Tiempo en Capital Federal

17° Max 10° Min
Nubes dispersas
Nubes dispersas

Humedad: 72%
Viento: Noroeste 17km/h
  • Sábado 21 de Mayo
    Nubes dispersas12°   19°
  • Domingo 22 de Mayo
    Cubierto12°   18°
  • Lunes 23 de Mayo
    Cubierto13°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/05/2022 11:10:20
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Nacho Gadano: Todos los sueños de Fernando Pessoa

A partir de la muerte de un amigo, el actor concibió A lo mejor sería feliz, un espectáculo musical basado en “Tabaquería” y otros textos del poeta portugués.

Por Roberto Durán
Email This Page
nacho_gadano

No soy nada. Nunca seré nada. No puedo querer ser nada. Aparte de esto, tengo en mí todos los sueños del mundo.” Así comienza el famoso poema “Tabaquería”, del portugués Fernando Pessoa. A casi 80 años de su muerte, esas palabras –una declaración de vida– no pierden vigencia.

Nacho Gadano decidió hacer un espectáculo poético-teatral con ese poema, a partir de una experiencia dolorosa, cuando un amigo suyo que lo tenía como texto de referencia falleció y sus íntimos le rindieron un homenaje en el que, claro, leyeron el famoso texto. A partir de esas emociones, el actor decidió montar el espectáculo A lo mejor sería feliz, con dirección de Valeria Ambrosio y la actuación en vivo del pianista Gonzalo Carrizo.

No es la primera vez que la obra de Pessoa inspira para crear. El genial compositor brasileño Tom Jobim convirtió en música el poema “El río de mi aldea” –“El Tajo es más bello que el río que corre por mi aldea pero el Tajo no es más bello que el río que corre por mi aldea porque el Tajo no es el río que corre por mi aldea”. La cantante Dulce Pontes hizo lo propio con el poema “El infante”. Y la argenmex Liliana Felipe adaptó y musicalizó también “Tabaquería”.

¿Cómo llegaste a Pessoa?
Me vino desde un lugar muy íntimo y afectivo, a través de un amigo que ya no está. Él tenía a “Tabaquería” como su texto de cabecera, como una especie de tratado, como una Biblia laica. Cuando murió, a modo de despedida, se me ocurrió leer el texto. Todo fue revelador. A partir de esa experiencia y de la emoción que sucedió… Pensé en mi amigo, en el texto y en Pessoa, y se me ocurrió la posibilidad de hacer algo teatral.

¿Ya eras lector del poeta portugués?
A mí me marcó mucho el Libro del desasosiego. Cuando me encontré con la idea del show, pensé sólo en decir “Tabaquería”. Después se me ocurrió sumarle música y canciones. Empecé a cantar entre una frase y otra y asociar distintos géneros de música.

Fuiste armando una dramaturgia a partir del poema.
Claro. Comencé separando los versos, cambiándolos de lugar para ponerlo en segunda persona, en boca de una actriz que también canta. Luego, agregué otros poemas de Pessoa que venían bien para armar mejor el cuento. “Tabaquería” cuenta la historia de un tipo que mira por la ventana y piensa en voz alta. Los poemas que agregué tienen más que ver con relaciones amorosas.

¿Qué dificultades encontraste para crear un mundo teatral a partir de un texto literario?
En realidad, “Tabaquería” es un texto muy teatral, lleno de imágenes, así que no fue tan complicado trabajar sobre su teatralidad. Quizá la idea más compleja fue hacer el montaje y pensar un musical. Los textos están musicalizados y hay mucha música ambiente que genera distintos climas. Fue un proceso largo, con Gonzalo Carrizo, que me ayudó a armar el mundo musical de Pessoa. También fue muy pensada la decisión de incorporar a una mujer que diga textos escritos por un hombre en primera persona. Fue fuerte, potente y revelador, como si Pessoa se desdoblara en una mujer que le habla.

Además de “Tabaquería”, estás con los ensayos de A Electra le sienta bien el luto, que se dará en el San Martín con dirección de Robert Sturua. ¿Cómo es la experiencia de ser dirigido por el georgiano, que es una celebridad del teatro mundial?
Es curioso porque estoy haciendo “Tabaquería” en el Centro Cultural de la Cooperación y me cruzo al frente, al San Martín, para los ensayos de la otra obra. Sturua es una figura del teatro mundial y me siento muy privilegiado de trabajar con él. Son esas cosas que a los actores nos pasan de vez en cuando. Simplemente me dedico a disfrutar de un proceso de ensayo muy intenso y muy enriquecedor, junto a Leonor Manso, Paola Krum, Diego Velázquez, Germán Rodríguez y otros compañeros. Me pasa lo mismo en “Tabaquería” con Valeria Ambrosio, una directora exquisita con la que es un placer trabajar.

En pocas palabras

• Los sábados, a las 23, en el Centro de la Cooperación (Corrientes 1543).
• Actúa Agustina Quinci, dirige Valeria Ambrosio y ejecuta en vivo el pianista Gonzalo Carrizo.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario