Tiempo en Capital Federal

29° Max 19° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 41%
Viento: Nordeste 21km/h
  • Martes 19 de Enero
    Parcialmente nuboso23°   32°
  • Miércoles 20 de Enero
    Despejado24°   30°
  • Jueves 21 de Enero
    Despejado22°   29°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Musicología del arrabal

La Orquesta Típica Agustín Guerrero funde vanguardia conceptual y tradición tanguera. Presentan XXI, su segundo álbum.

Por Juan José Relmucao
Email This Page

Ante el estereotipo del tanguero viejo-lobo-de-mar que agarra del hombro al imberbe y –con ese registro entre Café Fas­hion y Polémica en el bar– le dice “pibe, yo te voy a contar lo que es el tango…”, el director y com­positor Agustín Guerrero contes­ta con una sonrisa torcida de esas que se verían perfectas a la luz de faroles porteños. Es que Guerrero (26), músico desde niño y director desde los 17, acaba de editar jun­to a su Orquesta Típica XXI, un ál­bum instrumental que actualiza, discute y regenera el concepto de tango. Ya con el disco en mano, Guerrero charló con Diario Z so­bre lo que tiene para aportarle al género un combinado de músicos sub 30 que se proponen “reflejar la renovación del tango actual y dejar un signo de la época”.

¿Cómo surgió el concepto de XXI?

Inmediatamente después de Resur­gimiento (2011), nuestro debut de un sonido más tradicional, empecé a incorporar música contemporá­nea de vanguardia a lo que venía­mos tocando. Más allá de tradu­cir las influencias de autores como Debussy y Ravel al lenguaje del tango, nos interesó incluir obras de jóvenes compositores argenti­nos. Por eso en el disco se pueden encontrar, arreglados según el so­nido de la orquesta, obras de Die­go Schissi, Pablo Agri, Sonia Posetti, Os­valdo Suárez, Nés­tor Ibarra, Fernando Otero y Silvina Shif­man, todos autores que están en pleno desarrollo de su obra. La intención es mostrar la lectura que los jóve­nes hacen del tango

En la orquesta tocan 14 músi­cos ¿cómo se logró que cada uno plasmara esa búsqueda?

Trabajar colectivamente para lo­grar la expresión que buscábamos fue lo más difícil. Todos los músicos tienen dos ensayos semanales. Uno general, en el que participa la or­questa, y uno por sección: cuerdas, bandoneones y base. Ahí se nota­ba que a veces alguno avanzaba más que otro y hubo que trabajar mucho esos ensayos para lograr un nivel uniforme. La primera vez que entramos en el estudio no sabía si íbamos cumplir nuestra expectati­va, pero con el tiempo se demos­tró que estábamos en un gran nivel conceptual y técnico y quedamos más que conformes con el resultado final.

El objetivo es lle­var al lenguaje del tango influen­cias de vanguar­dia, ¿hasta dónde se pueden estirar esos límites?

Uno como artista tiende a explo­rar constantemente y no compo­ne siempre desde el mismo lugar, así que quizá lo que digo ahora no lo sostenga de acá a diez años, pero hoy creo que, al menos en lo que respecta a la orquesta, des­pués de XXI no queda mucho es­pacio para experimentar sin salirse de los límites del género. En nues­tro caso, el disco refleja la máxima expresión de nuestra búsqueda.

Los puristas suelen negar esti­los renovadores como el de la OTAG. ¿Cómo se los refuta?

Se trata de pensar cuáles son los puntos que hacen que algo sea considerado tango. Me concentré en estudiar eso, llegué a ciertas conclusiones y me puse a crear. Básicamente, lo que determina qué género estás escuchando más allá de las notas y el acompaña­miento es el ritmo. Puedo hacer algo dodecafónico o atonal, pero si la esencia rítmica es la del tango, eso va a sonar a tango. En base a esa idea salió “Fragmentos” (tema que cierra XXI), que tiene cambios de compás y no tiene un centro tonal muy definido. Es como un experimento tanguero.

¿Cómo será la presentación en la Usina del Arte?

Además de tocar XXI entero y su­marle temas de nuestro disco an­terior, vamos a trasladar el arte de tapa y el diseño interior del disco hacia el escenario: espejos, luces y visuales van a aportar para que el concierto sea una experiencia in­tegral.

 

Orquesta Típica Agustín Guerrero presenta XXI. Domingo 31 a las 17.30 en la Usina del Arte, Caffarena 1. Gratis.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario