elena Naddeo se le cayó el celular en una olla llena de aceite. Consiguió secarlo de a poco y no entró en crisis por el incidente.

Tal vez su experiencia como docente -ejerció la profesión desde 1982 y formó parte de la fundación del sindicato Ademys- le haya servido para cultivar la calma, virtud tan necesaria a la hora de resolver inteligentemente conflictos de cualquier índole. Hoy, como legisladora porteña de Diálogo por Buenos Aires (el partido de Aníbal Ibarra), Naddeo se opone en general a la gestión del macrismo y está especialmente preocupada por la política social y educativa que lleva adelante el ministro de Educación, Esteban Bullrich.

Supongo que no está contenta con la ley que modificó las Juntas de Clasificación Docente. ¿Cómo va a impactar esta ley en la docencia cuando se aplique?
Estamos muy impactados negativamente por cómo avanzó el macrismo en el tema educación, con una reforma inesperada, inconsulta, intempestiva. Me parece que Bullrich decidió hacer un eje de su gestión en desprestigiar la educación estatal pública y gratuita en la ciudad de Buenos Aires, marcar algunas de las problemáticas que afectan al sector y de esa manera crecer políticamente. Es una política que seguramente le puede dar rédito entre los sectores más conservadores. Puede ser el consejo del consultor Jaime Durán Barba para Bullrich: enfrentar al sector estatal de la educación.

Y ahora sigue con la evaluación a los docentes.
Sí. Y vuelve a poner lo negativo como tema central. En vez de plantear un programa de recuperación, de fortalecimiento de la escuela pública, él toma lo negativo para ampliarlo. Bullrich parte de un prejuicio. Hay una estrategia de declaración de guerra en curso. Es evidente que eligieron como enemigo a la escuela pública. Y la escuela pública tiene problemas serios, pero necesita ayuda del Gobierno de la Ciudad.

¿Y cuáles son, a su juicio, esos problemas?
Hay desgranamiento escolar, hay muchos chicos con sobreedad, hay abandono de la secundaria de muchísimos adolescentes de diversas clases sociales. Ésos son los temas: cómo podemos enseñar mejor, qué estrategias desarrollar para frenar el abandono y la deserción escolar. Yo estoy trabajando en un proyecto de ley para dar respuesta a una problemática que presenta la escuela primaria: la violencia que aparece en la escuela y en los hogares.

¿Eso afecta la calidad educativa?
Por lo pronto, las maestras y maestros tuvieron que desviar mucho tiempo de su tarea pedagógica hacia tareas de contención social y psicológica. La Ciudad tiene equipos de orientación escolar que funcionan por distrito. Esos equipos se han ido desmantelando y hoy hay tres o cuatro profesionales para dar respuesta a casi treinta escuelas por distrito.

¿Usted qué propone?
Estamos trabajando en un proyecto para que por lo menos cada cuatro escuelas haya un equipo de orientación psicopedagógica que permita que el docente se concentre en la tarea de enseñar.

¿Esos temas no están en la agenda del macrismo?
No, en la agenda pública no están. Y no hay relación entre estos temas y la reforma de las Juntas de Clasificación.

Más allá del tema educativo, ¿cómo va a enfrentar la oposición al macrismo el año próximo?
La agenda tiene que ver con instalar nuevamente el valor de lo público. Creo que no hemos podido llegar con la suficiente masividad con este tema a la opinión pública. Vamos a trabajar mucho en foros de participación ciudadana, en nuclearnos con las organizaciones barriales, las organizaciones sociales. Tenemos que repensar con la ciudadanía qué tipo de Estado queremos, por qué apostamos a una sociedad más democrática, más participativa.

¿Qué pasa con las drogas en los barrios?
Y uno de los problemas más serios que vemos es el aumento del consumo del paco en los barrios del sur de la Ciudad de Buenos Aires. Yo llegué a presentar denuncias contra los dealers de la Villa 15. En ese punto, la Ciudad ha retrocedido.

A usted también le preocupa la violencia de género.
Es que es uno de los grandes temas de la sociedad contemporánea. Y en la ciudad de Buenos Aires tenemos servicios que han sido pioneros, pero el acceso de las mujeres a la defensa de sus derechos sigue atravesado por enormes obstáculos. Y la Ciudad hoy es lugar de tránsito en materia de trata de personas. A partir de la crisis de 2001 ha recrudecido la violencia contra la mujer y esto debe ser abordado con proyectos más profundos y con mayor presupuesto.

¿Por qué el macrismo fue reelecto con tanta comodidad en la última elección? ¿Le reconoce alguna virtud?
Han tenido un éxito muy grande -y esa es una de sus fortalezas- en comunicar la idea de un éxito fácil. Esta convocatoria a la fiesta que hicieron en la campaña, de convocar a la ciudadanía a participar de un futuro de riqueza y de poder ha sido exitosa. Es una estrategia comunicacional interesante, pero fraguada. Es muy fuerte este término, pero así lo pienso. Quizá lo que sí tenemos que aprender del PRO, de esta nueva derecha que se ha aglutinado, es que trabaja transversalmente y se nuclea con mucha fortaleza interna. Mientras que la centroizquierda democrática tiene, tenemos una fragmentación muy grande. El PRO consigue fortaleza interna. A lo mejor porque tiene intereses comunes. Nuestros intereses son los intereses populares: no debería ser muy difícil que estemos más unidos.

DZ/km

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario