Tiempo en Capital Federal

29° Max 24° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 59%
Viento: Este 31km/h
  • Jueves 28 de Enero
    Cubierto con lluvias24°   31°
  • Viernes 29 de Enero
    Cubierto21°   29°
  • Sábado 30 de Enero
    Cubierto con lluvias20°   27°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Nada por aquí, nada por allá

Qué hace el PRO con la plata del Bono Tango.

Por Laura Mendoza
Email This Page

Con el pretexto de avanzar en la cons­trucción del Centro Cívico de la Ciudad, en Barracas, Mauricio Macri y su gente creye­ron oportuno poner en venta bienes del Estado y financiar gestión con deuda emitida a partir de la colocación de bo­nos, cosa que hicieron a fines del año pasado con todo éxito, aun cuando los 415 millo­nes de dólares obtenidos no hayan sido consig­nados en la Ley de Presupuesto 2012.

Macri, que se aferra a la biblia desarrollista, no hace otra cosa que replicar, como en un jue­go de espejos, el viejo truco del menemismo: liquidar bienes públicos y, eventualmente, acei­tar obra con lo obtenido.

Ahora los macristas deberán explicar en la Legislatura por qué el apuro y desenfreno a la hora de hacer caja, como si el paquidérmico aumento de ABLno alcanzara. Así están de caldeados los ánimos de la oposición.

La semana pasada comenzó a rodar entre los diputados la idea de rematar el emble­mático edificio donde años ha funcionaba el Mercado del Plata, que aloja numerosas de­pendencias oficiales y más de 2.000 emplea­dos. Por el edificio -a pasos del Obelisco- ya habrían hecho ofertas distintos grupos hote­leros. Pero nadie sabe a ciencia cierta cuál es su valuación. Por ejemplo, el subsecretario de Planeamiento, Héctor Lostri, dijo en la Comi­sión de Hacienda de la Legislatura que todavía no habían logrado tasarlo, pero que a ojo de buen cubero se podría vender entre 50 y 80 millones de dólares. El mecanismo para concre­tar la enajenación sería el mismo que en 2009 llevó adelante la Ciudad con la privatización de los terrenos fiscales de Catalinas Norte.

Pero el asunto es que a fines del año pa­sado, la Ciudad colocó el llamado Bono Tango por 415 millones de dó­lares aproximadamen­te, cuyos ingresos se efectivizaron en enero. De ese monto total, unos 300 millones se destinaron a amortizar deuda pública, pero de los 115 millones restan­tes no hay novedad, se­gún denunció el audi­tor Eduardo Epszteyn. Se sabe sí que los bonos fueron colocados en Luxemburgo (paraíso fiscal escenario de algu­nos de los paseos que emprende el jefe de Go­bierno por Europa) y que los responsables de negociarlos fueron las bancas Barclays Capital, BTG Pactual, Citi y Puente.

Ahora bien. La pregunta obvia es qué hace el jefe del PRO con la plata. Porque, según el propio Epszteyn, en la Ley de Presupuesto 2012 lo ingresado por el Bono Tango no consta, al menos formalmente, ni como financiamiento ni destinado a pagar la deuda pública, ni asigna­do a obras de infraestructura.
Otro misterio de los dueños de la «gestión».

DZ/km

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario